martes, 19 marzo 2019
10:30
, última actualización

Diez meses de cárcel a un toxicómano por provocar un incendio forestal en Lora del Río

El fuego no conllevó riesgo alguno para las personas, siendo los daños más importantes los que se produjeron en las especies rupícolas y en el matorral.

el 16 jul 2014 / 17:27 h.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a diez meses de  cárcel a un toxicómano que provocó en el año 2009 un incendio  forestal que finalmente quemó 1,10 hectáreas de monte en la localidad  sevillana de Lora del Río, según una sentencia a la que ha tenido  acceso Europa Press. De este modo, la Audiencia Provincial ha condenado a A.M.V. a diez  meses de prisión por un delito de incendio forestal con la eximente  incompleta de intoxicación por sustancias estupefacientes y al pago  de una multa de 900 euros, así como al abono de una indemnización de  998,12 euros a la Junta. Fuentes del caso han informado a Europa Press de que estos hechos  iban a ser enjuiciados por un jurado popular a partir de este jueves,  pero finalmente no ha sido necesario celebrar la vista oral tras la  conformidad alcanzada por la Fiscalía, el abogado de la defensa y el  propio acusado. Los hechos tuvieron lugar a las 19,50 horas del 6 de julio de  2009, cuando el imputado se dirigió en coche a la zona que, junto al  arroyo Algarín, pasa al lado de la finca Los Majadales, cercana a la  carretera de Alcolea a Lora. Este paraje constituye terreno forestal o monte, con pastizal,  matorral y arbolado, recoge el fallo, que añade que, a pesar de que  se trataba de un día de calor con índice de peligro calificado  administrativamente de alerta, con 32 grados de temperatura y estando  la vegetación seca, "con el consiguiente riesgo de rápida  propagación", el acusado, después de consumir droga, prendió fuego  "intencionadamente" al pasto existente en el camino de acceso a la  finca. De este modo, "solamente" quemó 1,10 hectáreas de monte, ya que el  fuego fue "rápidamente" detectado por los servicios del Infoca a las  19,53 horas y el operativo antiincendios lo extinguió completamente a  las 21,40 horas del mismo día. LOS DAÑOS    El fuego no conllevó riesgo alguno para las personas, siendo los  daños más importantes los que se produjeron en las especies rupícolas  y en el matorral, mientras que también resultaron calcinados varios  pies del arbolado y flameada el resto de la masa vegetal. Los daños, incluidos los gastos de extinción del incendio, fueron  tasados en 998,12 euros. El acusado sufría en el momento de los hechos una  'toxicobiografía' de más de diez años de evolución, habiendo sufrido  recaídas en el consumo desde 2007 a julio de 2009, de manera que el  día de los hechos "padecía un cuadro mental como consecuencia de ello  que afectaba a su libre determinación ante hechos relacionados con la  obtención y consumo de las sustancias objeto de su adicción".

  • 1