viernes, 24 mayo 2019
09:12
, última actualización

Chaves: "No tengo abogado ni lo voy a tener. No estoy imputado"

El exministro de Política Territorial cree que, "objetivamente", el auto ha tenido "efectos políticos y mediáticos" pero no ha querido "acusar" ni decir que esos efectos hayan sido "buscados".

el 11 sep 2013 / 09:07 h.

chaves El expresidente andaluz Manuel Chaves ha asegurado este miércoles que no tiene estrategia de defensa frente al auto de la juez Mercedes Alaya porque ni está imputado ni se ha pedido su imputación. "No tengo estrategia procesal, entre otras cosas no tengo ni abogado ni lo voy a tener", ha dicho en una rueda de prensa en el Congreso. En esa línea, Chaves ha descartado querellarse por prevaricación contra la juez instructora del caso de los ERE, a pesar de que ha avisado de que si hubiese indicios contra él, que es aforado, y la juez no envía el caso al Tribunal Supremo, estaría incurriendo en este delito. El exministro de Política Territorial cree que, "objetivamente", el auto ha tenido "efectos políticos y mediáticos" pero no ha querido "acusar" ni decir que esos efectos hayan sido "buscados". Eso sí, cree que en el texto se usa "arteramente" la palabra imputado y que eso ha permitido cierta "manipulación". El auto de la juez Alaya comunica procedimiento contra él "en calidad de imputado" y coloca en idéntica situación a su sucesor en la Junta, José Antonio Griñán, y a cinco exconsejeros andaluces, todos ellos aforados. Según Chaves, tras estudiar el auto está claro que "no hay imputación" para ninguno de ellos, ni nada para pedir su imputación. Y tampoco hay "ningún indicio individualizado contra ninguno de los citados" y por eso la juez no puede remitir el caso al Supremo. "Si hubiera alguna incriminación individualizada, si la juez no lo envía estaría prevaricando", ha dicho. "No hay imputación, no hay petición de imputación, no hay indicios y no hay remisión de la causa al Supremo", ha manifestado. El expresidente de la Junta de Andalucía y diputado del PSOE en el  Congreso por Cádiz, Manuel Chaves, ha asegurado este miércoles que se  siente en situación de "indefensión" y víctima de una situación  "kafkiana" por el último auto de la juez que instruye el caso de las  irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE),  Mercedes Alaya, que le comunica la existencia del procedimiento "en  calidad de imputado" junto al también expresidente de la Junta José  Antonio Griñán y a cinco exconsejeros, todos ellos aforados, porque  presenta a todos los citados "como sospechosos ante la opinión  pública, sin estar imputados ni existir ningún indicio". Chaves se ha pronunciado de este modo durante una entrevista en la  cadena Ser en la que ha asegurado sentirse "muy tranquilo" tras el  último auto de la juez Alaya, que ha calificado como "innecesario y  totalmente gratuito" porque ha defendido que la magistrada "no nos  imputa y no aporta ningún indicio porque si lo hubiera tendría que  enviar inmediatamente la causa al Tribunal Supremo (TS)". El expresidente andaluz, que ha admitido que no se puede "sentir  satisfecho con lo que ha ocurrido" en el caso ERE "y seguramente será  un peso que llevaré durante mucho tiempo", se ha preguntado "por qué  precisamente en un día en que el Gobierno de Andalucía toma posesión  la jueza dicta ese auto creando la confusión que ha creado, colocando  sin ninguna razón ni indicio como sospechosos a personas sobre las  que no existe ningún indicio". Tras subrayar las "muchas coincidencias de autos de la jueza con  acontecimientos o decisiones importantes de la Junta de Andalucía",  Chaves ha anunciado que sus abogados estudian vías para garantizar su  derecho a la "tutela judicial efectiva", entre las que ha citado la  posibilidad de dirigirse al TS para que a su vez se dirija a la juez  Alaya "y le pida si hay indicios que le remita el caso" para evitar  la situación de "indefensión que nos ha creado ante la opinión  pública".

  • 1