lunes, 15 julio 2019

El Sevilla reclama diez millones a Vitolo

Miguel Ángel Ramírez, presidente de Las Palmas, desvela la demanda sevillista

30 nov 2017 / 16:46 h - Actualizado: 30 nov 2017 / 20:26 h.
  • Miguel Ángel Ramírez y José Castro, en el último Sevilla-Las Palmas. / M. Gómez
    Miguel Ángel Ramírez y José Castro, en el último Sevilla-Las Palmas. / M. Gómez

Aunque son muchos los que piensan que tarde o temprano todas las partes implicadas llegarán a algún tipo de acuerdo extrajudicial, como en casi todos los asuntos de este tipo, el caso Vitolo sigue su curso de lucha total entre el Sevilla, Las Palmas, el Atlético y, sobre todo, el jugador, que actualmente viste la camiseta del equipo canario pero que el 1 de enero pasará a las filas del equipo colchonero. José Castro, presidente del Sevilla, anunció medidas legales contra todas las partes después de que el pasado verano Vitolo huyera –literalmente– de Sevilla tras acordar con el club de Nervión la renovación de su contrato y la ampliación de su cláusula de rescisión de 35 a 45 millones. Es esa diferencia, diez kilos, la cantidad que ahora le reclama el Sevilla a un Vitolo que está pasando por un auténtico calvario en su regreso a Las Palmas, penúltimo de la Primera División, y equipo en el que probablemente no vuelva a jugar tras caer nuevamente lesionado en el partido de la Copa ante el Deportivo.

En este sentido, el presidente de Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, desveló tras el nuevo percance físico del internacional español que «a Vitolo le ha llegado una demanda desde Sevilla. Creo que le ha podido afectar psicológicamente y le ha podido influir en la lesión». No sólo está preocupado el futbolista, en un año tan importante con el Mundial a la vuelta de la esquina, sino que el propio club canario empieza a solicitar ayuda a Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para que intervenga en el asunto que, paralelamente, enfrenta a Sevilla y Las Palmas. «Nosotros hemos solicitado a la Liga un arbitraje para definir las diferencias que podemos tener en el contrato. Ellos tienen una visión de lo que sucedió y nosotros tenemos otra. Lo cierto es que en su día les vendimos a Vitolo por una cantidad importante pero todos teníamos la ilusión que en un futuro se pudiera traspasar y obtener un beneficio que hiciera rentable nuestro traspaso. Entiendo que el Sevilla defienda sus intereses y nosotros haremos lo mismo», expresó en la COPE Ramírez, quien sigue reclamando el 12 por ciento de la cantidad que pagó Vitolo para irse del Sevilla (algo más de cuatro de los 35 millones pagados).

El Sevilla, por el momento, no le ha pagado a Las Palmas ni un solo euro. En todo caso lo hará cuando reciba, si es que lo hace, la compensación económica que le solicita a Vitolo por incumplir su nuevo contrato. Lo ha hecho siguiendo los pasos habituales: primero ha acudido al Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Junta de Andalucía (CMAC), para después, salvo acuerdo sorpresivo entre las partes, pasar a la vía judicial. Queda por ver qué recorrido tiene el asunto y de qué manera el Atlético, último responsable de todo, afrontaría las consecuencias, no sólo económicas, que se pudieran derivar. Por ahora no se atisba solución posible, aunque en el mundo del fútbol casi todo tiene siempre la misma solución: el dinero. Sobre todo cuando la reprobación moral le ha llegado a Vitolo, en este caso, desde muchos frentes, incluidos varios excompañeros de vestuairo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016