Local

Dos detenidos por expoliar la antigua villa romana de Siarum

el 21 ene 2012 / 20:37 h.

TAGS:

Querían robar una estatua y una columna romanas que habían encontrado junto a otros restos, pero la jugada les salió mal. La Guardia Civil ha detenido a dos personas como presuntas autoras de sendos delitos contra el patrimonio histórico, tras haber expoliado un hallazgo arqueológico en el que estaban trabajando.

Los hechos ocurrieron en el entorno de la Torre del Águila -una torre de vigilancia del siglo XIV-, muy próximo al pantano del mismo nombre, junto a una zona conocida como La Cañada. En concreto, los elementos hallados proceden de la antigua ciudad romana de Siarum, una de las más importantes del entorno, y que se encuentra enterrada en dicho enclave.

El Ayuntamiento de la Entidad Local Autónoma (ELA) de El Palmar de Troya, perteneciente a Utrera, había encargado unos trabajos a una empresa que, a su vez, los subcontrató. Consistían en la creación de un depósito para poder suministrar agua potable a La Cañada, un cercano núcleo de población.
Según explicó el presidente de la ELA, Juan Carlos González (PSOE), los vestigios de este destacado lugar se hallaron durante las labores que se llevan a cabo en la zona, a unos dos metros de profundidad. "Los trabajos se están realizando con los permisos necesarios, ya que sabemos que se trata de un suelo de especial protección, por lo que la Benemérita estaba informada", comentó el representante de El Palmar.

Durante la labor de prevención y persecución de delitos contra la naturaleza y el patrimonio, la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Dos Hermanas observó que unos trabajadores de la subcontrata de la obra estaban empleando un detector de metales, por lo que procedieron a identificarlos. Fue entonces cuando descubrieron varias monedas romanas y una piedra de molino que, según parecía, habían extraído del lugar en el que estaban trabajando.

Al comprobar estos hechos, tanto los componentes del equipo del Seprona de Sevilla como los de Dos Hermanas iniciaron una investigación ante la duda de que hubieran extraído más restos arqueológicos del mismo sitio. Los sospechosos, al percibir que estaban siendo investigados, ocultaron los restos hallados, pero la Benemérita consiguió finalmente localizarlos. En concreto pudieron encontrar una escultura de un togado de cuerpo entero y una columna, ambos romanos, cubiertos con mantas y enterrados en un paraje cercano a la zona expoliada.


Los agentes, una vez recuperados los objetos y tras conseguir las pruebas necesarias, identificaron a dos personas como presuntas autoras del delito. Eran el encargado de la obra y un trabajador, A.R.F. de 39 años, vecino de Los Palacios y Villafranca; y F.J.J., vecino de El Palmar de Troya, de 52 años de edad. En cualquier caso, la Guardia Civil no descarta que se puedan producir más detenciones.
A pesar del suceso, según Juan Carlos González, las obras del depósito seguirán adelante.

  • 1