lunes, 10 diciembre 2018
21:07
, última actualización

Ahorrar es posible, ¿o no?

Trucos. Organizaciones y expertos recomiendan revisar costumbres y ajustar hábitos para que el bolsillo lo note. Según la OCU, se pueden ahorrar hasta 3.000 euros al año

09 ene 2018 / 06:30 h - Actualizado: 09 ene 2018 / 06:30 h.
  • Ahorrar es posible, ¿o no?

La recuperación económica se nota todavía poco en los hogares. Ni en la nevera ni en la cuenta bancaria, así que organizaciones de consumidores recuerdan que poniendo en marcha algunas medias, revisando costumbres cotidianas y ajustando hábitos, sobre todo haciendo buenas elecciones, al cabo del año el bolsillo lo puede notar. De hecho, la OCU propone 50 consejos en su web para ahorrar al cabo del año «2.500 o 3.000 euros (o incluso más)».

En primer lugar, hay que subrayar que llenar la nevera y la despensa se lleva aproximadamente un 20 por ciento del presupuesto familiar, por lo que proponen comprar productos de temporada (más baratos), elegir el supermercado más económico, ahorrar en el súper online si hay posibilidad de hacerlo, tener cuidado con las ofertas familiares que no siempre son tan ventajosas y no comprar productos «con apellido». Es decir, que las ofertas del tipo 3x2 o 2x1 muchas veces son «timofertas», como advierte la OCU y que no es lo mismo «una mermelada, que una mermelada casera, unas pastas, que unas pastas artesanales o un yogur, que un yogur eco o bio».

Una lupa para las facturas

Para este 2018 ya se anuncian subidas en el recibo, por ejemplo, de la luz y el gas, así que las organizaciones de consumidores como la OCU, Facua o UCA/UCE proponen mirarlas con
lupa.

Debemos revisar la potencia contratada, plantearse la tarifa de discriminación horaria, usar los electrodomésticos de manera eficiente, evitar el stand by, buscar la tarifa que más convenga en función de nuestros hábitos, acogerse al bono social si se puede, apostar por las renovables e instalar reguladores de caudal. Con todo, la complejidad del mundo de la energía aconseja hasta consultar con un experto.

Y no digamos ya el de la telefonía e internet. Para pagar menos en telecomunicaciones es necesario contratar lo que realmente se necesita, buscar la mejor oferta (para lo que se requiere tiempo y paciencia), tener cuidado con los servicios de valor añadido, usar amplificadores de wifi y ahorrar en los datos. Además, muchos consumidores también tienen la impresión de que en su relación con su banco siempre pierden. Pues bien, hay que elegir los cajeros donde no se paga comisión, buscar una cuenta que no las cobre, elegir una tarjeta rentable y revisar los gastos hipotecarios, eso recomiendan los especialistas.

Además, estos mismos consejos sirven para los seguros. Hay que contratar lo que se necesite y buscar la mejor oferta.

Sólo mil euros en el súper

Según la OCU, elegir el supermercado más barato ya puede suponer 1.000 euros anuales, acertar con una buena tarifa de energía, revisar la potencia o plantearse la tarifa de discriminación horaria más de 200 euros anuales; tener una buena tarifa de telecomunicaciones, más de 200 euros anuales; una cuenta sin comisiones, una tarjeta que reembolse pueden traducirse en otros 200 euros anuales; en las compras de productos (un electrodoméstico, los neumáticos...) fácilmente se puede ahorrar 300 euros y usando bien el coche y ahorrando gasolina con una conducción adecuada, unos 250 euros anuales. Usar el acelerador con suavidad ahorra gasolina, al igual que es recomendable vigilar la presión de los neumáticos, usar el motor como freno y evitar cargar el coche en exceso.

Cómo regatear a Hacienda

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han elaborado un decálogo de consejos fiscales para reducir al máximo la factura fiscal de la Declaración de la Renta correspondiente a 2017, que habrá que presentar entre los próximos meses de abril y junio. Si se han puesto en práctica antes del arranque del nuevo año, el ahorro puede rondar los 3.200 euros de media.

Gestha señala que aquellos que compraron su vivienda habitual o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 seguirán disfrutando de su derecho a la desgravación, siempre y cuando hayan tenido deducciones por dicha vivienda en 2012 o años anteriores. Estos contribuyentes pueden deducirse hasta el 15 por ciento de las cantidades invertidas, con un límite de inversión de 9.040 euros.

Teniendo en cuenta este techo, es interesante haber realizado un pago adicional –de 4.477 euros de media– para amortizar la hipoteca o construir un inmueble (hay un plazo de cuatro años para terminarlo) antes de que finalice el año para reducir la factura fiscal en 671,57 euros.

Para quienes vendieran su casa en 2017, las ganancias obtenidas tributarán en la próxima declaración de la Renta entre el 19 y el 23 por ciento. No obstante, si se reinvierte total o parcialmente el importe en otra vivienda de carácter habitual será posible neutralizar este pago. Y no hay que olvidar que están exentas las ganancias obtenidas por la venta de la vivienda habitual por los contribuyentes mayores de 65 años o por personas dependientes severos o de grandes dependientes.

La crisis económica ha llevado a muchas empresas españolas a salir al extranjero y exportar sus servicios para poder seguir con su actividad, lo que tiene ventajas fiscales para el personal desplazado. Y los técnicos recuerdan que los rendimientos que se han obtenido por los trabajos realizados para empresas radicadas en el extranjero por estos contribuyentes están exentos de tributación con un límite máximo de 60.100 euros anuales.

Y no hay que olvidar que en España, un año más, los amigos y familiares de tercer grado del emprendedor que quiera constituir su propia empresa tienen una recompensa fiscal. La ley del IRPF estableció desde el 29 de septiembre de 2013 un incentivo a favor de los business angels.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016