martes, 19 marzo 2019
14:17
, última actualización
Cultura

Análisis del primer fin de semana del Festival de Cine Europeo

Críticas de las películas 'Borgman', 'El gran cuaderno', 'Un episodio en la vida de un chatarrero' y 'Tres bodas de más'

el 10 nov 2013 / 20:57 h.

'Borgman' 'Borgman' o el viaje a ninguna parte recién llegado de Sitges Selección EFA. Holanda, 2013. Dirección: Alex van Warmerdam. Intérpretes: Jan Bijvoet, Hadewych Minis, Jeroen Perceval, Sara Hjort Ditlevsen, Alex van Warmerdam. Por José Serrano Rodríguez Tras la Segunda Guerra Mundial el llamado Estado del Bienestar se ha ido consolidando por el progreso económico y la distribución de la riqueza;  lo que se denomina las conquistas de las clases medias. Éstas se sustentan sobre una base social extensa que ha ido ganando entre otros los derechos sanitarios, de empleo o sobre la propiedad privada. Una clase social que por otra parte se ha esmerado en fortalecer los mecanismos de la seguridad personal y grupal. También se ha relajado y no ha potenciado otras necesidades de igual o más valor: resolución de problemas, de conflictos, la falta de prejuicios o la construcción de una ética del respeto. Para su octavo largometraje, Alex van Warmerdam dinamita con esta curiosa Borgman la tranquilidad de una idílica familia. Y lo hace poniendo en juicio esas amenazas externas que minan su seguridad cuando un transeúnte se acerca a su casa para pedirles que le dejen tomar un baño. La película empieza de un modo ingenioso y perturbador pero tras evidenciar la xenofobia y los miedos de esta acomodada familia, su tesis se va diluyendo al mezclar demasiados géneros en el envite, tales como la denuncia social, el suspense, el terror o el fantástico. Construida como una fábula perversa, produce desasosiego en su primera media hora, después va perdiendo interés, y una vez puestas las cartas sobre la mesa, su maldad y mala uva se mezclan con algunos golpes de efecto cómicos que terminan por confluir en un disgregado conjunto, incapaz de concretar las verdaderas intenciones de tan heterodoxa propuesta. Borgman ha llegado al Festival de Cine Europeo, siendo proyectada en una única sesión, tras el aval recibido en el pasado Festival Internacional de Cine de Sitges, donde se alzó con el premio a la Mejor Película. El jurado decidió premiarla para darle visibilidad y resaltar su “solidez y capacidad de perturbación importante con pinceladas de realismo y del fantástico”, en un momento en que el cine está demasiado subrayado y ofrece demasiadas respuestas, según resaltó el dictamen. 'El gran cuaderno' Inseparables en el infierno Sección Oficial. Hungría-Alemania-Austria-Francia 2013. Dirección: János Szász. Intérpretes: András Gyémánt, László Gyémánt, Gyöngyvér Bognár, Piroska Molnár. Por Juan José Roldán Dos niños gemelos, abandonados por sus padres al cuidado de la abuela materna durante la Segunda Guerra Mundial, aprenden a sobrevivir a la adversidad fortaleciendo su mente y su cuerpo a través de rituales de tono sadomasoquista. A partir de la exitosa y galardonada novela de Agota Kristof, y con el máximo galardón (el Globo de Cristal) en el Festival de Karlovy Vary bajo el brazo, el realizador húngaro János Szász parece querer poner en juego nuestra paciencia y nuestro estómago a la hora de plantearnos esta historia que mezcla el ambiente sórdido, germen del mal, que se respiraba en la nominada al Oscar La cinta blanca de Michael Haneke (no por casualidad ambas películas coinciden en el director de fotografía) con la terrible historia de terror protagonizada también por gemelos que nos planteaba Robert Mullingan en 1972 con El otro. Una abuela amargada, resentida y cruel, unos vecinos sin ética ni moral, unos invasores nazis de instintos pedófilos y un párroco corrupto no le ponen fácil a estos inseparables niños su camino hacia la pérdida fulminante de la inocencia; mientras a nosotros tal acumulación de disparates y barbaridades acaban por hacernos el plato indigesto, sobre todo considerando la continua pérdida de tensión y ritmo narrativos que aglutina la película. Al menos los niños y la abuela hacen un trabajo interpretativo digno de elogio. La producción cuenta con los actores alemanes Ulrich Mattes y Ulrich Thomsen, este último ya había trabajado con el realizador en la película Opio: Diario de una loca. 'Un episodio en la vida de un chatarrero' La generosidad de la supervivencia Sección Oficial. Bosnia, Herzegovina-Francia-Eslovenia-Italia. 2013. Dirección: Danis Tanovic. Intérpretes: Nazif Mujic, Senada Alimanovic. Por J.J.R. El director de En tierra de nadie, Oscar a la mejor película extranjera 2001, y Triage, que inauguró el Festival de Cine Europeo de hace cuatro años, nos ofrece ahora un docudrama con protagonistas no profesionales. Una familia rumana en Bosnia, extranjeros en la Europa del bienestar y los derechos sociales, sumidos en una pobreza casi extrema y privados de los derechos más fundamentales por su condición de extranjeros y, sobre todo, de pobres. Pero más allá de la mera denuncia, rodada como mandan los cánones, con ausencia de artificios, Tanovic se centra en los sentimientos y en las emociones que hacen que incluso en un paisaje invernal, frío, e invadido de humos y fábricas, deshumanizado, quede esperanza para el amor y la generosidad. Allí donde cada día es una nueva lucha por la supervivencia no caben los egos, lo material no tiene valor y la felicidad llega de la mano de la consecución de las necesidades más básicas, esas que nosotros damos por hecho y, sin embargo, estamos siempre mucho más cerca de perder que de conservarlas. Ésta es por lo tanto una advertencia, porque ha costado mucho conseguirlo y costará muy poco perderlo y al final podemos vernos como los protagonistas de esta tragedia, que aunque se protejan con su cariño y entrega, ni se merecen esta realidad ni que nuestros hijos se eduquen ante la farsa de la televisión. Ya se sabe, hay recursos para todo el mundo, pero están mal repartidos. 'Tres bodas de más' Cócktail de éxitos Sección Oficial. España, 2013. Dirección: Javier Ruiz Caldera. Intérpretes: Inma Cuesta, Martiño Rivas, Quim Gutiérrez, María Botto. Por J. J.R. Tras el éxito de Spanish Movie y Promoción Fantasma, Caldera parece empeñado en ser el nuevo rey de la comedia española, aplicando métodos y recursos propios del cine americano, igual que otros compañeros de generación hacen con otros géneros. Mezclando sin complejos ni prejuicios elementos reconocibles de comedias británicas de los 90 como Cuatro bodas y un funeral y El diario de Bridget Jones, con referencias explícitas a la comedia clásica americana (La fiera de mi niña) y televisiva (Betty la fea), agitado todo en la coctelera y aderezado con algunos gags memorables, ha conseguido una película divertida, con ritmo y hasta cierto punto emotiva. Eso no excluye que, en la película que ha inaugurado este año el certamen de cine sevillano, reine la sobreactuación y que la trama resulte forzada y previsible desde el minuto cero; toda una estrategia comercial que sabe que su público demanda un final tan esperado como cuando se desea que los sueños se hagan realidad. Incluso en su banda sonora se advierte una calculadísima estrategia de márketing, con una espléndida selección de canciones (entre ellas la celebérrima Kisses for Me, ganadora de Eurovisión en 1976, y Carrie de Europe) y piezas clásicas (Verdi, Beethoven, Mozart) perfectamente encajadas en la trama y las imágenes que ilustran. Y sin ser ni mucho menos mojigata tampoco cae en excesos de mal gusto y cuenta además con excelentes aportaciones de Paco León, Rossy de Palma y una sorprendente caracterización de la top Laura Sánchez. 'Camille Claudel 1915' El reconocimiento de ser mujer

