viernes, 16 noviembre 2018
14:54
, última actualización
Cofradías

"Controlando un radio de 3 kilómetros tendremos una Madrugá tranquila"

El delegado de Fiestas Mayores anuncia un plan específico de seguridad para la Madrugá

el 14 mar 2012 / 20:31 h.

Gregorio Serrano posa en los palcos durante su montaje.

-El PA habló en su día de "palcos populares" y el PSOE de crear una parcela de visión gratuita en la Carrera Oficial. El PP no ha entrado en este discurso...
-No. Lo de poner sillas pagadas para ver las cofradías data de 1863. Desde ese año hasta hoy las cosas han evolucionado y la Carrera Oficial se ha ampliado, pero yo no tengo la percepción de que los que ocupan esas sillas sean gente ajena al pueblo de Sevilla. Ahí está toda la ciudad representada y hay gente de toda clase y condición. Labrar una imagen de que en la Carrera Oficial nada más que están, poco menos, que los marqueses viendo los pasos es incierta. Es entrar en una demagogia innecesaria. Si la Semana Santa y las cofradías sólo se pudieran ver en la Carrera Oficial habría que plantearse otras cuestiones, pero desde que salen de la iglesia hasta que vuelven se pueden ver por miles de sitios.


-Lo que sí es cierto es que el año pasado el entorno de las setas se convirtió casi en una segunda Carrera Oficial.
-No se puede evitar que la gente ocupe las setas. Para lo bueno y para lo malo se han convertido ya en un elemento más del urbanismo del Centro, aunque a nosotros no nos gustó nunca ese proyecto y mucho menos por el dinero que allí se enterró. Lo que no vamos a poner es la parcela con sillas blancas de plástico que se puso el año pasado y que estuvieron vacías todo el rato.


-Hace dos años se suprimieron más de 500 sillas de la Carrera Oficial. ¿Tiene el Ayuntamiento datos de cómo ha funcionado esa reforma?

-La Carrera Oficial está ahora mismo en unos niveles aceptables y homologables de seguridad. Sé que hay comerciantes de la Campana que se quejan de que los pasillos perjudican a sus negocios y que esa semana les viene mal porque no tienen su negocios expeditos, pero bueno eso es lo que ocurre normalmente cuando uno tiene un negocio en un sitio neurálgico de la ciudad. En el momento en que la seguridad de la Carrera oficial peligrara o no se acomodora a lo que establece la ley, evidentemente habría que hacer cumplir la ley con todo el dolor de nuestro corazón por las sillas que se pudieran perder.


-¿Y no tiene la impresión de que la Campana, aún hoy día, sigue siendo una ratonera?
-Sí. En estas cosas de la Semana Santa de nuestra ciudad está esa frase típica de que ‘toda la vida ha estado así y nunca ha pasado nada'. Bueno pues es verdad, ¿cuántos años lleva la gente en la Campana viendo las cofradías y no ha pasado nunca nada? Lo que sí le puedo decir, y no soy un experto en seguridad, es que según constata el Cecop aquello está más o menos controlado y que en un momento de emergencia las vías de evacuación están, aunque pudiera parecer lo contrario cuando uno ve ese mogollón de gente ahí en medio y sin pasillos entre ellos.


-¿Pudiera el Ayuntamiento ejercer un mayor control sobre la reventa de sillas?
-Eso es complicado. Si no se puede evitar la reventa de los toros, ni de los partidos de fúbtiol, pues... es complicado que el Ayuntamiento pudiera meterse en esas cuestiones. Nosotros le damos el permiso al Consejo de Cofradías para que explote la Carrera Oficial y ya lo demás es cuestión del Consejo.


-¿Es de los convencidos de que la Carrera Oficial, más pronto que tarde, habrá que cambiarla?
-Ojalá, y espero que se me entienda lo que digo, se tuviera que modificar muy pronto la Carrera Oficial porque eso significaría que las obras del Metro para llegar al Centro estarían ya en marcha y que la plaza del Duque estaría levantada. Espero no morirme antes de ver esa línea del Metro del Centro.


