martes, 19 febrero 2019
15:12
, última actualización
Deportes

Contador corona su tercer Tour en los Campos Elíseos

El corredor de Pinto vence por tercera vez en los Campos Elíseos de París

el 25 jul 2010 / 15:41 h.

Alberto Contador disfrutó de su tercera fiesta en los Campos Eliseos de París, desde donde saltó al "club de los 3 Tour" junto al belga Philippe Thys, el francés Louison Bobet y el estadounidense Greg Lemond, palabras mayores en el libro de oro de la grande boucle, donde ya figuran trece triunfos españoles.

Desde 2006 no falta un nombre español en el primer puesto del palmarés. Pereiro comenzó la racha en 2006, le siguió Contador con su estreno en 2007, luego Carlos Sastre aportó la medalla de oro en 2008 y de nuevo Contador, con su hat trick, alarga la racha, en un mes de julio protagonizado por dos prendas: la camiseta roja del Mundial de fútbol y el maillot amarillo del ciclista madrileño.

Contador repite como séptimo ciclista español conquistador de la grande boucle, último heredero de Federico Martín Bahamontes, que puso a España en el mapa ciclista con su legendaria victoria en 1959. "El Águila de Toledo", quien siempre recuerda que "marchaba escapado", adornó su palmarés con seis triunfos en el premio de la montaña, solo superado por Richard Virenque, con 7.

A Fede le siguieron Luis Ocaña (1973), Pedro Delgado (1988), Miguel Indurain (de 1991 a 1995), Oscar Pereiro (2006), Carlos Sastre (2008) y Alberto Contador (2007 y 2009).

El tercer Tour de Contador representa el decimotercer título español y el quinto consecutivo para un mismo país, además con tres corredores diferentes, hecho que no se producía desde la década de los 50, cuando ganaron consecutivamente los franceses Louison Bobet (1955), Roger Walkowiak (1956) y Jacques Anquetil (1957).

El Tour de Bahamontes llegó un 18 de julio, fecha histórica en la España de aquella época de dictadura, entonces día de fiesta nacional. Pocos apostaban por el toledano pero hizo una exhibición de las suyas en Pirineos y luego ganó una cronometrada en el Puy de Dome que terminaron con el acoso por parte de Henri Anglade y Jacques Anquetil, que intentaron quemar las naves en los Alpes, sin éxito.

Luis Ocaña, el "español de Mont de Marsan" dominó el Tour de 1973, en el que ganó seis etapas. Dos años antes tuvo el Tour en el bolsillo, pero una caída bajando el Col de Menté arruinó sus ilusiones cuando le sacaba más de 7 minutos al belga Eddy Merckx, su enemigo número uno.

El segoviano Pedro Delgado inició una nueva época del ciclismo español en el Tour después de años oscuros. Se convirtió en 1988 en el tercer visitante español de los Campos Elíseos como vencedor. Se puso de amarillo en la duodécima etapa con final en Alpe D'Huez, en el mismo sitio que lo hizo Carlos Sastre en la edición 2008. Junto a Angel Arroyo terminó con años de decadencia. Un presunto positivo casi le cuesta el triunfo, pero la sustancia que se encontró en las muestras no estaba entre las prohibidas por la UCI.

Los años noventa fueron de Miguel Indurain. Acaparó el Tour de 1991 a 1995. Es el español con más triunfos de etapa, 12. Un gran especialista contrarreloj que en montaña aguantaba con los mejores en los puertos. El navarro paseó su grandeza por Italia, con dos Giros en su palmarés, además del título olímpico en la contrarreloj de Atlanta'96 y el Premio Príncipe de Asturias.

La travesía del desierto la impuso un solo hombre: el estadounidense Lance Armstrong. Suyo fue el final del siglo pasado y los comienzos de los años 2000. Ganó el Tour de manera ininterrumpida de 1999 a 2005, todo un récord del ciclista que hoy en París se ha despedido del ciclismo en Europa. Y desde el podio, ya que su equipo, el Radioshack, ganó por escuadras.

Finalizado el imperio Armstrong, otro español, inició la actual racha de cinco Tours consecutivos. Oscar Pereiro tomó el relevo, en un Tour 2006 atípico en su desenlace final. El gallego en principio fue segundo tras el estadounidense Floyd Landis, pero la ley antidopaje le quito el título en beneficio del español.

En 2007 llega Alberto Contador. En un Tour envuelto en polémica, registros policiales y descalificaciones, el madrileño se enfundó le maillot amarillo a tres días del final. El equipo Rabobank expulsó al líder, el danés Michael Rasmussen cinco minutos antes de que lo hiciera la organización. El corredor nórdico había burlado varios controles de manera voluntaria.

Aquel año Contador derrotó al australiano Cadel Evans por 23 segundos. El 29 de julio entró en París de amarillo, escena que no se puso repetir en 2008 porque su equipo, el Astana, no fue invitado por la organización por estar envuelto en casos de dopaje.

Contador no desaprovechó aquel curso de 2008, ya que se dedicó a apuntar su nombre en el Giro de Italia y Vuelta a España, por lo que se convirtió en el primer español que gana las tres grandes por etapas.

Ese 2008 otro español, Carlos Sastre tomó el relevo en un año especial para el ciclismo y el deporte español. Una exhibición en Alpe D'Huez con una escapada en solitario le dio el Tour. Poco antes España ganó la Eurocopa de fútbol y Rafa Nadal conquistó Roland Garros y Wimbledon.

Contador reaparece en 2009 con un doblete en la grande boucle, en un año marcado por la polémica con su compañero y rival Lance Armstrong. Dos gallos que convivieron a picotazos en el mismo corral del Astana. En un ambiente hostil el de Pinto ganó la carrera por delante de Andy Schleck. Armstrong se clasificó tercero y coincidió con Contador en el podio, donde apenas se miraron a la cara. El responsable de la megafonía se equivocó y puso el himno danés.

Y el triplete de Contador llega en otro mágico 2010 para el deporte español. El líder del Astana vivió por televisión los últimos partidos de la selección española en el Mundial de fútbol y apareció con la roja en rueda de prensa tras la consecución del título. Nadal repitió doblete en París y Londres. Pau Gasol ya se había puesto el segundo anillo de la NBA. En esa dinámica ganadora llegó el triplete del madrileño en el Tour.

Sufriendo ante el empuje del luxemburgués Andy Schleck, Contador se subió de nuevo al primer escalón en los Campos Elíseos. Esta vez el señor de la megafonía estuvo acertado y sonó el himno español. El corredor de Pinto está a punto de ganar por tercera vez el Tour de Francia, una vez que termine la etapa triunfal por los Campos Elíseos de París.

  • 1