lunes, 17 diciembre 2018
15:29
, última actualización
Local

Arenas propone acuerdos de gobernabilidad al PSOE-A

Seguirá en el Parlamento y advierte que PSOE-A hará "todos los  esfuerzos" para "mantener el poder" porque "no entiende su  existencia" sin él.

el 27 mar 2012 / 11:06 h.

TAGS:

El presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta,  Javier Arenas, ha propuesto este martes acuerdos de gobernabilidad al  PSOE-A "respetando el dictamen de las urnas", que situó a su partido  por primera vez como fuerza más votada en Andalucía tras las  elecciones autonómicas del pasado domingo, y ha dejado claro que ve  "imposible" pactar con IULV-CA.

Arenas ha formulado esta propuesta durante su intervención ante el  Comité Ejecutivo del PP-A, reunido en Córdoba, para valorar los  resultados de los comicios del 25M. Acto que ha aprovechado para  anunciar que seguirá en el Parlamento y en el que ha defendido que  "tenemos la obligación de intentar evitar un gobierno que traiga más  crisis y paro a nuestra tierra", dado que, a su juicio, "este momento  nos debería exigir a todos poner por encima de cualquier afán a  Andalucía y el interés general".

En este sentido, subraya que el PP-A va a ser "un factor que  contribuya a la gobernabilidad de Andalucía", pues "lo peor es la  inestabilidad", tal y como asegura Arenas, quien declara que apoyarán  "cualquier propuesta que se asemeje" a su programa "de austeridad y  de reformas", al tiempo que le recomienda al PSOE-A que "debe tener  presente que los problemas del siglo XXI no se resuelven con recetas  del siglo XIX".

En este sentido, advierte que el PSOE-A, "el segundo partido en  Andalucía" tras los comicios, "hará todos los esfuerzos que tenga que  hacer para mantenerse en el poder", porque, según el presidente del  PP-A, "no entiende su existencia sin el poder en Andalucía". Además,  aclara que "resulta evidente que es imposible" un acuerdo del PP-A  con IULV-CA para "plantear las reformas que necesita Andalucía", es  más, proclama que "intentar ese acuerdo significaría defraudar" a sus  votantes y a sus "convicciones".

No obstante, Arenas se muestra abierto a "hablar" con PSOE-A e  IULV-CA sobre "las cuestiones institucionales" para "la regeneración  democrática, para que las instituciones públicas sean de todos y no  de un partido", además de que "el Parlamento se convierta en el eje  central de la vida pública andaluza" o llegar a acuerdos para que  haya comisiones de investigación en la cámara regional "sin que se  requiera mayoría absoluta" y un espacio "común" para desarrollar  "conjuntamente" el *Estatuto de Autonomía de Andalucía, pues "en el  pasado no ha sido así".

En definitiva, Arenas declara que "Andalucía necesita un gobierno  de todos, austero, reformista y leal con el resto de instituciones",  como el Gobierno central, los ayuntamientos o las diputaciones,  puesto que "no es posible ni aceptable que se discrimine a los  ciudadanos que con su libertad han optado por un gobernante de  distinto color político al que lo hace en la comunidad". Por ello,  asegura que "hoy la expresión gobierno es más necesaria que nunca y  hay que superara la etapa del ordeno y mando, toca gobernar", a lo  que añade que "el inmovilismo y el contrarreformismo son los grandes  enemigos del futuro de Andalucía".

CAMPAÑA "SIN ENGAÑAR A NADIE"

En relación con la campaña electoral desarrollada por el PP-A,  Arenas argumenta que su partido ha llevado a cabo una campaña  "cargada de propuestas, no hemos engañado a nadie," y se siente  "orgulloso de ganar diciendo la verdad", mientras que "otros se han  limitado al discurso anti-PP o anticambio", según recrimina el  popular, quien destaca que su formación "avanza" y celebra los éxitos  "con humildad", cuando "otros incluso celebran las derrotas desde la  arrogancia y la prepotencia".

Al respecto, subraya ante los militantes del partido, "habéis  acabado con el mito de la imbatibilidad del PSOE en esta tierra", a  lo que apostilla que "es posible la alternancia" en la comunidad  teniendo en cuenta que el PP-A ha sido la fuerza más votada y por  primera vez ha ganado al PSOE-A en unas elecciones, con 50 diputados,  hecho que Arenas atribuye a "una decisión soberana" que igualmente  por dicha decisión "el PSOE es la segunda fuerza en Andalucía".

Así, relata que "ha sido clave llegar a donde hemos llegado,  porque miramos mucho más a los andaluces y sus problemas que a  nosotros mismos", a lo que advierte que "cuando uno dedica la mayoría  de su tiempo a mirarse a si mismo y a su alrededor se olvida de los  ciudadanos con todas las consecuencias".

SEGUIRA EN LA REGION

Por otra lado, el líder del PP-A ha manifestado que no tiene  "dudas" y estará donde le "digan los andaluces", de modo que el PP-A  ha ganado las elecciones con él a la cabeza y por lo tanto, "seguiré  centrando mi actividad política en Andalucía y seguiré en el  Parlamento de Andalucía", tal y como ha desvelado.

Mientras, pide a la militancia centrarse ya "en las próximas  elecciones municipales", que son "las más importantes", "renovando el  partido, sin olvidar nunca el centro y la moderación" y centrando  "los esfuerzos" en los municipios de menos de 20.000 habitantes, "esa  es la prioridad para los próximos meses".

Asimismo, Arenas muestra "toda la lealtad" al gobierno de España y  "el compromiso" con el presidente Mariano Rajoy en "la tarea  reformista", tal y como ha expresado en presencia de la ministra de  Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que también ha acudido al  Comité Ejecutivo del PP-A.

 

  • 1