Local

Devoción y fiesta se dan la mano en Utrera

La Feria pasa su ecuador y afronta su fin de semana festivo.

el 09 sep 2011 / 20:05 h.

TAGS:

El buen tiempo acompaña este año el paseo de caballos y los paseos por el ferial.

Declarada de interés turístico, la feria que Utrera dedica a su patrona, la Virgen de Consolación, vive con intensidad su fin de semana festivo, después de haber sobrepasado el ecuador de estas jornadas de diversión en las que utreranos y visitantes conviven en el recinto ferial.

A pie, a caballo o en un carruaje puede tenerse una imagen global de lo que significan estas fiestas. Los residentes en Utrera, como es lógico, apuran hasta el último céntimo del bolsillo. Y con los ecos de la feria, numerosas personas llegan desde fuera cada día, cada año, para conocerla y disfrutarla. Es el caso de Enrique, un joven extremeño que pisaba ayer por primera vez la localidad, y que se mostraba "gratamente sorprendido" con lo que encontró en la ciudad efímera que, en calles como Bulería o Toná, tiene más de un centenar de casetas.

Pero también están los propios utreranos, como Consuelo y su hija María que, entre la caseta Los trasnochadores y la calle del Infierno, pasan tarde y noche. "A mi marido y a mí se nos va el sueldo en cacharritos para ella y su hermano", comentaba resignada la madre y con media sonrisa en la cara, mientras miraba de reojo a su pequeña, ambas ataviadas con idénticos trajes de flamenca. De fondo, el sonido de los grupos flamencos y de las orquestas que estos días intentan aliviar la complicada situación económica.

Mientras el centro de Utrera se queda prácticamente desierto, el entorno de Consolación se llena de algarabía y diversión. Y a pocos metros, el santuario que preside la del barquito en la mano ve pasar a miles y miles de personas, de fieles de la patrona del municipio. En una curiosa relación entre la fiesta y la devoción, muchos jóvenes y no tan jóvenes peregrinan cada año al santuario y, como ejemplo, este año llegaron más de 2.000 personas desde Los Palacios y Villafranca.

La ciudad de los mostachones espera estos días a cuantas personas quieran acercarse para disfrutar de sus fiestas, que el domingo se cerrarán, a eso de las 23.30 horas, con un gran espectáculo pirotécnico.

  • 1