lunes, 22 abril 2019
06:54
, última actualización
Deportes

> Calero deja entrever la posibilidad de acortar los plazos de recuperación

el 15 sep 2009 / 16:55 h.

El jefe de los servicios médicos del Real Betis Balompié, Tomás Calero, ha dejado entrever la "posibilidad de que se acorten" los plazos de recuperación del extremo chileno Mark González, que sufrió una lesión de rodilla en el partido del miércoles ante Argentina.

El futbolista tendrá que esperar tres meses para volver a jugar ya que según Calero "con la patología que padece, un esguince de grado tres, ése es el periodo de baja".

No obstante, Calero ha puntualizado que es el médico de la Federación Chilena, el doctor Montes, quien "podrá tener más criterio, porque tiene la oportunidad de ver la rodilla".

El médico bético dejó entrever, sin embargo, "la posibilidad de que los plazos se acorten" si "después de ver al paciente, se percibe que la evolución puede ser positiva" aunque advirtió que "eso depende del grado de afectación del ligamento".

"En principio pensamos que está descartado que pase por el quirófano. Certificaré mi diagnóstico cuando vea la rodilla de Mark, aunque ahora mismo los médicos en Chile tienen más base que yo para no equivocarse", ha añadido.

Calero también ha declarado que "el alta para viajar se lo darán en unos siete días", ya que Mark González sufrió en la misma jugada un fuerte golpe en la cabeza que le produjo un traumatismo craneoencefálico que desaconseja el desplazamiento en avión.

Por otra parte, Calero ha confirmó que el centrocampista camerunés Achille Emana, duda a comienzos de semana por un golpe en la espalda, "está bien y los demás internacionales han llegado sin problemas".

El único lesionado de la plantilla bético, además de Mark González, es el delantero Francisco Javier Muñoz 'Xisco', quien "si todo marcha según lo previsto, en diez días estará a disposición del entrenador", concluyó el médico del Betis.

  • 1