miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

Dos puertas abren Medicina

Alumnos de FP y Bachillerato del mismo instituto compiten por la misma carrera. En el IES Federico Mayor Zaragoza conviven dos vías distintas para hacer Medicina o Enfermería.

el 23 may 2010 / 18:46 h.

TAGS:

Estudiantes de 1o del ciclo de FP superior de Diagnóstico Clínico, de acceso a Medicina.
"Todo lo que no sea útil se deshecha". Ésta es una máxima educativa en un ciclo superior de FP en el instituto sevillano Federico Mayor Zaragoza . La frase es de José Carvajo, que es médico y profesor en el centro, y defiende el pragmatismo de la Formación Profesional frente al academicismo del Bachillerato. "Yo les preparo para hacer algo concreto, un oficio, no para aprobar un examen de acceso", dice. Carvajo da clases a sus alumnos en el laboratorio, pero antes de enseñarles nada, sale del instituto y visita los hospitales, las clínicas y los laboratorios privados para saber qué necesitan los profesionales, qué cualificación esperan de su plantilla.

Luego regresa al instituto y trata de encajar en el currículum y en las prácticas las necesidades del mercado laboral. Por regla general, este diálogo entre el aula de FP y la empresa es una constante que se canaliza a través de los profesores de cada ciclo. Y antes, cuando el mercado no estaba asfixiado y no había 4,6 millones de parados, esas clínicas privadas terminaban contratando a los mismos alumnos que habían ido allí a hacer prácticas.

También hay otra máxima en el Federico Mayor Zaragoza, dos aulas más allá, en una clase de Bachillerato. "Cuando entres en la Universidad te vas a relacionar con los niveles más altos de la sociedad, y aparte de conocimientos específicos, tienes que tener cultura general". Esto se lo explica, muy serio, el orientador del instituto, Antonio Pancorbo, a un grupo de estudiantes de 2o de Bachillerato, bastante enfadados porque el sistema de acceso a la Universidad este año beneficiará a sus compañeros de la clase de al lado, los técnicos superiores de FP.

Sentados a una mesa circular están Borja, Alejandra, María, Álvaro, Ana, Pedro y Ahmed, bachilleres de 17 y 18 años que estudian para entrar en Ingeniería o Arquitectura, Informática, Medicina, Fisioterapia, Protésico Dental y Enfermería. Excepto las dos primeras, todas estas carreras tienen números clausus que oscilan entre el 7,5 y el 8,5 de media. Este año, estos siete chicos de Bachillerato concurren en el mismo cupo que los técnicos de FP, que salen del instituto con una media que ronda el 9, que además no se verá menguada con la selectividad, porque ellos no tienen que hacerla. Así que cuando les preguntan qué opciones creen tener para entrar en la carrera que quieren, todos dicen a la vez: "Muy pocas".

"A los de FP no les evalúan por el último examen, sino por el comportamiento de todo el curso. Nosotros nos jugamos dos años de estudio en la selectividad", se queja María Montero. Pedro Cisneros asiente y decide ir más allá: "Tenemos un nivel más alto que ellos y eso se debería valorar". El orientador tiene que ser intermedio y equidistante, porque su labor es defender tanto las opciones de Bachillerato como las de FP. Y en este instituto conviven en el mismo pasillo. Pero cuando escucha a Cisneros, decide intervenir: "Bueno, eso no es del todo así. Los de FP superior pasaron por Bachillerato antes de entrar en el ciclo. Ellos ya hicieron lo que vosotros estáis haciendo".

Entonces se abre otro debate. ¿Hay quien estudia Bachilerato para luego hacer un ciclo de FP y aprender un oficio? ¿O es que entraron en el ciclo de FP porque -como dicen María y Pedro- no terminaron Bachillerato con suficiente nota para ir a la Universidad? "Cuando me preguntan si estudian un ciclo de FP para poder entrar más fácilmente en la facultad, les recomiendo elegir un ciclo fácil y corto. Pero no todos los módulos permiten entrar a todas las carreras", dice Pancorbo.

Si fuera verdad que la FP es un rodeo para entrar en la Universidad, tras dos años más de estudios especializados, y si entonces las notas de los alumnos son mejores que cuando terminaron Bachillerato, ¿no es justo que tengan "preferencia" para entrar en la carrera que elijan?
El Ministerio de Educación cree que sí, por eso fulminó el límite de plazas que había en la Universidad para alumnos de FP y metió a todos en el mismo saco para que compitieran con los de Bachillerato. Pero las universidades andaluzas defienden lo contrario, porque los técnicos desplazarán bachilleres en el acceso a algunas carreras como Medicina, Enfermería o Fisioterapia, y eso podría desenfocar el viejo daguerrotipo de la formación superior en Andalucía.
"Después de esta excepcional selectividad, puede que los de FP entren primero en Medicina y suban la nota de corte impidiendo que accedan los de Bachillerato", dice la directora Cristina Sanjuán, "entonces estos quizá empiecen a pensar en hacer un ciclo de FP, así que también subirán la nota media, impidiendo que entren los que desde el principio tenían pensado estudiar FP para aprender un oficio". Es un círculo vicioso. Y entonces la frontera entre los dos sistemas se habrá roto.

  • 1