sábado, 22 abril 2017

Castaño: «El consejo del Betis está vendiendo un mundo idealizado y fantástico»

El exconsejero asegura que no propondrá que se vote el cese del consejo «por beticismo y responsabilidad», para «no descabezar el club en enero», pero es muy crítico con su gestión: «Las cuentas son ficticias. Siendo mala la gestión deportiva, la económica es peor», dice

30 dic 2016 / 08:30 h - Actualizado: 29 dic 2016 / 22:23 h.
  • Castaño: «El consejo del Betis está vendiendo un mundo idealizado y fantástico»
    Manuel Castaño afirma que irá a la junta, pero no propondrá el cese del consejo / Pepo Herrera

Uno de los principales accionistas individuales del Betis es Manuel Castaño, exconsejero con Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver. Los títulos del abogado rondan el 5%, así que su voto podría ser clave junto al de Farusa (19,96%) para forzar que se vote el cese del actual consejo de administración. No lo hará, según aseguró ayer en declaraciones a este periódico, «por beticismo y responsabilidad», pero sí votará en contra de la integración del baloncesto, la gestión del órgano de gobierno y las cuentas. «Siendo mala la gestión deportiva, la gestión económica es peor», denuncia Castaño, que hará uso de su derecho de palabra en la sala, como hace en cada junta.

«El Betis tiene un pasivo corriente de 46,3 millones de euros a 30 de junio de 2016, pero también tiene un pasivo no corriente de 11,5 millones por la obra del Gol Sur más los 20 millones que se ha gastado en los fichajes, así que el pasivo total es de 77,8 millones a 30 de diciembre», explica Castaño. «Las cuentas son ficticias. Es ficción contable», añade. El motivo, en su opinión, es que «incluyen la venta de N’Diaye, que se hizo el 8 de julio, en el ejercicio 15-16». «Si no contasen esa venta, no tendrían liquidez para sacar unas cuentas positivas y el resultado sería de 8 millones de euros negativos», apostilla.

El análisis de los números que los gobernantes del Betis pusieron a disposición de los accionistas hace semanas empuja a Castaño a asegurar que «el mundo que vende el consejo es un mundo idealizado, idílico y fantástico». «Los consejos judiciales y el consejo actual han firmado 70 futbolistas, de los que 69 no han servido. Entre fichajes y directores deportivos se han gastado 120 millones de euros y el único jugador que se revalorizó fue N’Diaye», lamenta.

El letrado votará en contra de todo pero también aclara que no propondrá que se vote la salida del actual consejo de administración. «No voy a pedir el cese del consejo por beticismo y responsabilidad. No voy a dejar descabezado al club», dice Castaño, en alusión a las operaciones para reforzar el equipo en el mercado de enero. Ahora bien, «el consejo debe arreglar en enero el desastre que hizo en verano», advierte. «No pasa nada por reconocer que se han equivocado, la autocrítica es buena», agrega el exdirectivo. «La planificación fue mala, están haciendo daño al Betis deportiva y económicamente y hay que exigir responsabilidad no sólo al consejo, sino a todos los béticos», sentencia.

La ejecución de la opción de compra de las acciones del Baloncesto Sevilla tampoco convence a Castaño, que alega razones económicas e incluso deportivas. «El baloncesto no gusta a los béticos y no es el fin social del Betis. Además, he estado mirando las cuentas y la Caixa ha perdido dinero todos los años. Quieren cargar al Betis 3,5 millones al año a cambio de nada, sólo para dar publicidad a Energía Plus», opina Castaño.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016