viernes, 22 febrero 2019
18:57
, última actualización
Cultura

Cultura deja en el aire el regreso de Festival de Itálica al teatro romano

el 21 jul 2010 / 21:58 h.

El teatro romano de Itálica.

El consejero de Cultura, Paulino Plata, volvió ayer a dejar claro que los presupuestos y el “dinero” del que disponga va a condicionar toda su política y el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el anterior equipo de su departamento. Tras el cierre del Espacio Iniciarte (en Santa Lucía) o la instalación de oficinas de la Agencia del Flamenco en Casa de Murillo –que debía convertirse en un museo–, ahora es el conjunto arqueológico de Itálica el que puede verse afectado por los recortes y, por ende, el Festival Internacional de Danza –organizado por la Diputación–, que en 2011 debía instalarse definitivamente en el teatro romano.

A pesar de que este compromiso era claro y estaba firmado, el consejero dejó abierta la posibilidad de que este certamen bienal tenga que buscar otra vez una sede provisional, ya que la Junta no puede garantizar que los trabajos de recuperación del citado espacio estén en la fecha prevista.Plata se reunió ayer con el presidente de la Fundación Estudios Clásicos de Itálica, Javier Torres Vela. En la rueda de prensa posterior, preguntado sobre el estado de las obras de rehabilitación del teatro romano, así como por la puesta en marcha del Centro de Interpretación previsto en el conjunto arqueológico –otra de las promesas de su antecesora, Rosa Torres–, el titular de Cultura sorprendió asegurando que no se atreve “a dar fechas concretas”.

En ese sentido, recordó que a principios de 2010 se estableció un Plan Director en Itálica que tiene una vigencia de ocho años y que contempla ambos proyectos, entre otros. “Pero será en función de la disponibilidad de recursos, porque aquí manda, como en otras muchas cosas, el dinero”, advirtió.“Cuando sepamos las previsiones financieras del año 2011, podremos dar a todo esto una mayor precisión en el tiempo, pero hasta ahora no sabemos la envolvente financiera que tendrá la consejería para el año que viene y no quiero aventurar una fecha sin conocer los presupuestos, que serán determinantes”, insistió. Estas declaraciones suponen que, o bien el consejero desconoce la existencia de un compromiso formal con la Diputación para tener listo el teatro en verano de 2011, o que sabiendo de dicho convenio, contempla incumplirlo si los presupuestos no le permiten terminar las obras –que, teniendo en cuenta los plazos, ya deberían estar avanzadas–.

La diputada provincial de Cultura, Guillermina Navarro, aseguró ayer a este periódico que nadie de la consejería ha comunicado a la Diputación que exista la posibilidad de que el teatro no esté listo para 2011. “El acuerdo firmado que tenemos con Cultura dice que el año que viene las obras deben estar acabadas o tan avanzadas que permitan la celebración del festival. Y nadie en Cultura nos ha dicho, a día de hoy, lo contrario”, apuntó.

En cualquier caso, Navarro tiene una cita pedida con los nuevos responsables de Bienes Culturales para abordar este asunto.

El pasado año, tras casi dos décadas de exilio, el festival volvió al conjunto arqueológico de Santiponce, a un auditorio efímero que se levantó sólo para la edición de ese año, antes de su supuesto regreso definitivo en 2011 al teatro romano.
Esto fue lo que firmaron el 15 de abril de 2009 la entonces consejera de Cultura, Rosa Torres, y el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos.

Aquel convenio supuso la vuelta del certamen a Santiponce, de donde se marchó en 1992 por razones técnicas, para asegurar la conservación patrimonial del anfiteatro romano, su sede original. Este acuerdo establecía que festival, de carácter bienal desde 2001, no volvería ya a celebrarse en el anfiteatro, si bien, en 2011 se instalaría definitivamente en el teatro romano, mejor conservado, pero que aún precisaba de mejoras que la consejería se comprometía a llevar a cabo en estos dos años.

  • 1