sábado, 08 agosto 2020
11:12
, última actualización
Toros

Un monumento en bronce para recordar a Diodoro Canorea

La comisión organizadora quiere emplazar la escultura junto a la de Curro Romero, en la esquina de la calle Antonia Díaz y el Paseo de Colón

20 feb 2020 / 09:54 h - Actualizado: 20 feb 2020 / 09:58 h.
"Ayuntamiento de Sevilla","Toros","Escultura","Hostelería","Ganadería","Real Maestranza"
  • La comisión promotora está formada en su mayor parte por antiguos novilleros que guardan un recuerdo afectuoso de Diodoro Canorea. / Andrés Alfonso Quiles
    La comisión promotora está formada en su mayor parte por antiguos novilleros que guardan un recuerdo afectuoso de Diodoro Canorea. / Andrés Alfonso Quiles

El monumento que recuerda la memoria del empresario Diodoro Canorea Arquero es una rotunda realidad. Se trata del resultado de un proceso –abanderado por el empresario José Luis Cabeza, el popular José Luis del Serranito- iniciado hace más de cinco años al que sólo le queda una guinda imprescindible: la elección y/o autorización del definitivo lugar de emplazamiento. Los promotores de la escultura, que llevan trabajando todo este tiempo movidos por el afecto y el recuerdo del recordado gerente de la empresa Pagés, tienen claro ese sitio, que no sería otro que la placita en la que se levanta el monumento de Curro Romero, junto al coso de la Maestranza.

La escultura, fundida en bronce, ha sido presentada este mismo miércoles en un multitudinario acto celebrado en la finca El Roque, solar de la ganadería de Soto de la Fuente. El evento, todo hay que decirlo, ha mostrado el poder de convocatoria de los organizadores. No faltaron toreros de la talla de Juan Antonio Ruiz ‘Espartaco’, Juan José Padilla, José Luis Parada, José Fuentes, Rafael Torres, Luis Parra ‘Jerezano’, Víctor Puerto o ganaderos como Eduardo Miura, Álvaro Domecq Romero, Victorino Martín, Aurora Algarra o José Murube, entre otros representantes de todos los estratos del mundo del toro. Eso sí: se echó en falta a sus familiares directos, aunque la empresa Pagés estuvo representada por su número dos, Pedro Rodríguez Tamayo.

Un monumento en bronce para recordar a Diodoro Canorea
José Luis del Serranito, promotor del monumento, logró reunir a un gran número de personalidades del mundo del toro en la finca El Roque. / Andrés Alfonso Quiles

El periodista Juan Belmonte fue el encargado de presentar el evento, definiendo la figura de Canorea como un personaje “muy humano, muy profesional y cercano a todo el mundo; era malo para él y sus negocios, y bueno para los demás. Siempre atendió a todo el que llegaba y nadie se quedó sin su oportunidad”. Era una definición que se adaptaba como un guante a los razonamientos de la comisión comandada por Serranito que, antes que empresario del ramo de la hostelería, fue novillero lleno de sueños junto a muchos de los miembros del grupo humano que ha alentado la realización de la escultura.

¿Dónde irá emplazado?

Las primeras intenciones de la comisión pasaban por ubicar el monumento dentro del recinto de la plaza de toros pero la Real Maestranza –propietaria del terreno- no terminó de encajar la iniciativa. Ahora se batalla por ubicarlo en la esquina del paseo de Colón y la calle Antonia Díaz, junto al monumento de Curro Romero. Ese emplazamiento sería competencia directa del Ayuntamiento de Sevilla. “Llevamos cinco años batallando para que este proyecto salga adelante. Queremos que se coloque en ese lugar porque merece el reconocimiento por lo que hizo por el mundo del toro y de la ciudad. Si no es en ese sitio, no merece la pena colocarlo. Es una pena que lleve cinco años tapados en casa del fundidor”, denunció José Luis del Serranito.

Un monumento en bronce para recordar a Diodoro Canorea
La escultura está fundida en bronce y es obra del creador Jesús Cuesta Arana, que ha retratado al recordado empresario a tamaño natural. / Andrés Alfonso Quiles

Hay que recordar que se trata de una obra del creador Jesús Cuesta Arana. El grupo escultórico retrata de cuerpo entero a Diodoro Canorea –fallecido en enero de 2000- junto a un inconfundible burladero de la plaza de la Maestranza y un cartel desplegado con los nombres de Joselito y Belmonte. Las dimensiones son de 2,20 metros de ancho por 1,70 metros de alto. “Es una obra muy compleja donde he intentado cuidar todo tipo de detalles para reflejar en el conjunto la mayor expresividad posible”, explicó hace cinco años el escultor en coincidencia con la presentación del molde de barro que inmortalizaba al recordado empresario manchego, que llegó a la gerencia de la plaza de la Maestranza por su matrimonio con Carmen Pagés. El monumento le presenta vestido con su traje y corbata habituales “en una pose y mirada relajada pero no exenta de fuerza expresiva”, según apuntaba el artista. El grupo escultórico ha sido fundido empleando la técnica de la cera perdida. La obra es una realidad. Ahora sólo queda emplazarlo...


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016