lunes, 10 diciembre 2018

Puntos que eviten cábalas

El equipo verdiblanco lleva más de tres meses sin ganar en casa, desde que el 4 de octubre lo hizo ante el Dudelange luxemburgués por 3-0 en competición europea

28 nov 2018 / 12:55 h - Actualizado: 28 nov 2018 / 17:01 h.
  • El entrenador del Real Betis, Quique Setién (4i), junto a sus jugadores durante el entrenamiento oficial que ha tenido lugar esta mañana en el estadio Benito Villamarín de Sevilla, donde mañana se enfrentan al Olimpiacos en la 5ª jornada de la Fase de Grupos de la Liga Europa. EFE/Julio Muñoz
    El entrenador del Real Betis, Quique Setién (4i), junto a sus jugadores durante el entrenamiento oficial que ha tenido lugar esta mañana en el estadio Benito Villamarín de Sevilla, donde mañana se enfrentan al Olimpiacos en la 5ª jornada de la Fase de Grupos de la Liga Europa. EFE/Julio Muñoz

TAGS:

Betis y Olympiacos griego dirimirán este jueves en el Benito Villamarín (18.55 horas) un duelo en el que buscarán sumar los puntos que certifiquen o consoliden sus opciones de clasificarse para los dieciseisavos de final de La Liga Europa y evitar así las cábalas e incertidumbres de la última jornada.

El Betis lidera el Grupo F con ocho puntos por los siete de Milán y Olympiacos, por lo que los puntos en disputa en el Villamarín se antojan claves para ambos equipos para dejar sus opciones en manos propias en el penúltimo encuentro de esta fase y depender de sí mismos en el último.

Los de Quique Setién llegan al encuentro con todo a favor para lograr una clasificación directa y lo hacen, además, con el imperativo de mejorar su imagen e irregularidad ligueras, competición en la que los pupilos del cántabro alternan luces como la victoria a domicilio ante el Barcelona con sombras como la última derrota ante el Villarreal.

De hecho, el equipo verdiblanco lleva más de tres meses sin ganar en casa, desde que el 4 de octubre lo hizo ante el Dudelange luxemburgués por 3-0 en competición europea, por lo que es consciente de la importancia de dar una satisfacción a su incondicional afición.

Los béticos certificarían su pase a dieciseisavos en caso de victoria y, dado el previsible resultado del Milan ante el Dudelange, dejarían para la última jornada de esta fase ante la cenicienta del grupo su posibilidad de ser primero o, en caso de empatar o no puntuar ante los griegos, apurar sus opciones de clasificarse.

Quique Setién cuenta con toda su plantilla para su vuelta a la competición en la que está mostrando su cara más regular una vez que ha recuperado al central brasileño Sidnei Rechel, quien se perdió por lesión el último partido liguero, lo que le abre el abanico de posibilidades de rotar en el eje de su zaga.

El cántabro podría dar paso en la portería a Joel Robles en lugar del internacional Pau López y en el lateral diestro a Cristian Tello o Antonio Barragán, mientras que en el resto de la defensa mantendría a los centrales Mandi, Bartra y Feddal, con la opción de Sidnei; y en el costado zurdo, al dominicano Júnior Firpo.

La medular suele ser la zona en la que el técnico más recurre a sus jugadores franquicia, como son los casos del portugués William Carvalho, el mexicano Andrés Guardado, el argentino Giovani Lo Celso y Sergio Canales, quien descansará forzosamente por sanción en la próxima jornada liguera y que está apercibido y a una tarjeta en Liga Europa.

Más variaciones podría haber en la punta del ataque, en la que Sergio León, Loren Morón y Tonny Sanabria se disputan un puesto, mientras que nombres como el capitán Joaquín Sánchez, el japonés Takashi Inui, el argelino Ryad Boudebouz y el mediocentro Javi García podrían tener sus opciones en el centro del campo.

Pese a tener la clasificación en la mano y su proclividad a las rotaciones para gestionar su plantilla, Setién deberá salir con lo mejor para certificar el pase, disipar dudas y críticas por su irregularidad liguera y ganar, además de prestigio, tranquilidad para centrarse en enderezar la trayectoria de su equipo en la competición doméstica desde el próximo domingo ante la Real Sociedad.

Enfrente, el Betis tendrá a un clásico en competiciones europeas, que está clasificado en tercera posición en la Superliga griega tras once jornadas y que llega al Benito Villamarín con la moral alta después de su victoria en el descuento de este domingo contra Atrómitos de Atenas (segundo en la clasificación) en la cancha de su rival.

Los rojiblancos, que han acudido a Sevilla acompañados por unos 2.000 seguidores, deben evitar a toda costa la derrota para tener posibilidades reales de clasificarse y, en caso de perder, deberían ganar en casa al Milán durante la próxima jornada, con 2-0 o una ventaja de al menos tres goles.

El entrenador del Olympiacos, el portugués Pedro Martins, cuenta con las bajas por lesión del defensa Yassine Meriah y las de los delanteros Lázaros Jristodulópulos y Ahmed Hassan, mientras que el hasta ahora lesionado Kostas Tsimikas se ha podido recuperar de su problema en la rodilla y se encuentra a disposición del técnico.

Martins efectuará al menos un cambio en la alineación del pasado domingo, pues dejó en Atenas a Dimitris Manos, el delantero centro en el partido contra el Atrómitos, a quien probablemente sustituirá el toledano Miguel Ángel Guerrero; y tampoco se excluyen otros en el centro, con la participación de Bibras Natkho o Andreas Bujalakis.

Alineaciones probables:

Real Betis: Joel Robles; Tello, Mandi, Bartra, Feddal, Júnior; Carvalho, Guardado, Lo Celso, Canales; y Tonny Sanabria.

Olympiacos: Sá, Torosidis, Kutris, Cissé, Vúkovic, Guilherme, Camará, Nahuel, Fortunis, Podense, Guerrero

Árbitro: Sergei Karasev (Rusia)

Estadio: Benito Villamarín.

Hora: 18.55 (17.55 GMT). EFE


Todos los vídeos de Semana Santa 2016