viernes, 22 marzo 2019

Caparrós se descarta también

El utrerano: «Mi función ya está hablada, para ser director deportivo se requiere una preparación»

18 may 2018 / 18:29 h - Actualizado: 18 may 2018 / 20:12 h.
  • Caparrós dirigiendo un entrenamiento en el Sánchez-Pizjuán. / M. Gómez
    Caparrós dirigiendo un entrenamiento en el Sánchez-Pizjuán. / M. Gómez

Joaquín Caparrós ha realizado este viernes su última conferencia de prensa como entrenador. Aunque no se puede afirmar nada con rotundidad en el mundo del fútbol, el utrerano tendrá una despedida oficial de los banquillos este sábado frente al Alavés y seguramente pase a los despachos de un Sevilla necesitado de una estructura nueva en su organigrama. «Lo hemos hablado ya tanto con el presidente como con el director general, pero se explicará en otra rueda de prensa. En cuanto a la dirección deportiva, no creo que sea el puesto porque requiere una preparación. Hay otras funciones en el club en las que yo le podría dar más rendimiento, aportando mi experiencia en la élite. Debe haber una comunicación directa entre el presidente, el director deportivo y el entrenador. Un mensaje único, si no no se consiguen los objetivos. La humildad no va reñida con la exigencia ni con ser ambicioso... Humildad es saber reconocer de dónde vienes, tu historia y lo que te ha costado», ha explicado Caparrós.

El técnico admitió que su función debe ser más de despacho y mirando a la estructura interna de cantera: «Llevo poco tiempo en esta etapa pero detecto que hay un talento espectacular. Hay que crear y optimizar ese talento y darle mucha más salida. Hay chicos que si no están en el primer equipo en cuatro o cinco años es para pegarnos una paliza a los que estamos».

Respecto al partido ante el Alavés, el utrerano reconoció que será «un día muy especial», puesto que se despide de los banquillos tras más de 20 años de carrera. «Para mí ha sido corto, pero muy intenso y muy bonito. Tras 15 años me va a faltar uno para los 500 partidos... Era importante el primero, coger esa inercia que fue fundamental. Llegó el derbi, que el equipo no pudo ganar, pero hubo igualdad... Nunca había vivido el himno nuestro en el banquillo del Sevilla, lo había cantado en mi localidad, pero nunca como entrenador aquí. He sentido el cariño de todos, desde el presidente a todo el consejo y los empleados del club. Y mi agradecimiento a una afición espectacular. No esperaba este recibimiento».

El entrenador se mostró tranquilo respecto a su relevo y el futuro director deportivo: «El Sevilla sabe elegir, hemos tenido muy buenos técnicos. No me mojo. No hay dos personas iguales, no se puede traer una receta, cada uno tiene su idiosincrasia y su personalidad. El Sevilla ha demostrado que sabe detectar talento para ponerlo en la dirección deportiva, porque Monchi no estaba y hubo una persona que detectó que ahí había talento».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016