sábado, 14 septiembre 2019
20:12
, última actualización
Local

Baile protesta sobre la 'tumba' de Queipo de Llano

Mujeres de negro protagoniza una performance en la Macarena bajo el lema "No olvidamos"

el 11 jun 2013 / 23:00 h.

TAGS:

Las mujeres no olvidamos es el título de un vídeo colgado en Youtube desde el pasado 24 de mayo con más de 20.000 visitas que recoge la acción protesta que la asociación Mujeres de negro por la paz y el desarme realizó ese día alrededor de las seis de la tarde en la basílica de la Macarena. Un grupo de treinta mujeres enlutadas accedió al interior con una corona de flores para depositarla ante la tumba del general Queipo de Llano, que lideró el levantamiento militar de 1936 en Sevilla y cuyas arengas radiofónicas llegaron a instigar los abusos sexuales hacia las “mujeres rojas” para que supieran “lo que es un hombre de verdad y no esos milicianos maricones”. En la corona podía leerse Las mujeres no olvidamos. Sevilla 1936-2013 pero no llegaron a colocarla en la tumba real. Miembros de la hermandad, al percatarse de las cámaras de vídeo y fotos para recoger la acción –generalmente muy restringidas en el templo–, interceptaron al colectivo, que sin incidentes salió de la iglesia y prosiguió con sus intenciones en una tumba simulada de madera a las puertas de la basílica. La acción, coincidiendo con el Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme, incluyó la emisión a través de altavoces de los discursos radiofónicos de Gonzalo Queipo de Llano más ofensivos para las mujeres y un baile a base de taconeos y zapateados sobre la tumba simulada al ritmo de coplas populares con las que el pueblo quiso dejar constancia de las barbaridades cometidas durante y tras la contienda por el bando franquista y la represión sufrida por los republicanos, incluyendo a sus mujeres o parientes. No es la primera vez que la vinculación de Queipo de Llano con la Macarena provoca polémica. La hermandad ha recibido reiteradas peticiones de grupos políticos de izquierda y asociaciones de memoria histórica para que retire a la Virgen el fajín militar que le regaló el general franquista –en realidad el original no lo luce por su mal estado pero se expone en el museo– y en 2007 la fachada de la iglesia sufrió un ataque con pintura roja contra estos símbolos y el mantenimiento de la tumba en el interior del templo. La hermandad, que huye de este tipo de polémicas y rechaza que se dé publicidad a este tipo de actos, repitió ayer su tradicional explicación para el hecho de que el militar franquista esté enterrado en la basílica:obedece a que fue hermano mayor honorario de la hermandad y promotor de la basílica levantada junto a la parroquia de San Gil. Familiares del general ostentaron diversos cargos en la Macarena.

  • 1