domingo, 23 septiembre 2018

El Betis no arranca (0-0)

LA CRÓNICA. El conjunto verdiblanco debió ganar al Alavés, pero la puntería y Pacheco lo evitaron a pesar de una magnífica primera parte. En la segunda, el equipo de Setién ofreció otra versión peor y debe agradecer el empate a Pau López

25 ago 2018 / 17:42 h - Actualizado: 25 ago 2018 / 21:46 h.
  • Junior cae al césped entre Wakaso y Martín / Efe
    Junior cae al césped entre Wakaso y Martín / Efe

El Betis 2018-19 no termina de arrancar. En dos jornadas, un punto y cero goles a favor. Ante el Alavés mejoró la versión que había ofrecido en el debut, sobre todo en una primera parte de un alto nivel futbolístico, pero ser muy superior a su oponente no halló traducción en el marcador por su falta de puntería y el tino de ese buen portero que es Pacheco. En la segunda mitad, esa superioridad no fue tanta y, aunque todavía generó un par de ocasiones dignas de acabar en gol, también debe dar las gracias a Pau López, que igualó el duelo de guardametas y frustró todos los intentos del anfitrión, en especial uno de Twumasi en el minuto 89.

La puesta en escena del Betis en Mendizorroza fue muy buena. Lejos de las interminables y estériles posesiones que amontonó frente al Levante, el equipo verdiblanco optó esta vez por un fútbol mucho más directo, pero no a base de pelotazos en largo por encima de los centrocampistas, sino con el balón siempre al pie, sólo que con bastante más velocidad y verticalidad que ocho días antes. Hubo un par de factores clave en esa patente mejoría en la circulación, que duró toda la primera parte. Por un lado, el doble pivote dibujado por Setién con Guardado en línea con William Carvalho. Y por otro, y sobre todo, la actividad y calidad de Canales entre líneas. A decir verdad, el esquema inicial del Betis puede ser descrito con un 3-4-3, con los laterales a la altura de los organizadores y Canales más Inui muy cerca de Loren cada vez que el esférico estaba en su poder. Y en defensa casi no variaba, porque el Alavés, para ser sinceros, atacó poco y con escaso peligro.

Este buen Betis también fue mucho más veloz que en la primera jornada a la hora de amenazar al portero enemigo. De hecho, en los cuatro primeros minutos ya había cosechado el mismo número de ocasiones claras que protagonizó en la jornada inaugural. La primera, en el 2’, fue de Francis, que chutó al muñeco tras una muy buena jugada que nació en la izquierda y acabó por el otro flanco con una asistencia de Inui al lateral; en el rechace, Loren fue incomodado por un defensa. La segunda fue en el 4’: Guardado, habilitado por Loren tras un robo del delantero en la zona defensiva rival fruto de la presión de Canales, también se topó con Pacheco. Poco después hubo un posible penalti por manos en un saque de esquina, pero el árbitro del VAR consideró que no había nada a pesar de que la postura de Laguardia al despejar con el antebrazo no era precisamente ortodoxa.

Excepto en algunos tramos, esa primera parte fue puro dominio del Betis, al que quizá le faltó equilibrar sus fuentes de peligro con una mayor participación de Francis. Pero en defensa no hubo sufrimiento alguno para Pau López, que apenas intervino para blocar un par de balones aéreos. Los tres remates del Alavés (dos de Sobrino y uno de Ibai) tuvieron un nulo grado de puntería. Los verdiblancos, por su parte, también se aproximaron menos a Pacheco tras ese fulgurante inicio, pero aun así dispusieron de otra oportunidad muy clara, un remate franco de Inui que se marchó por poco tras una gran jugada entre Carvalho y Canales (30’). El cántabro fue el líder ofensivo de los heliopolitanos, aunque en su debe consta un peligrosísimo contragolpe que generó él mismo con un robo pero que también estropéo no pasando el esférico ni a Loren ni a Inui. Y cuando él se apagó, el Betis también lo hizo.

El guion del encuentro cambió bastante en la segunda mitad. Que Jony chutase alto cuando apenas se habían jugado 25 segundos ya fue un indicio, aunque Loren dispusiera de otra oportunidad muy decente a los tres minutos, pero su remate fue tan horrible como esperpéntico el despeje de Duarte. Unos segundos después, de nuevo Jony probó a Pau López tras una jugada que debió ser mejor defendida por el Betis; el meta atajó bien el zurdazo, acto seguido se equivocó en el saque y sin solución de continuidad evitó que Duarte marcase desde muy lejos. Esa doble intervención también fue un augurio de quién sería el principal protagonista verdiblanco en el segundo parcial.

El caso es que el Betis de ese acto se pareció poco al del anterior. Fue un Betis más impreciso, víctima de cierta inseguridad y alguna que otra pérdida de William Carvalho, y huérfano de Canales, quizás desgastado por el esfuerzo del primer tiempo o quizá mejor tapado por la defensa alavesista. Y también fue un Betis menos profundo, aunque el buen trabajo de Loren le permitió generar alguna que otra ocasión. La más clara fue para Sanabria, recién entrado en el césped en el lugar de Inui, pero el paraguayo no aprovechó la peinada de su compañero y se equivocó en el mano a mano con el portero; debió chutar a la primera y no intentar sortearlo.

Con el dominio más repartido, con el Betis aparentemente más cansado, el fútbol más incisivo en ese último tramo correspondió al Alavés, que además encontró una vía de agua por la banda que presuntamente tapaba Francis. El malagueño, en realidad, no pudo jamás con Jony y debe dar las gracias a Mandi, que le hizo un par de coberturas que fueron puro oro. En todo caso, Pau López terminó sufriendo más de lo que se podía imaginar. En el 66’, Wakaso largó un zurdazo imponente y el balón se marchó fuera por no mucho. En el 73’, Manu García intentó superarlo desde la frontal del área pero no pudo. Y en el 89’, la jugada del partido: carrerón de Tsumasi tras un saque de Pacheco y derechazo que el portero bético desvió in extremis con una espléndida estirada. El Betis, que a esas alturas ya llevaba un buen rato con Tello como lateral derecho y Boudebouz en lugar de Carvalho, sólo inquietó ya a Pacheco en la única aparición de Canales en toda la segunda parte (77’): el cántabro mandó el balón al hueco pero el punterazo de Loren no sobrepasó al buen meta babazorro, que después también desvió un peligroso zurdazo de Tello (82’).

DEPORTIVO ALAVÉS: Pacheco; Martín, Laguardia, Maripán, Duarte; Ibai, Wakaso, Manu García, Jony (Twumasi, m. 86); Sobrino (Burgui, m. 72) y Borja Bastón (Guidetti, m. 63).

REAL BETIS: Pau López; Francis (Tello, m. 75), Mandi, Bartra, Feddal, Junior; Guardado, William Carvalho (Boudebouz, m. 81); Canales, Inui (Sanabria, m. 60) y Loren.

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Amonestó a Bartra (23’), Wakaso (40’), Manu García (46’) y Martín (70’).

Incidencias: 2ª jornada de Liga. Mendizorroza, 18.221 espectadores.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016