miércoles, 21 agosto 2019

Sevilla-Atlético: mucho más que un duro examen

El conjunto nervionense busca un nuevo golpe de efecto para reforzar sus aspiraciones de alcanzar el cuarto puesto. Montella guarda sus cartas con la expectativa de que su equipo rinda al nivel que se vio ante el Manchester United

25 feb 2018 / 08:00 h - Actualizado: 25 feb 2018 / 17:44 h.
  • Montella, junto a su plantilla durante la sesión de ayer. / Jesús Barrera
    Montella, junto a su plantilla durante la sesión de ayer. / Jesús Barrera
  • Sevilla-Atlético: mucho más que un duro examen

Con los ecos del encuentro contra el Manchester United escuchándose todavía, el Sevilla retoma la Liga con un duelo de altura, vuelta de tuerca a una semana intensa que se cierra frente a uno de los rivales más difíciles del campeonato: el Atlético de Madrid. Será el cuarto duelo entre ambos equipos en la presente campaña, el segundo y último en la Liga después de que el de la primera vuelta mostrara a un Sevilla inferior y que la eliminatoria de Copa del Rey asistiera al resurgir nervionense eliminando a los colchoneros para plantarse en la cita de esta noche crecido y con argumentos sólidos para ganar por tercera vez al conjunto de Simeone.

En cualquier caso, este cuarto pulso puede tener poco o nada que ver con los anteriores. El Sevilla ha ido creciendo desde la llegada de Vincenzo Montella y hoy en día se ha convertido en un hueso duro de roer. El Manchester de Mourinho lo comprobó en sus propias carnes y es precisamente ese nivel el que debe ofrecer esta noche si quiere ganar a un Atlético que lleva seis victorias consecutivas entre todas las competiciones desde su última visita al Sánchez-Pizjuán (23 de enero).

Además, el equipo de Simeone llega con Diego Costa, ausente en los choques anteriores y otrora bestia negra del conjunto sevillista. Junto al hispano-brasileño vuelven a pisar el césped de Nervión Vitolo –por tercera vez, segunda con su actual equipo– y Kevin Gameiro.

Pero ya lo ha recalcado Montella: el Sevilla tiene que pensar en sí mismo, en lo que debe hacer, antes que en su adversario. Ofrecer el rendimiento que se vio frente al United no será fácil, pero a nadie escapa que como mínimo debe ser alto para tener opciones de ganar. Además, no sobran las fuerzas. Montella sabe que hacer cambios sensibles en su alineación puede ser contraproducente ante un Atlético que también jugó esta semana pero no con la exigencia que tuvieron los nervionenses. En cualquier caso, no se presumen muchas novedades respecto al pasado miércoles. El conjunto de Simeone no dará respiro y todo lo que no sea ganarle hoy puede suponer un paso atrás en la lucha por acabar la temporada en Liga de Campeones. El reto está servido.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016