jueves, 30 marzo 2017
Primera División

A Leicester en un mar de dudas (1-1)

El Sevilla cede un empate en casa tras un mal partido de su versión B mientras la mayoría de sus figuras descansaba. Jovetic marcó y Franco Vázquez vio cómo el árbitro le anulaba un gol legal.

11 mar 2017 / 18:29 h - Actualizado: 11 mar 2017 / 21:02 h.
  • A Leicester en un mar de dudas (1-1)
    Jovetic, autor del tanto del Sevilla, se lamenta tras una ocasión. / Manuel Gómez

En un mar de dudas. Así llegará el Sevilla al decisivo encuentro del próximo martes de Liga de Campeones contra el Leicester, la competición donde en estos momentos están depositadas las mayores esperanzas de club y afición después de que el equipo de Jorge Sampaoli haya frenado en su lucha por el título liguero. Ese Sevilla fuerte física y mentalmente que se vio hasta hace poco debe reaparecer cuanto antes. Frente al Leganés apareció algo así como una versión B, ya que la mayoría de los grandes referentes del equipo no estaban sobre el césped o estaban en la grada, aunque esto no puede excusar a los que futbolistas que sí jugaron ante un Leganés que pudo ganar en un Sánchez-Pizjuán inquieto.

Nasri, Nico Pareja, Mercado y Vitolo (el único por obligación, al estar sancionado) fuera de la lista; N’Zonzi, Escudero, Iborra, Ben Yedder inicialmente en el banquillo... Sampaoli no se cortó a la hora de dosificar a sus efectivos con vistas al martes. Hombres de enorme peso específico necesitados de respiro, físico y mental, en un momento clave de la temporada por lo mucho que hay en juego. Entre eso y la temperatura (más de 25 grados a la hora del encuentro), la tarde invitaba a la paciencia en espera de que el acierto arriba y la solidez atrás pudiesen marcar diferencias ante un Leganés serio, trabajador y con mucho peligro arriba.

Y a fe que pudo darla incluso ganando. La pésima puesta en escena de esta versión B del Sevilla, con una defensa de cinco que se tambaleó al oír el pitido inicial y serios problemas a la hora de sacar la pelota, pudo costar muy cara a los de Nervión.

La sucesión de pérdidas por parte de Carriço, Lenglet, Kranevitter, Franco Vázquez, Montoya y compañía se tradujo en desventaja en el marcador muy pronto. Segundos después de que Sergio Rico rechazase la pelota tras un libre directo de Gabriel, el brasileño puso al Leganés por delante con un gran gol de tacón a centro de El Zhar (3’).

En pleno desconcierto, con los jugadores del Sevilla llegando tarde a los balones divididos, sin soluciones para sacarlo en corto y recurriendo como última opción al juego directo, la banda izquierda se convirtió en un coladero. Sarabia, valioso por momentos en ataque con su calidad, dejó demasiado solo a Lenglet. Internándose por esa zona, Luego le ocurriría a él mismo cuando el central fue relevado.

El Zhar pudo dar un nuevo giro de tuerca al partido, pero perdonó de forma increíble el 0-2 disparando fuera solo ante Rico (10’). Sucedió tres minutos antes de que Mantovani rematase a las manos del portero en una jugada de estrategia donde los nervionenses se durmieron, una vez más.

Viendo el inquietante panorama, el 0-1 era un buen resultado para el Sevilla, en el que un cabezazo de Correa en buena posición fue el único argumento... antes de que la balanza comenzara a equilibrarse por un rato. Jovetic se mató para tirar del carro un día más. Primero cabeceó desviado, luego disparó centrado y antes del descanso firmó el gol del empate tras batir con maestría a Herrerín en una pared con Vázquez (42’). Gran gol, nacido del talento de dos futbolistas que sufrieron pero encontraron espacios cuando el calor y el esfuerzo pasó factura a la presión del Leganés. Incluso, el argentino, que terminó desfondado, vio cómo el colegiado le anulaba un gol por fuera de juego tras rematar con el pecho un buen centro de Correa (32’). Estaba en línea al rematar.

El 1-1 permitió al Sevilla marcharse al descanso aliviado. Fue entonces cuando Sampaoli decidió mover ficha: quitó a Lenglet y a Montoya -poca cosa ofreció- y dio entrada a N’Zonzi y a Vietto para jugar con dos centrales y un delantero que echara una mano a Jovetic, el mejor del equipo, demostrando por qué es el refuerzo invernal más brillante del fútbol español. Nada que ver con un Vietto al que siguen sin salirle las cosas pese a su empeño.

Poco a poco, el Sevilla se hizo con el control de la pelota, aunque el Leganés le puso en jaque a base de contragolpes. Guerrero (remate fuera de milagro en otro despiste defensivo) y Luciano (vaselina que se marchó desviada) tuvieron el 1-2.

Salió al campo Iborra por Vázquez. Más fuerza para el centro del campo, nuevos recursos ofensivos. Lo que hiciera falta, en definitiva, para sacar adelante un partido que los futbolistas reservados por el técnico veían desde la grada mientras hasta N’Zonzi se contagiaba de las imprecisiones y de un juego enloquecido que no desapareció nunca.

El punto obtenido no es el mejor botín para luchar por los primeros puestos de la Liga, donde urge ver la mejor versión de este Sevilla de Sampaoli que atraviesa un momento difícil a tres días de jugarse el ser o no ser en la Champions ante el Leicester. Allí, no cabe otra que rescatar la mejor versión y demostrar que este proyecto no es flor de un día.

FICHA TÉCNICA

1 - Sevilla: Sergio Rico; Carriço, Rami, Lenglet (N’Zonzi, m.46); Mariano, Kranevitter, Sarabia; Walter Montoya (Vietto, m.46), Franco Vázquez (Iborra, m.69), Correa; y Jovetic.

1 - Leganés: Herrerín; Bustinza, Mantovani, Siovas, Tito; Rubén Pérez, Morán; El Zhar, Gabriel (Insúa, m.91), Szymanowski (Machís, m.63); Guerrero (Luciano, m.68).

Goles: 0-1, M.3: Gabriel. 1-1, M.43: Jovetic.

Árbitro: José Luis González González (Comité Castellanoleonés). Amonestó a los locales Sarabia (m.57) y Kranevitter (m.75), y a los visitantes Gabriel (m.60), Mantovani (m.67) y Rubén Pérez (m.89).

Incidencias: Partido de la vigésima séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 32.000 espectadores. Césped en buen estado.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016