miércoles, 17 julio 2019

Semana clave para el Betis... una vez más

Las plataformas esperan para este lunes el borrador del contrato de compraventa de las acciones de Lopera. El plazo expira a las ocho de la tarde. Si no hay acuerdo, el club deberá esperar a la junta de accionistas, al Mercantil, a la Audiencia Provincial... o al juicio contra Lopera en 2017

24 oct 2016 / 09:00 h - Actualizado: 24 oct 2016 / 09:25 h.
  • Algunos de los protagonistas: López Catalán, Haro, Tirado, Galera y, por supuesto, Lopera / Manuel Gómez-José Luis Montero
    Algunos de los protagonistas: López Catalán, Haro, Tirado, Galera y, por supuesto, Lopera / Manuel Gómez-José Luis Montero

Hay muchas posibilidades de que el aficionado bético esté harto de escuchar que la semana que se le avecina a su club o su equipo es clave, fundamental, vital y cuantos adjetivos sirvan para recalcar la trascendencia de las cosas, pero la que empieza hoy tiene ganados esos calificativos de antemano. Y no es por el partido contra el Espanyol, que también. Lo es, sobre todo, por esa negociación entre el consejo de administración y Manuel Ruiz de Lopera para el traspaso del 51,34% del capital social de la entidad, incluido el 31,38% que el Juzgado de lo Mercantil número 1 suspendió cautelarmente. O lo debe de ser, porque hasta ahora no pasa de probabilidad.

Esta tarde, a las 20.00 horas para ser exactos, expira el plazo de ‘cortesía’ para que Lopera envíe al Betis la propuesta de contrato de compraventa para que el club, a su vez, se la remita al resto de partes. Y hay expectación entre algunas de ellas, como Por Nuestro Betis y Béticos por el Villamarín, por ver si los abogados de Montero Aramburu recogen por escrito los principios de acuerdos verbales que se establecieron hace ya algunas semanas. Expectación e incertidumbre, como no puede ser menos cuando la figura de Lopera anda por medio.

En este punto de los contactos se da por hecho que Oliver está encantado de la vida con lo que ganará (unos 7 millones de euros) y sólo falta por ver si Lopera acepta los otros 10 millones. Hace poco menos de un año, cuando la negociación corrió a cargo de Juan Carlos Ollero, el principio de acuerdo sólo era de unos 1,7 millones para el expresidente. La cantidad es mucho mayor ahora porque en estos meses ha habido algunas sentencias judiciales que no han sido tan contundentes contra Lopera como preveían quienes los denunciaron. Por ejemplo, la de la culpabilidad del concurso de acreedores del club, que lo inhabilitó pero no le impuso ningún castigo económico.

La semana pasada, PNB dio un ultimátum a Lopera pero luego rectificó y explicó que la «presión» de su presidente, José Antonio Tirado, sobre el poderoso bufete que defiende al expresidente le permitió obtener ese compromiso de que la documentación estaría hoy en su poder. BXV, por su parte, convocó una asamblea hace once días porque las partes habían acordado que el despacho de Lopera le mandaría entonces la propuesta de compraventa. Como no fue lo que ocurrió, la reunión fue aplazada. Y así hasta hoy...

Si Lopera manda el borrador pero, a pesar de todo, no hay acuerdo, el futuro del Betis quedará a expensas de lo que ocurra en la junta anual de accionistas, en diciembre. O de lo que decida el Mercantil sobre la propiedad de ese 31% del capital social, un caso pendiente de sentencia desde hace meses. O de lo que decida la Audiencia Provincial sobre el recurso contra la suspensión cautelar de esas 36.869 acciones cuya propiedad se le discute a Lopera. Y en el horizonte, igual de decisivo pero más lejano también, continúa vivo ese juicio contra Lopera por los presuntos delitos de apropiación indebida y administración desleal. El problema es que empezará en abril de 2017, acabará en octubre y después, lo de siempre: recursos y más recursos, igual a más años de provisionalidad.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016