Sección oficial. Francia 2013 97 min.

DirecciónBruno Dumont Intérpretes Juliette Binoche, Jean-Luc Vincent, Robert Leroy, Emmanuel Kauffam, Marion Keller

Por J. S. Rodríguez

El siglo XIX no estaba preparado para el triunfo y el reconocimiento de las mujeres. El siglo XX tampoco. Y el siglo XXI lleva el mismo camino que los anteriores. Camille Claudel, nacida en 1864, fue una mujer adelantada a su tiempo, como casi todas las que pasan a la Historia. Una artista excepcional que utilizó la escultura como medio para crear, para expresarse y comunicarse. Una mujer que buscó un lugar en el mundo del arte y que además intentó reivindicarse en una sociedad dominada y organizada por hombres. Pero su vida y obra se nos traslada siempre por medios o miradas androcéntricas, muy dadas a etiquetar y a privarnos de los valores que realmente tiene. Ella fue creativa, rompedora y transgresora, todo un genio a la vista de la consideración actual que merece su legado. Si leemos cualquiera de sus biografías encontramos muchos rasgos comunes que insisten siempre en lo mismo, que si era la musa de, la mujer de o la hermana de, y cómo no, como es diferente, termina internada en un centro por sufrir un trastorno mental. Esta mirada sesgada quita valor a su obra y marca aquellos aspectos olvidables de su vida. Bruno Dumont, director francés de culto de la actual cinefilia europea, se interesa por su vida, más concretamente de los 29 años de internamiento que pasó en el asilo de Montdevergues. Dirige a Juliette Binoche, otra grande, como alter ego de la propia Camille Claudel. Fiel a su cine construye la película con una puesta en escena sobria y sencilla, utiliza además un lenguaje cinematográfico seco y despojado de todo adorno para con estos mimbres adentrarnos en el sufrimiento de una mujer que vivirá gran parte de su vida aislada, condenada, sola y alejada de toda esperanza.

  • 1