sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Economía

Caja Granada suscribe la ‘fusión fría’ que arrancará en 2011

Esquerra Republicana advierte de la posible impugnación del proceso

el 07 jun 2010 / 21:38 h.

Antonio Jara, Carlos Egea, Josep Colomer y Fernando Alzamora sellaron ayer la alianza de sus cajas en Madrid.

Los presidentes de Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedès y Sa Nostra firmaron ayer en Madrid el protocolo de fusión aprobado por los respectivos consejos de administración la semana pasada para crear un Sistema Institucional de Protección (SIP) o fusión fría que empezará a funcionar en 2011.

El acuerdo fue suscrito por el presidente de Caja Murcia, Carlos Egea; de Caixa Penedés, Josep Colomer Rafols; de Caja Granada, Antonio Jara, y de Sa Nostra, Fernando Almazora, para sumar un grupo que ocupará la séptima posición por volumen de activos (73.055 millones), una vez que el Banco de España convalide el protocolo.

Además, ayer se constituyeron las mesas de trabajo encargadas de estudiar la estructura de esta fusión fría, que deberá ser refrendada por las asambleas de las cajas. Quedan por determinar los aspectos sobre la sede central.

El pasado miércoles, los consejos de administración de las cuatro cajas firmaron un acuerdo para crear un SIP, cuya sociedad central adoptará la forma de banco, que tendrá la sede en Madrid y será presidida por Carlos Egea (Caja Murcia).

Esta alianza, que permitirá a cada una de las cajas mantener su personalidad jurídica, su marca, negocio minorista, órganos de gobierno y obra social, requerirá entre 800 y 900 millones de euros del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para sanear sus activos.

Desde Sevilla, el vicesecretario general del PSOE-A, Rafael Velasco, manifestó que no sabe si esta operación es buena para el sistema financiero andaluz, por lo que pidió que se explique. Tras la reunión de la Permanente de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A, Velasco quiso dejar claro que si ese proceso es bueno para el sistema financiero andaluz estarán encantados, pero que si no es así, "no estaremos contentos". Velasco garantizó que los socialistas van a trabajar para que haya alianzas estratégicas en Andalucía, sin descartar a entidades foráneas, para que haya una "gran caja andaluza".

Más displicente se mostró el secretario general de ERC, Joan Ridao, quien expresó su preocupación por los procesos de fusión iniciados por Caixa Penedès y por Caixa Laietana -que negocia con Caja Madrid-, y advirtió de que la Generalitat podría impugnarlos. "Estamos siguiendo muy atentamente estas conversaciones y, la verdad es que estas fusiones nos preocupan muchísimo".

Según señaló, "en ambos casos las cajas catalanas serían absorbidas, porque aunque se habla de fusión fría, en la práctica la dimensión de alguna de las entidades que quiere fusionarse haría que la operación se convirtiese en una absorción". Añadió que "está en contra de esto", y lo que hará es "insistir en preservar el modelo catalán de cajas, un modelo de éxito, muy distinto a otros".

La alianza creará el quinto grupo con 3.855 millones de fondos propios. Con unos cuatro millones de clientes, ocupará el sexto puesto por volumen de negocio (103.433 millones). "Estamos muy satisfechos de que este grupo haya cuidado expresamente la lealtad con el territorio de cada entidad, que aprovecha además su liderazgo territorial para establecer las sinergias", declaró el presidente de Caja Granada, Antonio Jara.

Último paso para la fusión de Cajasol y Guadalajara 

Cajasol y Caja Guadalajara celebrarán hoy sendas asambleas extraordinarias para aprobar el proyecto de fusión de ambas entidades, que será la primera que se realiza en España entre cajas de ahorros de diferentes comunidades autónomas.

En cada una de las asambleas se harán públicos los informes de los presidentes de la caja sevillana, Antonio Pulido y de la manchega, José Luis Ros, para después someter a aprobación el proceso de fusión por absorción de Caja Guadalajara por parte de Cajasol.

La entidad resultante pasará a denominarse Monte de Piedad y Caja de Ahorros San Fernando de Guadalajara, Huelva, Jerez y Sevilla. Ambos dirigentes descartaron el pasado viernes que pudiera haber alguna sorpresa en las dos asambleas generales.

El proceso arrancó el pasado 26 de enero cuando ambas entidades firmaron los protocolos de fusión, que posteriormente han recibido el visto bueno del Banco de España y de los respectivos gobiernos autonómicos.

La nueva caja tendrá su sede central en Sevilla y mantendrá la marca Caja Guadalajara en Castilla-La Mancha, comunidad en la que la nueva entidad abrirá nuevas oficinas.

La entidad resultante sumará unos activos de más de 34.000 millones de euros, el número de oficinas se situará en unas 900 y la integrarán más de 5.200 empleados. Además, sumará un volumen de clientes de 2,8 millones con la unión de la base de cuentas operativas.

A mediados de mayo, los consejos de administración de Cajasol y Caja de Guadalajara aprobaron por unanimidad los balances de fusión, a cierre contable a 31 de diciembre, del pasado ejercicio de los balances agregados individuales. Esta aprobación representaba el último trámite que debían formalizar previo a la integración jurídica. 

  • 1