lunes, 19 noviembre 2018
01:16
, última actualización

La CNMV avisa a Abengoa: la excluirá de la Bolsa si hay ‘split’

Inversores encabezados por Benjumea han pedido una junta extraordinaria para dividir el valor de los títulos y evitar la posibilidad de que bajen de 0,001 euros

29 ago 2018 / 19:31 h - Actualizado: 30 ago 2018 / 17:39 h.
  • El expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, en una foto de archivo. / Efe
    El expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, en una foto de archivo. / Efe

Normalmente todo lo que rodea a Abengoa es complejo, incluso sus movimientos accionariales. Pues bien, la picardía de un grupo de inversores encabezados por la familia Benjumea no ha servido de nada porque la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha remitido una carta en la que advierte a la multinacional sevillana de que si aprueba esta treta podría incluso expulsarla de la Bolsa. Si prospera el split (desdoblamiento de acciones) podría incurrir en «manipulación de mercado».

En un carta del supervisor bursátil al presidente de Abengoa, Gonzalo Urquijo, y puesta a disposición de los accionistas en un hecho relevante, la CNMV señala que valorará la posibilidad de ejercer las competencias que la ley otorga para garantizar «la libre formación de precios y la integridad de la negociación, entre ellas la suspensión o exclusión de la negociación de los valores correspondientes, así como la impugnación de los pertinentes acuerdos societarios».

Lo cierto es que Abengoa ha convocado junta general extraordinaria de accionistas el próximo 2 de octubre en su complejo en Palmas Altas para abordar la propuesta realizada por Inversión Corporativa (IC) de aprobar este desdoble de acciones de diez títulos nuevos por cada uno antiguo ante el temor a una futura nueva dilución de su participación ante el cambio de mínimo de cotización realizado en julio por Bolsas y Mercados Españoles (BME), y que entrará en vigor el próximo 28 de septiembre. De hecho, Abengoa es una de las grandes damnificadas por este cambio, de ahí la estrategia de IC, sociedad con cerca de 300 accionistas, entre ellos, el expresidente de la compañía Felipe Benjumea y otras familias fundadoras.

Esta norma implica la modificación del precio mínimo de cotización de los valores negociados en el mercado continuo a 0,001 euros, respecto del valor de 0,01 euros vigente hasta la fecha.

Ahora los títulos nunca bajan de un céntimo, de ahí que la Sociedad de Bolsas españolas anunciase que se reducía en España a 0,001 euros ese precio mínimo de cotización, con el fin de contribuir a la «adecuada formación de precios». Es decir, que si los inversores quienes vender o comprar más barato, lo hagan y el precio no sea artificial. Las familias fundadoras de Abengoa quieren evitar eso, de ahí que planteen una división del valor de sus acciones que les permita esquivar la nueva norma, situando el precio en el mínimo admitido y blindándose así de bajadas. Quieren que una de sus acciones valorada en 0,01 euros pase a convertirse en 10 acciones de 0,001 euros. Así seguirán teniendo la misma inversión y seguirán protegidos por el nuevo precio mínimo.

Para la CNMV, esta propuesta de split para contrarrestar el efecto de la medida de BME, también planteada por otras compañías como Urbas, suponen iniciativas cuyo objetivo sería que el valor por acción se aproxime al límite mínimo de precio por acción, «lo que neutralizaría los efectos de la reforma» y podrían prolongar «la actual situación de negociación desordenada y la fijación de precios en niveles artificiales». Por ello, en el caso de prosperar, subraya que valorará «en su momento» si esta conducta «pudiese constituir un supuesto de manipulación de mercado».

IC y estos accionistas minoritarios, que representan el tres por ciento del capital, habían solicitado el 21 de agosto al consejo de administración de Abengoa la convocatoria de esta junta extraordinaria antes del 28 de septiembre ante el temor a una futura nueva dilución de su participación ante el cambio de mínimo de cotización realizado en julio por BME, que provocaría una dilución del 90 por ciento en las acciones del grupo, «con un grave perjuicio para los inversores», indicaron.

En el orden de la junta se incluye a petición de estos accionistas la propuesta de instar al consejo de administración a solicitar de forma urgente a BME la suspensión temporal de cotización de ambos tipos de acciones hasta que pueda hacerse el split.

IC avisó: si no hay junta, el órgano rector «sería responsable de la pérdida patrimonial que esta medida de BME pudiera ocasionar en el valor de la acción».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016