viernes, 19 abril 2019
11:05
, última actualización
Economía

Díaz ‘recupera’ el protagonismo del agro en la economía regional

La presidenta realiza una firme defensa del campo para la política económica. Gran demostración de fuerza de COAG y UPA, un paso más para su integración.

el 28 mar 2014 / 20:58 h.

DÍAZ SE COMPROMETE CON EL CAMPO ANDALUZ Y CON SU PAPEL EN EL DIÁLOGO SOCIAL En teoría era para hablar del campo andaluz, de sus problemas y soluciones. Pero en la práctica las jornadas celebradas ayer en el Palacio de Exposiciones de Sevilla por COAG y UPA, con el respaldo y presencia de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, sirvieron como demostración de fuerza –y no sólo de cara a la comunidad autónoma, sino también como sugerencia para el conjunto del Estado– de la «unidad» de ambas organizaciones agrarias en torno al modelo de explotación familiar. Para que se entienda: la fusión está más cerca. A sus pies, un amplio bodegón de todo lo bueno que producen la agricultura y la ganadería de aquí. El protagonismo se lo llevó Díaz porque estaba allí y, sobre todo, por lanzar todo un alegato en defensa del agro como pocas veces se ha escuchado en boca de un presidente de estas tierras. Primero, habló de «robustecer» el sector. Segundo, de asumir «en primera persona» el diálogo social con sus asociaciones. Tercero, que la actividad primaria ha de estar en «el centro» de la estrategia económica. Cuarto, que hay que «saber escuchar, corregir y rectificar lo que no esté funcionando». Y, por último, saludó la «puesta de largo de la unidad de acción del campo andaluz». La presidenta informó también de que mejorará la regulación de la artesanía. La industria familiar, sostuvo, «no puede soportar el nivel de burocracia, trabas y trámites» existente, de ahí que el Gobierno regional pondrá encima de la mesa un acuerdo «más útil» dentro del diálogo social que se va a llevar a cabo. «Lo que están esperando en muchos rincones de Andalucía –agregó– es una apuesta clara y nítida por el campo andaluz», al tiempo que se comprometió a estar «vigilante» con el reparto que se ejecute de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) y anunció que pondrá en marcha una estrategia «específica» tanto para la promoción como para la distribución en Andalucía y fuera de esta comunidad. Susana Díaz argumentó que la agroindustria puede ganar «muchísimo más tamaño». Lamentó que los intermediarios sean los que «hacen negocio» con el «esfuerzo, trabajo e ilusión» de los agricultores y ganaderos. Y el campo, sentenció, es una «pata fundamental» para la generación de empleo. Agustín Rodríguez, secretario general de UPA-Andalucía, y su homólogo en COAG, Miguel López, estaban en su salsa. Ayer era su gran día. Más de mil agricultores y ganaderos de las ocho provincias andaluzas abarrotaban Fibes. «Es un día histórico para el movimiento agrario andaluz. Es una suma de fuerzas para buscar un camino viable y de futuro para la agricultura y ganadería, comentó Rodríguez. «Este encuentro es una puesta en escena para exigir a las administraciones soluciones que garanticen la permeabilidad de las ayudas públicas y la continuidad de un tejido productivo que es imprescindible», aseguró López. Ambos incidieron en que el modelo agrario mayoritario en Andalucía es el familiar y profesional –«lejos del especulativo»– y es el generador de «economía productiva y real». La unidad de acción de COAGy UPA en la comunidad pudo ser comprobada por los máximos responsables nacionales de las dos organizaciones agrarias, Miguel Blanco y Lorenzo Ramos. Y a éstos corresponde mover ficha para que estas asociaciones labren definitivamente como una sola...

  • 1