sábado, 24 agosto 2019

El ser o no ser se decidirá en Múnich (1-2)

Dos goles en propia meta ponen contra las cuerdas al Sevilla, que se adelantó con gol de Sarabia. El equipo de Montella mereció mucho más pero se diluyó ante un Bayern que demostró su nivel

03 abr 2018 / 22:46 h - Actualizado: 04 abr 2018 / 13:05 h.
  • El ser o no ser se decidirá en Múnich (1-2)

El Sevilla tendrá que encomendarse a la épica para alcanzar las semifinales de la Liga de Campeones tras lo acontecido este martes en el Sánchez-Pizjuan, donde el Bayern logró un excelente resultado después de haber sudado y de lo lindo durante gran parte del encuentro. Dos goles en propia meta -el primero de Jesús Navas y el segundo de Escudero, ya en la segunda parte- dieron la vuelta a un partido que Sarabia puso de cara cuando el equipo de Vincenzo Montella disfrutó de sus mejores momentos, justo hasta que las fuerzas, los golpes psicológicos de esos dos tantos y el potencial de un conjunto como el de Jupp Heynckes fueron poco a poco diluyendo a un Sevilla que se dejó la piel y mereció un resultado muchísimo mejor.

Queda todo un partido por delante y la posibilidad las semifinales invita a vaciarse en el intento mientras sea posible. No será fácil porque el Bayern es el Bayern y jugará en su feudo, pero este Sevilla ha demostrado hambre y ser capaz de rendir a un nivel muy alto. Old Trafford puede dar fe de ello.

La ovación con que la afición despidió a los suyos resumió lo visto desde el inicio del encuentro: un Sevilla dejándose la piel, defendiendo y atacando como si no hubiera mañana pero que sacó poco rédito a su trabajo, especialmente a su primera parte. Frente a un Bayern con Thiago al mando, Arturo Vidal -se lesionó y James entró por él en el 35’- Ribery, Müller y Lewandowski esperando su momento, el equipo de Montella se esforzó en sacar la pelota jugada desde una defensa con David Soria -fue la gran novedad del encuentro en detrimento de Sergio Rico y respondió a buen nivel- y Jesús Navas en el lateral. Mercado, lesionado, se quedó fuera de la lista. Kjaer ocupó el eje de la zaga junto a Lenglet y no tuvo respiro ante esa presión alta.

Sin Banega, futbolistas como Franco Vázquez, Nzonzi, Correa o Jesús Navas arrimaron el hombro, ayudaron a sus compañeros y con su calidad empezaron a zarandear a un Bayern que resopló cuando Sarabia se topó con un balón en el corazón del área y lo envió fuera para asombro de todos (19’).

Fue el madrileño quien, no obstante, puso boca abajo el Sánchez-Pizjuán a la media hora de juego. Escudero cruzó la pelota desde su banda, Sarabia se adelantó a Bernat y batió a Ulreich (31’) ante una afición que llevaba en volandas a los suyos, incansables buscando el área rival de principio a fin.

La alegría, sin embargo, duró poco. Un balón de Ribery en una acción rápida del Bayern que cogió descolocado a los nervionenses fue desviado por Jesús Navas hacia su propia portería sin que David Soria lograra sacarlo junto al poste (36’). Todo un jarro de agua fría.

Lejos de cambiar el guión, el Sevilla volvió a salir a por todas tras el descanso. La ausencia de un director de orquesta y baza defensiva como Banega era un hándicap ante el que Pizarro, titular, hizo lo que pudo para paliarlo junto a Nzonzi y un Franco Vázquez cuya calidad volvió a relucir mientras el combustible aguantó. Las fuerzas, tras el esfuerzo del pasado sábado ante el Barcelona, no sobraban precisamente y el Bayern fue ganando metros, adueñándose de la pelota y poniendo a prueba a un David Soria que evitó un resultado peor mientras Nzonzi y Sandro -entró por Correa- rozaron el empate con sendos disparos lejanos.

La eliminatoria sigue en el aire, muy de cara para los alemanes pero nadie duda de que este Sevilla si cae, lo hará con las botas puestas y demostrando que por orgullo no será.

Ficha técnica:

1 - Sevilla: David Soria; Jesús Navas, Kjaer, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Pizarro; Sarabia, Franco Vázquez, Correa (Sandro, m.78); y Ben Yedder (Muriel, m.80).

2 - Bayern Múnich: Ulreich; Kimmich, Boateng, Hummels, Bernat (Rafihna, m.46); Arturo Vidal (James Rodríguez, m.36), Javi Martínez, Thiago Alcántara; Müller, Ribery (Robben, m.79); y Lewandowski.

Goles: 1-0, M.31: Sarabia. 1-1, M.37: Jesús Navas, en propia puerta. 1-2, m.68: Thiago Alcántara.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia). Amonestó a los visitantes Ribery (m.13), Bernat (m.33) y Müller (m.85) y a los locales Correa (m.15) y Pizarro (m.90).

Incidencias: Partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de 41.000 espectadores, entre ellos unos 2.300 seguidores del Bayern en la zona acotada para los visitantes.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016