miércoles, 20 febrero 2019
14:23
, última actualización
Local

Adobe recurre a la ironía contra Apple

La batalla entre Adobe y Apple vive un giro inesperado. Steve Jobs no quiere Flash en sus productos de pantalla táctil. Adobe contesta con una irónica y agresiva campaña publicitaria.

el 14 may 2010 / 11:57 h.

TAGS:

Cartel publicitario de Adobe.

La batalla entre Adobe y Apple está experimentando un giro inesperado. En juego, sobre todo, el futuro formato del vídeo y el multimedia en la Red. Todo se resume en lo siguiente: Steve Jobs no quiere Flash en sus productos de pantalla táctil, iPhone y iPad sobre todo. Adobe contesta ahora de nuevo, pero con una irónica y agresiva campaña publicitaria en la que muestra su "amor" por la compañía de la manzana.

En diarios como The New York Times y el Wall Street Journal, así como en sitios web de tecnología de muchos medios de comunicación, Adobe ha insertado publicidad con una gran dosis de ironía: 'Amamos a Apple', reza. Y continúa con un canto a la libertad de elección. La cosa no queda ahí, luego añaden: "Lo que no amamos es que alguien te quite la libertad de elección sobre lo que crear, sobre cómo lo creas y cómo son tus experiencias en Internet".

En los sitios web Techcrunch (el cual responde con una mordaz crítica) y Engadget, el anuncio contiene además un enlace a una carta abierta de los fundadores de Adobe Chuck Geschke y John Warnock , en la que defienden la herramienta Flash, utilizada por millones de diseñadores de juegos y videos en línea .

"Creemos que los consumidores deben tener acceso a sus programas y sus aplicaciones favoritas, con independencia de su ordenador, su navegador y su dispositivo", defienden Warnock y Geschke.

La campaña publicitaria se produce dos semanas después de una carta del propio Steve Jobs muy hostil contra Flash de Adobe, y en la que mostraba su apoyo a HTML5, desarrollado por varias compañías, como Apple y Google.

"Cuando los mercados están abiertos, cualquiera con una gran idea tiene la oportunidad de impulsar la innovación y encontrar nuevos clientes. La filosofía de negocio de Adobe se basa en la premisa de que, en un mercado abierto, los mejores productos ganarán al final -y la mejor manera de competir es crear la mejor tecnología e innovar más rápido que sus competidores. ", dice textualmente la carta.

"Creemos que Apple, al tomar el camino contrario, ha dado un paso que pueda socavar esta nueva etapa de la Web, la etapa en la que los dispositivos móviles superan en número a los ordenadores, cualquier individuo puede ser un editor y el contenido es accesible desde cualquier lugar y en cualquier momento".

"Al final, creemos que la cuestión es realmente ésta: ¿Quién controla la World Wide Web? Y creemos que la respuesta es: nadie y todo el mundo, pero ciertamente no una sola compañía", finaliza la carta.

Mientras, los desarrolladores independientes de 'software' se han visto atrapados en medio de una controversia. Por un lado, quieren desarrollar aplicaciones en Flash para la Web, pero por otro lado no quieren pasar por alto el potencialmente lucrativo mercado del iPhone y del iPad. Se quejan, por tanto y con razón, de que no tienen el tiempo o recursos suficientes para crear diferentes versiones para ambas plataformas.

Asimismo, la decisión de Apple para prohibir que los desarrolladores que escriben programas para sus dispositivos utilicen el 'software' de Adobe ha llamado la atención de los reguladores antimonopolio de EEUU, que están investigando si su postura es contraria a la competencia.

  • 1