miércoles, 20 marzo 2019
14:02
, última actualización
Local

‘Coaching’ solidario

Una veintena de muchachos exponen sus avances en la Lanzadera de Empleo del Polígono Sur, que busca impulsar la marca personal a través del desarrollo de proyectos emprendedores dirigidos a colectivos necesitados

el 09 jul 2014 / 12:30 h.

TAGS:

Alba Lucena tiene 28 años y actualmente está en paro. Es técnico superior en Interpretación de la Lengua de Signos y licenciada en Historia del Arte. Cuenta que ha dedicado buena parte de su juventud a formarse y a buscar un trabajo. Sin embargo, no ha sido hasta hace poco cuando ha descubierto su verdadera vocación: «Me gustaría emprender un negocio propio relacionado con la cultura y la Lengua de Signos. Estoy pensando en algo que ofrezca a museos, fundaciones y entidades públicas una adaptación de sus actividades para personas con discapacidad auditiva». Lo comenta con una seguridad arrolladora durante las jornadas de puertas abiertas celebradas ayer en las instalaciones de la Lanzadera de Empleo y Emprendimiento Solidario, que desde el pasado mayo tiene en marcha la organización humanitaria Acción contra el hambre en Sevilla en el barrio del Polígono Sur. Pablo Soriano, Ignacio González y la comisionada para el Polígono Sur, M. del Mar González, ayer en la presentación del proyecto. / Foto: J.M. Paisano Pablo Soriano, Ignacio González y la comisionada para el Polígono Sur, M. del Mar González, ayer en la presentación del proyecto. / Foto: J.M. Paisano Alba es una de los veinte jóvenes de entre 18 y 30 años procedentes del Polígono Sur, Tres Barrios-Amate y Palmete que se benefician de este programa pionero en Andalucía que «busca impulsar el empleo juvenil a través del desarrollo de competencias emprendedoras». Ayer, los muchachos tuvieron la oportunidad de exponer sus proyectos y demostrar todo lo aprendido a la Comisionada para el Polígono Sur, María del Mar González; el director provincial de la Fundación Andalucía Emprende, Ignacio González; la responsable del área territorial de Sevilla del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), María Paz Lagares; y el responsable de Acción Social en España de Acción contra el Hambre, Pablo Soriano. En una dinámica de debate y participación, los propios jóvenes fueron explicando los proyectos emprendedores en los que trabajan en la Lanzadera. Alba expuso el suyo, enfocado, como todos, a tender la mano a colectivos desfavorecidos. «Esa es la idea. Que todas las propuestas empresariales tengan un fin solidario, como en este caso, para los que no oyen bien», aclara Alba. Mientras llega la hora de que se haga realidad, las sesiones con la coach, persona que orienta al grupo a «descubrir sus posibilidades laborales», trabajan en la dirección de «mejorar las competencias profesionales, reforzando los perfiles de cada uno y la marca personal», indica Maite González, la coach de esta iniciativa que ha empezado a dar sus frutos en su primer mes y medio de vida. Se han contabilizado cuatro bajas, afortunadamente, al producirse «cuatro inserciones laborales» de los muchachos inscritos. Ahora se buscan sustitutos. La noticia es «fabulosa», pues está en sintonía con el nivel de motivación del alumnado que sigue el método del coaching:«Es justo al contrario de lo que se viene haciendo. Orientamos a los chavales hacia donde ellos quieren ir, partiendo de sus propias competencias y buscando que ellos mismos lo descubran con técnicas de gestión emocional», detalla González, que apunta el avance del grupo «superando sus miedos iniciales», más aún en una zona en transformación social como en la que se encuentra, y «ganando en seguridad». Un buen ejemplo de ello es la benjamina de la Lanzadera. Evelyn Quezada tiene apenas 19 años y ha estudiado Auxiliar de Enfermería. Relata que están resultando «bastante positivas» las sesiones, en especial, las que van encaminadas a «desarrollar la inteligencia emocional». «No sabemos el potencial que tenemos hasta que lo cultivamos». No obstante, en esta incubadora de iniciativas solidarias, Evelyn tiene claro que lo suyo no es montar una empresa: «Mi objetivo es buscar un empleo. Ahora lo tengo todo mucho más claro». Gracias a esta iniciativa, la joven asegura que se maneja «bastante bien» por las redes sociales y demás páginas en internet para dar con un puesto de trabajo. Ante estos resultados y a la espera de cosechar más avances, la Comisionada para el Polígono Sur señaló que es «una magnífica iniciativa para permear el Polígono Sur y acercarlo al resto de la ciudad». «Es un contacto que permite romper las fronteras psicológicas» que existen sobre esta zona en transformación social. La Lanzadera abrió ayer sus puertas, pero seguirá trabajando hasta octubre para «hacer de la solidaridad el mejor empleo».

  • 1