Desarticulado un punto de venta de anabolizantes en Dos Hermanas

Los compradores eran jóvenes de la misma localidad vinculados con el mundo de los gimnasios y el culturismo.

el 17 jun 2013 / 15:47 h.

Agentes de la Policía Nacional han detenido este lunes a A.A.J., de 22 años de edad, como presunto responsable de una red ilegal de distribución de sustancias anabolizantes, junto con el resto de implicados R.A.C., de 51 años, A.J.M., de 49 años y M.A.A.J., de 28 años, todos ellos miembros de la misma familia, en Dos Hermanas (Sevilla). Los agentes han conseguido intervenir 4.000 dosis en la vivienda del principal detenido, A.A.J., a la vez que han interceptado el envío de otras 1.600 que "estaban pendientes de recepción tras su compra en el mercado negro de países extranjeros", según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental en una nota. La Policía ha explicado que la investigación se inició cuando, a causa de las labores preventivas de delitos que realizan los agentes, se detectó un "acusado tráfico de sustancias anabolizantes" en el municipio sevillano de Dos Hermanas, principalmente, entre usuarios de gimnasios y aficionados al culturismo. En una primera fase, los agentes se centraron en localizar el punto desde donde se estaba distribuyendo el material "ilícito" que, según las primeras pesquisas realizadas, parecía estar ubicado en un domicilio de un barrio del municipio nazareno. La Policía ha informado de que la vivienda tenía un "intenso e inhabitual tránsito de personas que se daba en torno al mismo", al tiempo que aseguran que incluso pudieron comprobar como "salían personas con algún trozo de algodón en el brazo, tras haberse inyectado directamente la sustancia". Ante este hecho y otras comprobaciones posteriores, que sirvieron para identificar a los supuestos vendedores de estos anabolizantes, los agentes indican que han realizado una entrada y registro en el domicilio en cuestión, del que se ha obtenido como resultado la detención de cuatro personas, todas ellas de la misma familia. Entre los detenidos se encuentra un matrimonio y sus dos hijos, de los cuales el menor, A.A.J., de 22 años, fue "quien puso en marcha esta trama de venta de anabolizantes embaucando al resto de su familia", así como indican que pudiera haber sido "auxiliado por su hermano mayor, en la venta de las sustancias, y por sus padres, respecto al almacenamiento de las mismas", señala la Policía. Durante el registro del domiciliario, los agentes han conseguido intervenir un total de 4.000 dosis de anabolizantes con una extensa variedad entre Clembuterol, Dianabol, Stanozobol, Anavar-10, Oximethelone, Sustanon 250 y así hasta un total de 80 denominaciones distintas de estas sustancias ilegales. PELIGRO PARA LA SALUD Los investigadores han advertido de "la peligrosidad respecto a la salud pública" con la que los detenidos han estado llevando a cabo su "actividad ilícita", dado que "estos productos eran almacenados y administrados de forma inadecuada y sin control médico, lo que se puede traducir en un aumento del riesgo de sufrir patologías hepáticas severas entre los consumidores". La operación policial ha finalizado con la interceptación por parte de los efectivos policiales de un envío procedente de un país extranjero de otras 1.600 dosis de anabolizantes, que se suman a las 4.000 ya intervenidas en el domicilio de los detenidos entre consumibles e inyectables. Los detenidos, que no contaban con antecedentes policiales previos, ya han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

  • 1