Menú

Vaivenes en las cuadrillas de cara a la temporada 2023

Morante, Luque o Manzanares han modificado la nómina de sus hombres de plata de cara a una campaña que tendrá distintos objetivos y planteamientos para cada matador

08 nov 2022 / 11:28 h - Actualizado: 08 nov 2022 / 11:32 h.
$hmKeywords_Schema
  • Numerosos subalternos cambiarán de jefe de filas de cara a la próxima temporada. Foto: Álvaro Pastor Torres
    Numerosos subalternos cambiarán de jefe de filas de cara a la próxima temporada. Foto: Álvaro Pastor Torres

Objetivos distintos para cuadrillas renovadas: Morante y Daniel Luque partirán en 2023 de presupuestos distintos para alcanzar también metas divergentes. En el caso del diestro de La Puebla, variando por completo el planteamiento de la campaña. Si en 2022 se trató de alcanzar el centenar de corridas adaptándose a todo tipo de circunstancias, en 2023 se escogerán cuidadosamente los paseíllos retrasando el comienzo de la temporada al Domingo de Resurrección en la plaza de la Maestranza.

Pero si Morante parte de una consagración absoluta, a Luque le toca ahora revalidar el excelente momento que atraviesa para consolidar su puesto en la primera línea del toreo y en los mejores carteles de la gran temporada. Son factores que podrían haber influido a la hora de escoger a sus hombres de plata -también de decantarse éstos por una u otra opción- además de tratar de dar nuevos aires a su contratación escogiendo a Juan Bautista como apoderado en sustitución de Carlos Zúñiga.

En la cuadrilla de Luque se queda Juan Contreras y se incorpora Iván García, que abandona las filas de Pablo Aguado y sustituye a Raúl Caricol en las filas del matador de Gerena. También es novedad Jesús Arruga incorporado en calidad de tercero, puesto en el que releva a Alberto Zayas que pasará a la cuadrilla de Morante de la Puebla. Luque ha agradecido en un comunicado la labor de Caricol que ha permanecido a sus órdenes desde la temporada 2015 destacando especialmente, además de su profesionalidad, “la amistad demostrada durante todo este tiempo”. A caballo permanecen Juan de Dios Quinta y José Manuel García ‘El Patilla’. Las espadas las seguirá sirviendo Sergio Durán, auxiliado por el ‘ayuda’ Alberto Pérez.

Morante, por su parte, mantendrá en sus filas al picador Aurelio Cruz, único de los montados que permanece por retirada de su hermano Cristóbal, que tendrá que ser sustituido. También se queda un fiel como Antonio Jiménez ‘El Lili’ además de Juan José Trujillo –la pieza más sólida del equipo- incorporándose el nombrado Zayas que, a su vez, sustituye a uno de los nombres que habían sido más estables en la cuadrilla del matador cigarrero: el del tercero Francisco Javier Sánchez Araújo, que se pasa a las filas de José María Manzanares. Su primo Juan Carlos Morante seguiría llevando el fundón de las espadas y, previsiblemente, el portugués Pedro Marques continuará haciéndose cargo de gestionar los asuntos de despacho.

El torero alicantino también ha modificado sustancialmente a su equipo a la salida de Mambrú, Duarte y Blázquez en la infantería y de Chocolate a caballo, que ya había sido relevado por Paco María a mitad de campaña haciendo tanda con Óscar Bernal, único nombre sobreviviente del defenestrado conjunto de subalternos. Los tres nuevos banderilleros serán Abraham Neiro ‘El Algabeño’ –que sale de la cuadrilla de Juan Ortega- Diego de Vicente y el nombrado Araújo, ex de Morante. Se mantienen el mozo de espadas y el ayuda de siempre: Javier Limón y Repiso.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos