jueves, 21 marzo 2019
15:06
, última actualización
Local

Aviación Civil bloquea la SE-35 por riesgo a la seguridad aérea

Un informe de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea evaluará si el trazado incide en el localizador de pista del aeropuerto de San Pablo.

el 30 abr 2010 / 20:17 h.

TAGS:

La Delegación de Urbanismo y Gaesco, la patronal de la construcción, se reunieron el jueves para lanzarle un mensaje claro –y casi desesperado– a Aviación Civil: tiene que desbloquear el proyecto de la SE-35, concretamente del arco norte de esta ronda de circunvalación intermedia. Desde este organismo dependiente del Ministerio de Fomento se aseguraba ayer que se está dispuesto a negociar lo que sea, pero que si todavía no ha dado su visto bueno al proyecto no ha sido por capricho. Y es que considera que lo que está en juego es ni más ni menos que la propia seguridad aérea.

¿Y cómo puede afectar una ronda de circunvalación, que al fin y al cabo no deja de ser una carretera, a la seguridad aérea? Fuentes de Aviación Civil explicaron ayer que el temor radica en que el trazado “pasa por una zona muy cercana del localizador de pista”, lo que podría tener una “incidencia en la operatividad del aeropuerto” de San Pablo.

La siguiente pregunta viene casi por sí sola, ¿qué es un localizador de pista? Esto lo explican desde Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA): el aeródromo tiene un sistema de ayuda a la navegación aérea que facilita las maniobras de los aviones (fundamentalmente los aterrizajes) cuando hay problemas de baja visibilidad por meteorología adversa. Ese sistema (ILS) dispone de dos dispositivos, uno de los cuales es el susodicho localizador de pista. Uno de los sistemas emite una señal radioeléctrica que marca un plano vertical y el otro emite una señal radioeléctrica que marca un plano inclinado. La intersección de ambos planos da la trayectoria que debe seguir el avión para aproximarse a la pista, es decir, lo que permite aterrizar como quien dice a ciegas.

Ante las dudas sobre esta posible incidencia, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea está elaborando un informe, y hasta que no esté no habrá pronunciamiento oficial alguno. Y eso es lo que se reclama desde Urbanismo y desde Gaesco, que el documento se termine de elaborar porque están convencidos de que no se pondrán trabas, ya que en el propio Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se reserva un área de seguridad para evitar cualquier incidencia.

Por cierto, que en la reunión en Urbanismo se solicitó también un encuentro (la carta solicitándolo se mandará la semana que viene) para intentar llegar a un acuerdo. Desde Aviación Civil se señalaba ayer que se está dispuesto a esta reunión, pero que no será efectiva si antes no se ha concluido el informe.

El jueves el delegado de Urbanismo, Manuel Rey, subrayó que incluso en el Ayuntamiento hispalense “existe disponibilidad presupuestaria para iniciar las obras del arco norte, ya que los proyectos están redactados o en fase de redacción y su licitación sólo está a expensas de los informes sectoriales”.

El arco norte de la SE-35 constituye uno de los tramos más estratégicos de la infraestructura, porque al estar comprendido entre el ámbito de Sevilla Este, el barrio de Parque Alcosa y la conexión con la autovía A-4, tiene sentido en solitario al conectar núcleos residenciales densamente poblados con una vía de comunicación de gran capacidad.

Con un presupuesto global de 220 millones de euros, la SE-35 se divide en tres tramos diferenciados, tres arcos que darán forma a esta ronda urbana una vez que se ponga en servicio para absorber cerca del 55% de la circulación actual del puente del Quinto Centenario. Así, el arco norte, de 9,8 kilómetros, discurrirá desde la autovía A-66 hasta la SE-30 en su enlace con el nudo de la Gota de Leche, lo que supondría la prolongación noreste de la actual SE-30.

  • 1