viernes, 23 abril 2021
01:26
, última actualización

Vox vuelve a entrar en la escena taurina

La formación de Abascal demanda a la Junta que favorezca la celebración de corridas de toros abriendo las plazas al 50% de su aforo mientras crece la inquietud de los aficionados sevillanos

24 mar 2021 / 11:30 h - Actualizado: 24 mar 2021 / 11:32 h.
"Toros"
  • Vox vuelve a entrar en la escena taurina

TAGS:

La celebración del ciclo taurino que ha preparado la empresa Pagés para la plaza de la Maestranza sigue pendiendo de un hilo. Las taquillas están abiertas; los carteles impresos; los toros y toreros anunciados... pero los festejos sólo podrán celebrarse si las condiciones sanitarias propician la apertura del coso sevillano al 50% de su capacidad. Es la línea roja que ha marcado Ramón Valencia para asumir la viabilidad económica del espectáculo aunque los últimos datos y las restricciones impuestas por las autoridades andaluzas en la inminente Semana Santa no son precisamente una invitación al optimismo.

En esa tesitura, el grupo parlamentario de VOX, a través de Benito Morillo, portavoz en la Comisión de Presidencia, Administración Pública e Interior, ha instado al gobierno que preside Juanma Moreno a “asumir su responsabilidad y garantizar la celebración de espectáculos taurinos en Andalucía con un 50% del aforo ante el inminente inicio de la temporada taurina en base a las peticiones de todas las partes representadas en el sector”.

Así lo explica la formación de Abascal en un comunicado que recoge la reunión mantenida por el propio Morillo, acompañado del parlamentario Eugenio Moltó, con el secretario general de Interior y Espectáculos de Andalucía, Miguel Briones, afirmando que “resulta imposible la celebración de corridas de toros en la región andaluza si la administración regional mantiene su pretensión de establecer como norma fundamental la separación de 1,5 metros entre espectadores, porque en opinión del sector haría inviable desde todo punto de vista la celebración de espectáculos taurinos en Andalucía”. Briones ya se pronunció al respecto, con absoluta diplomacia, en la presentación del cartel de Julian Schnabel que anuncia esta hipotética temporada señalando que “será la evolución de la propia pandemia la que determine cuándo, cómo y porqué viviremos el toreo en la ciudad de Sevilla”.

Morillo considera que la postura del gobierno andaluz “hace un daño irreparable” al mundo de la Tauromaquia atendiendo a su importancia social, cultural y económica y la especial situación de desprotección en la que se encuentran todos los actores del espectáculo: toreros, empresas y ganaderos. De la misma forma, el parlamentario de VOX, más allá de reclamar ese 50% de aforo que se habría convertido en la piedra de toque de muchas empresas taurinas para reabrir sus plazas, propone un PCR negativo para el público e incluso que “puedan acudir unidades familiares a los espectáculos”. El mismo portavoz aboga por la calidad del público taurino explicando que “tradicionalmente ha mostrado siempre su civismo y sería además un agravio comparativo con respecto a otros españoles cuyas administraciones regionales han establecido normas como las que proponemos”.

Hasta después de Semana Santa

En cualquier caso, habrá que esperar al paso de la Semana Santa para que la empresa Pagés ponga encima de la mesa de las autoridades sanitarias y gubernativas de la Junta de Andalucía el plan de contingencia para la plaza de la Maestranza. En torno al 8 de abril –el asunto no podría demorarse mucho más- llegará el definitivo pronunciamiento para autorizar, o no, la apertura del coso del Baratillo a la mitad de su aforo. Hablamos de poco más de 5.000 localidades que se reducirían drásticamente –unos 1.500 asientos según los cálculos del propio empresario si se aplicara esa separación de metro y medio entre espectador y espectador que rige actualmente. Esos parámetros son los que se han aplicado para el taquillaje de la corrida de toros, organizada por José María Garzón, que se celebrará en Morón de la Frontera este mismo Domingo de Ramos. Serán poco más de 1.000 espectadores los que puedan entrar en la plaza para presenciar un espectáculo que sólo ha podido ser puesto en pie con la colaboración de todos sus actuantes –se anuncian Daniel Luque y Ginés Marín para estoquear seis toros de ganaderías sevillanas- y el concurso de Canal Toros.

¿Habrá plan B?

En cualquier caso, la Junta ya había filtrado a la prensa especializada su “preocupación” por la deriva de los acontecimientos. De la misma forma, se había sugerido a Ramón Valencia la puesta en marcha de un plan B atendiendo a los acontecimientos más previsibles. En la rueda de prensa de presentación de los carteles, Valencia negó que contara con ese plan B pero sí admitió que una salida al previsible atolladero –en el probable caso de no poder celebrar los festejos previstos en primavera- sería ampliar la Feria de San Miguel con un indeterminado número de corridas de toros.

No hace falta recordar que Santiago Abascal, presidente de VOX, es íntimo de Morante, que ha llegado a sufrir ataques y pintadas en su propia casa por su filiación política. El diestro de La Puebla, que está anunciado cuatro tardes en Sevilla, no ha tenido empacho en subirse a un coche para hacer campaña por la formación derechista y ha sido habitual en sus mítines y concentraciones. Morante, además, fue uno de los catalizadores del famoso vídeo en el que al lema de “la reconquista comenzará por tierras andaluzas” se contemplaba al propio Abascal cabalgando junto al torero después de una carrera de galgos en la finca que el torero posee cerca de la localidad de El Cuervo. Ese montaje, que se viralizó inmediatamente a través de las redes sociales, fue uno de los primeros golpes de efecto de una formación que acabó siendo clave para la gobernabilidad de Andalucía después del acuerdo alcanzado entre el Partido Popular y Ciudadanos.


Edictos en El Correo de Andalucía