miércoles, 19 diciembre 2018
11:51
, última actualización
Deportes

Dos años de cárcel para dos futbolistas del Cerro por agredir a un árbitro

La Audiencia los condena por unos hechos ocurridos en 2009 cuando agredieron con patadas y puñetazos a un árbitro durante un partido de la categoría regional preferente juvenil después de que fueran expulsados.

el 19 dic 2014 / 14:31 h.

La Audiencia de Sevilla ha condenado a dos años de cárcel a dos jugadores de fútbol de la Asociación Deportiva Cerro del Águila por agredir con patadas y puñetazos a un árbitro durante un partido de la categoría regional preferente juvenil después de que fueran expulsados. La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, condena a los jugadores Fernando Javier Moragas Rodas y Antonio García Navarro por un delito de lesiones y les obliga a pagar una indemnización de 1.938 euros al árbitro, que necesitó intervención quirúrgica en el hospital San Juan de Dios, en Bormujos, donde tuvo que pagar 591 euros. Los jugadores empujaron al árbitro y le dieron puñetazos, y cuando cayó al suelo le propinaron varias patadas, según confirma la Audiencia, que desestima el recurso de ambos condenados tras la sentencia del juzgado Penal 1 de Sevilla y aprecia alevosía en la agresión, que fue "imprevista" y "repentina". El abogado del árbitro, Juan Ignacio Bidón, ha subrayado a Efe que la pena impuesta sea de dos años de cárcel, porque ha apuntado que normalmente este tipo de casos se soluciona con una condena por falta de lesiones y pequeñas multas. En este caso fue condenado otro jugador por un juzgado de menores por un delito de lesiones y ya cumplió su pena de un año y seis meses, ha apuntado el abogado. Tras las agresiones, el árbitro sufrió un traumatismo craneoencefálico de grado I, una herida inciso contusa en arcada supraciliar derecha, policontusiones y una fractura de la porcelana de la pieza dentaria incisiva superior izquierda y grietas macroscópicas de porcelana adyacente. El agredido tardó en sanar treinta días, de los que quince estuvo impedido para sus ocupaciones habituales, y necesitó tratamiento médico quirúrgico consistente en puntos de sutura y tratamiento odontológico. La sección primera de la Audiencia incluye la atenuante de dilaciones indebidas en el caso, que ocurrió el 1 de marzo del 2009 en el estadio municipal de Benacazón (Sevilla) cuando el equipo de El Cerro se enfrentaba al Real Betis en la categoría de juveniles. Según la sentencia, uno de los jugadores condenados fue expulsado en el minuto 37 y el segundo en el minuto 55, momento en el que se produjo la agresión. Además, el abogado se ha mostrado seguro de que serán los primeros jugadores de fútbol en entrar en prisión por agresión porque ya no caben más recursos, sólo el de amparo ante el Tribunal Constitucional, y porque cuando se solicite la suspensión de la pena, el fiscal y la acusación se opondrán a ello.

  • 1