miércoles, 12 diciembre 2018
22:48
, última actualización
Economía

Astilleros Cotnsa pide aplazar pagos a proveedores ante su mala situación

En una carta asegura que si no hay acuerdo tendrán que ir al concurso de acreedores.

el 09 feb 2015 / 12:00 h.

TAGS:

bin_33953518_con_16710442 A finales del pasado año, el Puerto de Sevilla autorizó a Astilleros del Guadalquivir, una compañía del empresario Urbano Alonso, dueño de Astilleros Cotnsa Huelva, la explotación del dique seco de las antiguas atarazas sevillanas para reparar y construir barcos. En enero llegó el primer y único barco, por ahora, que se está arreglando en estas instalaciones. Desde entonces, el sector, empresarios y sindicatos, cuestionan la viabilidad del proyecto. Ahora, las empresas que han arreglado para Cotnsa el viejo dique seco denuncian impagos y aseguran que la compañía de Urbano Alonso les ha solicitado el aplazamiento de la deuda «para no tener que presentar un concurso voluntario de acreedores». Así reza en una carta fechada el 27 de enero que la propia Cotnsa Huelva remitió a una de estas empresas. Un documento –al que tuvo acceso este periódico– en el que se señala que Astilleros Cotnsa Huelva «lleva seis meses con problemas de contratación de barcos». «Ello ha llevado a que tengamos que retrasar el pago de facturas ya que con la facturación actual es imposible acometer todos los pagos», señalan en la carta. En este documento, además, la empresa se muestra optimista ante la llegada de nuevos proyectos y propone «aplazar la deuda existente a un año de carencia y pagar al año siguiente esta deuda en cuatro pagos, uno cada trimestre». «Las facturas que se generen a partir de enero de 2015 tanto en Huelva como en Sevilla se pagarán a 60 días como máximo, con el fin de no seguir generando deuda», asegura la empresa de Urbano Alonso. «Este acuerdo propuesto por Astilleros Cotnsa Huelva para el pago de la deuda ha sido consultado con nuestros abogados y es la única salida que hemos encontrado para que la empresa intente solucionar esto de la mejor manera posible y no tener que presentar un concurso voluntario de acreedores», se indica en la misiva, en la que también se explica que Cotnsa está hablando «con todos los proveedores, ya que entenderán que ustedes no son los únicos que están en esta situación». La compañía concluye agradeciendo la comprensión de sus acreedores «ante la mala situación por la que pasa la empresa en estos momentos». Sin embargo, Andrea Ballesteros, responsable de Cotnsa Huelva, a preguntas de este periódico, no quiso calificar la situación económica de la empresa y negó que no se le haya pagado a las empresas que han arreglado para Astilleros del Guadalquivir el dique seco en el Puerto de Sevilla. Ballesteros dijo que esta empresa no tiene deudas, si bien no quiso concretar cuántas posee Cotnsa Huelva. «Astilleros del Guadalquivir es una empresa que empieza a funcionar, está bien y está arrancando a trabajar. Es mentira que no tenga actividad», defendió Ballesteros tras reiterar que de la situación económica de Cotnsa Huelva «no puedo hablar». Empresarios consultados aseguraron que la mayor parte de los trabajos realizados en el dique seco de Sevilla han sido abonados «por Astilleros Cotnsa Huelva a través de pagarés que están siendo sistemáticamente impagados desde noviembre del año pasado». Por lo tanto denunciaron que la inversión de 500.000 euros anunciada es «todo humo». Estos empresarios añadieron que Cotnsa Huelva tiene una deuda declarada que, según el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI), supera los 250.000 euros, «más la no reconocida y la refinanciada». «Astilleros del Guadalquivir, hasta donde sabemos la mayoría de empresas auxiliares, es una firma sin actividad, ya que los trabajos que se ejecutan en sus instalaciones son abonados por Astilleros Cotnsa Huelva». «Tendremos que cerrar si no cobramos ya» «Hemos contado hasta con 15 trabajadores y quedamos cuatro, pero si Astilleros Cotnsa Huelva no nos paga los 250.000 euros que nos debe por los trabajos en el dique seco del Puerto de Sevilla tendremos que cerrar». Así de contundente se muestra el responsable de una de las empresas que trabajó en el acondicionamiento de Astilleros del Guadalquivir en el Puerto de Sevilla. Este empresario sevillano, que no quiso publicar su nombre ni el de su compañía, entregó a este periódico una factura no cobrada a nombre de Cotnsa Huelva por trabajos en Sevilla y explicó que él pagó a sus trabajadores, «pero no tenemos capacidad para afrontar el préstamo bancario y el pago del IVA si no cobramos por los trabajos realizados en el dique seco de Sevilla». Por eso, apostilló, tendrán que cerrar. Según comentó, Cotnsa Huelva fue su principal cliente el pasado año, de ahí el revés económico que le supone este impago. Además, este empresario denunció que las instalaciones del dique seco no han sido mejoradas: «Lo que han hecho ha sido sencillamente coger lo existente y ponerla a andar tal cual. No se puede decir que sea una inversión de futuro». De hecho, añadió que sólo hay una grúa nueva y que para que haya una «verdadera» actividad se requiere arreglar la puerta del dique «y sólo se le dio una capa de pintura». Además, lamentó que la autorización del Puerto sólo sea para la construcción de pesqueros y no para la reparación de barcos, para lo que la Autoridad Portuaria concedió «un permiso ad hoc cuando llegó el buque Río Chara para su arreglo». Por su parte, fuentes del Puerto se limitaron a explicar que Astilleros del Guadalquivir tiene en estos momentos autorización para lo que está haciendo

  • 1