sábado, 15 diciembre 2018
07:12
, última actualización
Local

¿Dónde estará mi bici?

La Policía expone las bicicletas robadas en Sevilla hasta el próximo viernes en la comisaría de la Alameda. Hasta 141 personas habían probado ‘suerte’ en las tres primeras horas de apertura. Solo tres consiguieron encontrar la suya

el 25 nov 2014 / 13:00 h.

TAGS:

Viejas, nuevas, de aluminio, de hierro, de paseo, de montaña... bicis para todos los gustos (en particular, del de los ladrones) podían verse en el patio de la comisaría de Centro (Alameda de Hércules) ayer por la mañana en una exposición que se prolongará hasta el próximo viernes. Por el pasillo discurrieron en las tres primeras horas que estuvo abierta esta peculiar muestra hasta 141 personas en busca de su preciado ciclo que de repente un día les robaron. Podían verse caras de resignación en su mayoría y es que, aunque la esperanza es lo último que se pierde, solo tres de ellos localizaron entre los 67 vehículos expuestos el que un día compraron. bicisEntre ellos, un sevillano que denunció el robo de su bicicleta allá por febrero de 2012 y que la Policía fue capaz de recuperar en una operación en enero de 2013. Esta mañana se reencontraba con su bici «con la emoción y la alegría del primer día». Si bien, esto es encontrar una aguja en un pajar. La mayoría completaba el desfile sin éxito. Como unas hermanas de Sevilla Este que decidieron pasarse ayer por la mañana «a probar suerte». «Total, el no ya lo tenemos», relataban. «Era una bici nueva, los reyes de mi hijo, no le dio tiempo a usarla cuando nos la robaron del garaje en enero. Fue una banda organizada que estuvo por el barrio, por eso pensamos que igual la habían localizado». Pero no fue así. Si bien para la Policía esas tres identificaciones fueron «todo un éxito». Es más, aseguraban que no esperaban tanta gente. «Teníamos organizado un dispositivo de tres agentes pero nos hemos visto desbordados ante tanta afluencia». Esta semana, se exponen todas las bicis que se han sido recuperadas en distintas operaciones policiales, en la zona Centro y proximidades. El procedimiento de este proyecto piloto es sencillo. El requisito para acceder es haber formulado una denuncia por sustracción, en cualquier dependencia policial, con anterioridad al 30 de septiembre de 2014 y presentar el justificante de la denuncia. Una vez dentro, si se tiene la fortuna de encontrarla, se procede a comprobar la denuncia y en el caso de que se corresponda, se levanta un acta de reconocimiento en la que se aclara que el ciclo permanece en depósito hasta su entrega, algo que no se producirá hasta que la exposición finalice. Es decir, las bicis no se recuperan en el momento. Solo se identifican. ¿El motivo? Pues la picaresca. Solo en la mañana de ayer hubo dos personas que reconocieron la misma bicicleta, por lo que entonces «hay que dirimir cuál es el dueño real». La idea, que se desarrolla hasta el próximo viernes en horario de 10.00 a 13.00 y de 16.00 a 18.00 horas, es que esta iniciativa se repita próximamente, «al menos en la Alameda», ya que los ciclos que se acumulan en el depósito sin que su dueño lleguen a localizarlos, terminan siendo desguazados y llevados al punto limpio. Y es que el hecho de que Sevilla sea la cuarta mejor ciudad mundial para la moverse en bici implica algunas ventajas (cientos de kilómetros de carril, posibilidad de alquilar bicicletas...) e inconvenientes: esta es una de las ciudades donde robar ciclos podría ser considerado deporte olímpico. «Entre 20 y 25 denuncias de bicis se registran cada día» solo en la comisaría del Centro. «Y las que no se denuncian», afirman. Por ello, la recomendación policial es realizar siempre una denuncia, «aunque se crea que no va a valer para nada», y que sea siempre lo más completa posible. «A veces, una marca, una cosa que quizá nos pueda parecer una tontería, como un chicle pegado, puede resultar la clave para localizarla», aseguran. Además, cuando se adquiera un nuevo ciclo, lo ideal es realizar una fotografía y anotar el número de serie que se encuentra debajo del pedalier. Aunque el tema de las denuncias de bicis está estabilizado, la Policía recuerda además que los medios de seguridad que se usan no son los mejores. Los delincuentes roban las bicicletas con una cizalla, herramienta semejante a unas tenazas de gran tamaño capaz de romper cualquier candado o cadena de seguridad. Por ello, el candado en forma de U, cuya base es cuadrada, es el ideal. Toda precaución es poca para sortear el ingenio de los amigos de lo ajeno.

  • 1