domingo, 16 diciembre 2018
17:59
, última actualización
Local

Cultura desestima la sala B del Lope y opta por Santa Clara

el 09 jul 2012 / 20:43 h.

TAGS:

Detalle del Espacio Santa Clara.

A punto estuvo de darse en 2008 luz verde a la creación de una sala B en el Teatro Lope de Vega, uno de los proyectos estrella del anterior director del recinto escénico, Antonio Álamo. Sin embargo, ni la que fuera delegada de Cultura en la corporación socialista, Maribel Montaño, dio un paso adelante en este sentido ni tampoco ha parecido interesada en este asunto la actual concejal del ramo, María del Mar Sánchez Estrella (PP).

Cuando hace una semana el Teatro Lope de Vega dio a conocer su programación para la temporada venidera 2012-2013, Sánchez Estrella y el responsable del Lope, Juan Víctor Rodríguez Yagüe, anunciaron que el Espacio Santa Clara se iba a convertir "en una extensión del escenario" de la Avenida de María Luisa con el objetivo de proponer en él obras de pequeño formato y de autor que exigen un aforo más reducido y unas dimensiones más adecuadas.Este era el propósito de la desestimada sala B del Lope, toda vez que parecía más lógico mantener toda la programación del recinto dentro del mismo marco escénico. Además, llevando el teatro al Espacio Santa Clara se licúa en buena medida el propósito inicial con el que este se creó, un gran Centro de las Músicas Históricas, a semejanza del de León, y que serviría como sede de la Orquesta Barroca de Sevilla.

En febrero de 2011 se daba a conocer el primer ciclo de música antigua, un evento que no ha conocido continuidad en 2012, pese a que Santa Clara sí que ha vuelto a ser escenario del Festival de Música Antigua y de otras actividades relacionadas con este género. Ahora, con el añadido de la actividad teatral y de una ambiciosa exposición dedicada a la pintora y escultora sevillana Carmen Laffón -a partir de octubre- la delegación de Cultura que capitanea la popular Sánchez Estrella parece optar por convertir Santa Clara en un contenedor cultural donde casi todo tiene cabida, perdiéndose así la identidad original que empezó a cincelarse durante el primer año de reapertura al público.

La construcción de la acariciada Sala B del Lope no era sin embargo tarea fácil. En una primera fase se desestimó crearla en el salón principal de la cúpula por problemas de acústica deficiente. Otra de las opciones valoradas fue erigirla en el colindante Pabellón de Uruguay -en el Paseo de las Delicias- pero tampoco llegó a buen puerto este planteamiento. Finalmente, el café-bar del Casino de la Exposición acogió un pequeño escenario que, prácticamente, hoy permanece sin uso alguno. Así las cosas, el Espacio Santa Clara será la próxima temporada la segunda sala del Lope, dando cabida a propuestas como La lengua en pedazos de Juan Mayorga, que llega en noviembre e Informe para una academia de Franz Kafka, con Luisa Martín, que se programará en febrero.

  • 1