domingo, 16 diciembre 2018
18:47
, última actualización
Deportes

"Aquí sorprende todo cada día"

Ángel Yáñez cuida de losfutbolistas del Guizhou Renhe de la Primera División de China.

el 26 may 2012 / 11:54 h.

Ángel Yáñez, en el centro. Con Nono y Rafa Jordá.

-¿Cómo te llegó el ofrecimiento de ir a trabajar al fútbol chino?
-Mi plaza de profesor colaborador de la Universidad de Sevilla implica unas obligaciones que impiden tomar una decisión rápida y vehemente. Así que estoy de invitado colaborando con el club, por petición de los futbolistas Nano y Rafa Jordá, conociéndolo in situ y estudiando la posibilidad de establecer una relación entre ambos a través del Departamento de Fisioterapia.

-Creo que también has trabajado para el Sao Paulo, además del Real Betis.
-Mi afán de aprender más y con los mejores me llevó a realizar una estancia de unas semanas en Reffis, el centro fisioterápico de recuperación deportiva y fisiológica del Sao Paulo. La mayoría de los futbolistas brasileños importantes se tratan allí. Me recibieron con los brazos abiertos y guardo un gratísimo recuerdo de ese club, "o mais querido" y de Ricardo Sasaki, excelente profesional de la fisioterapia.

-¿Qué es lo más sorprendente de tu día a día con el equipo?
-Como experiencia está siendo fantástica, el futbol chino esta lleno de particularidades. Sorprendente hay muchas cosas, incluso las de diario quizás por la diferencia cultural tan grande. Creo que estas diferencias se hacen más evidentes por la presencia de tres europeos, un holandés, un francés y un serbio en el cuerpo técnico y entre los jugadores hay un serbio, un bosnio y los dos españoles. El técnico es el exseleccionador chino, Mr. Gao. Está considerado como el mayor exponente de los entrenadores de este país. La mayoría de los clubes tienen técnicos occidentales.

-Has tratado y tratas a muchos deportistas profesionales, futbolistas conocidos...
-Sin consentimiento previo no te puedo decir nombres salvo Nano y Rafa con los que estoy colaborando ahora; el secreto profesional me lo impide. Pero he tratado desde futbolistas famosos y atletas campeones del mundo, de Europa, etc. hasta corredores populares y gente normal.

-Un fisioterapeuta, además del mejor amigo de un deportista, es también su confesor. La camilla a veces es un diván.
-Con el paso de los años te das cuenta de que en los momentos de lesión no solo hay que brindar medidas terapéuticas físicas como masajes, manipulaciones articulares o la aplicación de una corriente eléctrica. La camilla crea un vínculo estrecho basado en la confianza mutua y la satisfacción de necesidades. Damos un apoyo psicológico al lesionado como pilar de la recuperación sin entrar en hacer psicoterapia, explicándole como va a ser su proceso, el porqué de las medidas.

-Tienes un centro de fisioterapia en el Centro de Tecnificación Blas Infante de Tenis.
-Participo en AY Fisioterapia, no ejerzo asistencialmente como lo hice antaño, ahora aporto mis conocimientos y mi particular punto de vista a Manuel Alcantarilla Pedrosa. Él es el fisioterapeuta responsable del gabinete y dentro de la fisioterapia deportiva tiene una cartera de servicios muy amplia. Yo disfruto investigando sobre nuevos procedimientos.

-Supongo que serás el único sevillano en todo el fútbol chino.
-Sevillanos o andaluces no he conocido a nadie, ni tengo referencias. He tenido la posibilidad de pasar unas horas con Camacho y su staff, Pepe Carcelén y Fernando Gaspar. Han sido unas conversaciones muy amenas e interesantes porque ellos llevan más tiempo aquí.

-¿Cómo es la comunicación en el equipo?
-El club ha previsto un traductor de chino-inglés y otro que traduce chino-español. El ambiente propiciado es tan bueno y pasan tantas horas juntos que todos acabarán aprendiendo chino, inglés y español.

-Vuelves ahora justo cuando la selección china estará en Sevilla.
-Espero poder saludarlos, en este equipo hay varios jugadores internacionales. Me gustaría volver a China, pero nunca se sabe.

  • 1