viernes, 19 abril 2019
00:09
, última actualización
Deportes

Día negro para el Cajasol en Vitoria

El equipo de Aíto García Reneses fue arrollado por un Laboral Kutxa (101-65) que incluso se llevó el 'basket average' particular.

el 23 mar 2014 / 20:03 h.

El Cajasol cayó sin remisión ante el Laboral Kutxa (101-65) en una jornada para olvidar. El equipo de Sergio Scariolo se llevó incluso el basket average particular ante un conjunto, el sevillano, que se mantuvo en el partido hasta el inicio del segundo cuarto. A partir de ese momento, la superioridad local fue total y absoluta. Los parciales hablan por sí solos: 22-10 en el segundo tramo, 22-11 en el tercero y 35-22 en el cuarto. Al Cajasol ni le entró nada ni fue capaz de frenar los arreones del cuadro local, que apretó cuando tenía que hacerlo y vio en San Emeterio (21 puntos y 5 rebotes) a su mejor hombre. Willy Hernangómez (13 puntos y 5 capturas) fue el más destacado de los sevillanos. La derrota, además, deja al Cajasol provisionalmente fuera de los puestos de playoff, toda vez que el Joventut dio la sorpresa en el Martín Carpena de Málaga y derrotó a Unicaja (58-60). El equipo de Joan Plaza ganaba en la primera parte por 18 puntos, pero el badalonés revirtió la situación para vencer 58-60 y aprovechar, de pasa, la derrota del conjunto sevillano. El Cajasol, en cualquier caso, parece acostumbrado tanto a sufrir reveses llamativos como a recuperarse de ellos con brillantez. Y esto es lo que debe hacer la próxima jornada, cuando reciba en San Pablo (sábado, 18.00 horas) al CAI Zaragoza, equipo situado en el sexto puesto de la clasificación con tres triunfos más y, por lo tanto, rival cualificado ante el que habrá que dar la cara para seguir soñando. En Vitoria, el equipo de Aíto García Reneses tuvo uno de esos días para olvidar. Sus aspiraciones a la victoria duraron lo que duró el primer cuarto. Los 7 puntos de Bamforth –12 en el global del partido–, los 5 de Mata –se quedó ahí el argentino– y los 5 del debutante Álex Urtasun –otro jugador que tampoco anotaría más en todo el partido– permitieron al Cajasol –superior por entonces en la faceta reboteadora– mantener el pulso al Laboral Kutxa (22-22). El equipo de Aíto García Reneses llegó incluso a ir por delante (17-19, gracias a un parcial de 4-11 rematado con un triple de Bamforth), pero no pudo con el primero de los arreones verdaderamente importantes que el conjunto vitoriano dio al partido. Su parcial de 12-2 al inicio del segundo cuarto comenzó a abrir brecha en el marcador y a diluir las opciones sevillanas. San Emeterio, superior a sus rivales en acciones individuales, fue la referencia local hasta que otro de los destacados de la tarde, Andrés Nocioni (16 puntos, 8 rebotes), decidió echar una mano al internacional español y se apuntó a la fiesta. En el Cajasol, Bamforth, gracias a sus canastas, rebotes y robos de balón, tiró del carro. Mientras, Porzingis aportaba seis puntos –los únicos que anotaría– y Satoransky no aparecía por ningún lado. Prueba de ello es que el jugador checo anotó sus dos primeros puntos en el minuto 22 de partido, cuando el Cajasol se movía en una desventaja que había ido aumentando y rondaba ya los 16 puntos. Satoransky se marchó del Buesa Arena con 9 puntos, 4 asistencias y cero rebores en algo más de 32 minutos. EL OTRO PARTIDO. Laboral Kutxa y Cajasol se habían marchado al descanso con 44-32 en el electrónico. Una renta valiosa que los locales fueron aumentando a medida que apretaron los dientes y la tripleta formada por Heurtel (18 puntos), Hanga (13) y Pleiss (12) entró en calor e hizo añicos definitivamente el partido. Pleiss, además, capturó 13 rebotes, seis de ellos bajo el tablero del conjunto sevillano. La diferencia se disparó hasta superar la barrera de los veinte puntos. Sin opciones de remontar este encuentro, sobre todo porque ni quedaba demasiado tiempo ni era el día de la clarividencia, los aficionados asistieron a un nuevo partido: el  que ambos conjuntos libraron para ganar el basket average. Pero ni por ésas. La barrera de los veinte puntos fue derribándose poco a poco en beneficio del Laboral Kutxa y el Cajasol, pese al orgullo de Willy Hernangómez, tampoco fue capaz de ganar este pulso. Ni a nivel individual ni a nivel colectivo existió. Los de Scariolo terminaron ganando por 101-65. Nada menos que 36 puntos de diferencia, la que hubo entre un Laboral Kutxa serio, rocoso y acertado y un Cajasol que, con un 33% de tiros de dos y un 27% en triples, apenas duró diez minutos sobre la pista. Ahora, toca levantarse y dar lo mejor de uno mismo ante el CAI Zaragoza el próximo sábado.   Ficha Técnica: 101 - Laboral Kutxa (22+22+22+35): Heurtel (18), Causeur (13), San Emeterio (21), Mainoldi (8), Pleiss (12)-cinco inicial-, Poeta, Nocioni (16), Hanga (13), Diop. 65 - Cajasol (22+10+11+22): Satoransky (9), Mata (5), Landry (10), Bamforth (12), Balvin (3), -cinco inicial-, Urtasun (5), Porzingis (6), Burjanadze (2), Franch, Hernangómez (13). Árbitros: Bultó, García Ortiz, Planells. Sin eliminados. Incidencias: Vigésimo cuarta jornada de Liga Endesa disputada en el Buesa Arena de Vitoria ante 7.841 espectadores, según el club. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez.

  • 1