domingo, 17 febrero 2019
12:32
, última actualización
Local

¡Coches, al salón!

Fibes debería sacar un pase de temporada: el Sicab, la Feria del Outlet, lo de los bebés... y ahora un bazar de coches para ahorrarse un dinero. Llega el Salón del Factory del Automóvil.

el 31 may 2010 / 21:50 h.

TAGS:

Ya hay hasta factorys del piñonate. En la fiebre del paisano no por ahorrar, sino por gastar menos (que no es lo mismo en una sociedad de consumo) se ha instalado este modelo mercantil con el mismo desparpajo y naturalidad con que los hijos en edad de merecer (diga cada cual lo que merecen estos hijos) se instalan en casa de sus padres octogenarios con los pies por alto y un hambre canina. ¡Han puesto un factory de habichuelas!, exclama alguien, y allá que van las multitudes pisándose los cogotes. Lo que ocurre es que, en este caso concreto del II Salón del Automóvil, la carrera puede merecer la pena si quien se la propina acude dispuesto a salir de allí motorizado, porque si la ocasión la pintan calva, ahí no hay ni un vehículo con pelo. A buen entendedor, ya se sabe. Ya sólo queda que hagan un factory de aparcamientos en superficie.

La empresa que organiza esto se llama Escaparate del Motor. Ayer andaban sus responsables calculando, así a ojo, cómo puede salir la experiencia en un año en el que si los países no se han hundido del todo es porque el planeta contiene más agua que tierra. Cuando se han arriesgado a acometer esta feria del coche nuevo, seminuevo y usado es porque les salen las cuentas, y las cuentas son las siguientes: más de 60.000 visitas y alrededor de 1.200 coches vendidos, sumando los de todas las clases. 

Este optimismo está justificado, en opinión de los promotores: concentrar en un sólo espacio las mejores ofertas de todos los concesionarios y de cada una de las marcas es algo que le hace la boca gasolina a más de un vecino deseoso de jubilar su vehículo antes de los setenta años (de los setenta años del vehículo), contrariamente a la línea actual de pensamiento en materia de vida laboral, y hacerse con una máquina de ésas tan brillantes y poderosas. Y si encima quien se lo compra es una especie de padre factory, si se comprende lo que se quiere decir, puede dejárselo al ya referido zagal de las piernas por alto para que pasee su melancolía por las calles de Sevilla.

Lo mismo a usted le da igual que le hablen del número de expositores que va a haber en un salón de esta especie o de otra cualquiera, pero lo cierto es que van a ser algo más de noventa. Entre las marcas de coches, están Mercedes Benz, Audi, Volkswagen, Seat, Skoda, Chrysler, BMW, Kia, Renault, Peugeot, Chevrolet, Nissan, Citroën y Ford; entre las de motos, Kawasaki, Honda, BMW, Yamaha y Harley Davidson. O sea, la flor y nata de la caballería de vapor luciendo traje de gala.

Oportuna va a ser esta feria, porque en julio llega la subida del IVA y de eso se va a librar quien se adelante a comprar ahora; así lo susurran los organizadores en sus comunicados, como diciendo: Tú, piénsatelo, que verás que no es mentira. Naturalmente, también está el visitante que lo que quiere es disfrutar de las vistas; el apasionado o apasionada de los pistones y las bielas, si es que los coches siguen teniendo de eso a estas alturas. Allí va a tener ocasión de saciar su retina y, sobre todo, de practicar el gran deporte nacional: la comparación. En todas sus facetas, además: calidades, precios, dotaciones de serie, sistemas de financiación, tamaños de maleteros...

La guinda de este II Salón del Factory del Automóvil es que, aparte de escaparse el comprador por los pelos del nuevo IVA, se anuncian ofertas y descuentos. Ya lo que falta es que le den a uno un coche y encima le pongan un piso. Pues no, un piso no le ponen, pero hablan de rebajas del 20, 30, 40 y hasta 50%, amén de financiaciones más arregladitas, por tratarse de usted.

Nadie sabe por dónde tirará el mercado del automóvil como la situación económica empeore, que es un verbo que no tiene hartera, pero lo que sí se ha visto es que las ventas de estos vehículos siguen subiendo en comparación con el año pasado, de lo cual parece deducirse que no es un mal negocio del todo comprarse ahora un coche. Aquí los únicos que lo van a pasar mal son los indecisos; esos que visitan treinta concesionarios antes de pedir un catálogo, porque se les pondrán los ojos como a un camaleón con sinusitis: junto con los vehículos actuales, se van a presentar modelos nuevos de las marcas Seat, Mercedes, Dacia, Volkswagen y Chevrolet. No van a decir que el factory de la habichuela es mejor plan que éste.

De utilidad:
Qué: II Salón del Factory del Automóvil.
Dónde: En el Palacio de Exposiciones y Congresos, FIBES, que como sabe está en Sevilla Este y tiene delante una parada del 27.
Cuándo: Desde hoy hasta el domingo que viene.
Cuánto: La entrada cuesta 5 euros. Los niños menores de 8 años entran gratis.
Cómo: Hay descuentos especiales de hasta el 50% y un montón de vehículos nuevos y de seminuevos.

  • 1