-¿Habrá este año novedades en el plan organizativo y de seguridad de la Semana Santa?
-Lo que sí tenemos claro, y son instrucciones del alcalde, es que tenemos que conseguir que haya una Madrugada que sea ejemplar para las cofradías y para los espectadores. Si se controlan tres kilómetros cuadrados, desde el puente de Triana hasta la Campana, en un horario entre las dos y las seis y media, ese tramo geográfico y ese lapsus de tiempo, con eso tendríamos garantizada la seguridad de la Madruhada según nos dicen los expertos en seguridad. O sea que no es tan difícil el tener una Madrugada tranquila y en eso sí nos vamos a volcar.


-¿Usted, como nazareno de la Madrugá, cree que esta jornada no ha vuelto a ser la misma desde las carreritas del año 2000?

-Bueno, salvo lo de 2009 (en que se reprodujeron episodios de carreritas), yo he visto Madrugás también muy lamentables. El ambiente este de la Madrugá donde viene tanta gente que no tiene conciencia ni respeto por lo que está sucediendo en la ciudad no es a raíz de las carreritas, sino que hace ya mucho tiempo que eso venía sucediendo. Lo que pasó en el año 2000, si no recuerdo mal, es que, presuntamente, hubo cierta organización en montar un tumulto de este tipo. Pero el ambiente de cierta relajación en las normas de convivencia de la Madrugada hace ya mucho tiempo que venía sucediendo. Me da la sensación, sin embargo, de que cada vez se tiene más respeto por la Semana Santa y la gente joven está cada vez más concienciada de que la Semana Santa. La Madrugá ha pasado una racha mala, pero me la sensación de que se está mejorando.


-¿En qué consistirá ese plan específico de seguridad para la Madrugá?
-En una mayor presencia policial y sobre todo en concentrar todos los esfuerzos de presencia policial en un reducido tramo de 3 kilómetros cuadrados y en ese lapsus de tiempo. He dado instruc ciones al director de Fiestas Mayores para que que tuviera una reunión específica con el delegado de la Madrugá en el Consejo, Vicente García Caviedes, con Policía Nacional y Policía Local exclusivamente para el tema de la Madrugá. Que no se trate la Madrugá como un día cualquiera, sino como un día que tiene sus connotaciones. Tengo interés en que García Caviedes asesore en sus recomendaciones a los mandos policiales.


-¿El Consistorio prevé recortes en los gastos de servicios, organización y protocolo de Semana Santa?
-La Seana Santa no tiene apenas gastos para el Ayuntamiento. Ten en cuenta que nosotros no montamos palcos ni nada, nos limitamos simplemente a prestar y poner vallas, a poner los módulos de los carritos, los cuartos de baño portátiles y punto. El gasto más significativo que teníamos era la retirada de los quioscos y ya de eso se va a hacer cargo el Consejo de Cofradías.


-¿Habrá o no sillas en el entorno de las setas?
-La semana que viene he quedado con Sacyr para ver si es posible que colocáramos allí algo para los minusválidos.


-¿Qué previsiones turísticas manejan para Semana Santa?
-Dependen mucho de las previsiones meteorológicas. Y como éstas hasta ahora -y salvo que el Señor le haga caso al arzobispo en sus rogativas- han sido buenas, la ocupación que hay hasta ahora parece buena. Esperamos una buena Semana Santa.


-¿Deben ponerse a la venta entradas del pregón para el gran público?
-Si se pudieran, por supuesto que sí. Para eso necesitaríamos quizás un espacio mayor. En Fibes, con 3.500 localidades, sería posible. Pero tampoco se ve mal el pregón desde casa sentado en la butaquita tomando un café.


-¿Cómo son sus relaciones con el jefe de la Iglesia local, el arzobispo Asenjo?
-Excepcionales. Don Juan José y yo hablamos con frecuencia por teléfono, incluso nos mandamos correos electrónicos.


-¿Y comentan la actualidad cofradiera?
-Algunas veces. Yo procuro ser muy respetuoso con su misión, y hay cosas que como cofrade pues... procuro respetarlas.


-¿Se esperan invitados especiales este año en los palcos?
-El alcalde tiene mucha ilusión en que a Sevilla vengan personalidades, ya que eso significaría poner en valor nuestra ciudad. Queremos darle otra vida a las visitas en Semana Santa.

  • 1