sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

EEUU exige "más esfuerzo" a Cuba para levantar el embargo

Moratinos afirma que las liberaciones lograrán cambiar la posición común de la UE.

el 21 jul 2010 / 18:43 h.

TAGS:

Hansel Villareal, hijo de preso cubano, con su esposa en Logroño.
La Embajada de EEUU en Madrid saludó ayer las excarcelaciones de presos políticos que ha iniciado el régimen cubano pero consideró que es "demasiado pronto" para poder afirmar que serán suficientes para que Washington levante el embargo sobre la isla.


Una portavoz de la legación reaccionó así a las declaraciones del ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, que ayer por la mañana en el Congreso de los Diputados aseguró que la decisión de las autoridades cubanas de liberar a "todos" los presos políticos "tendrá consecuencias políticas en las relaciones de EEUU con Cuba, en el levantamiento del bloqueo". Empero, EEUU, precisó la portavoz, se alegra de la decisión del Gobierno cubano pero advirtió de que es "sólo el principio".


También, añadió que la administración de Barack Obama siempre ha seguido la evolución de Cuba y recordó que el presidente norteamericano dio algunos pasos de distensión hacia la Isla a los pocos meses de llegar a la Casa Blanca, con el levantamiento de las restricciones a los viajes de familiares y envíos de remesas a la Isla. "Aún estamos preocupados por la situación" en Cuba, cuyas autoridades "necesitan hacer más" esfuerzos, concluyó la portavoz.


Previamente, Moratinos también había insistido en que la decisión de Cuba de liberar a los presos políticos también propiciará que la Unión Europea cambie la posición común hacia la Isla. Para Moratinos, que hizo este análisis en la sesión de control en el Congreso en respuesta a la pregunta que le formuló la diputada del PSOE Elena Valenciano sobre la decisión del régimen castrista de liberar a 52 presos durante los próximos cuatro meses, esta medida va más allá de ser un "gesto humanitario" y tendrá "consecuencias políticas" en Cuba, en la UE y en Estados Unidos con "el levantamiento del bloqueo".


EEUU mantiene desde 1962 un embargo comercial, económico y financiero sobre el país caribeño, aunque el presidente Barack Obama lo suavizó algo en abril del pasado año levantando las restricciones a los viajes de familiares y envíos de remesas a Cuba.


Moratinos valoró el anuncio hecho el martes por el presidente del Parlamento de Cuba, Ricardo Alarcón, de que podría haber más liberaciones de presos de conciencia que las ya comunicadas sobre el grupo de los 52, encarcelados desde 2003. El titular de Exteriores ya anticipó la pasada semana que la intención del régimen castrista era poner en libertad a todos los presos políticos, incluidos los que no quieren permanecer en la isla y no ser exiliados a España.


"Es una decisión importante y significativa para el futuro de Cuba y de los cubanos", recalcó el ministro. Según Morantinos, el paso dado por las autoridades de La Habana no es algo "fortuito", sino fruto de las gestiones hechas con el Gobierno de Raúl Castro durante seis años desde "el diálogo, el respeto y el convencimiento de que tenían que liberar a los presos políticos".


El titular de Exteriores concluyó que los resultados obtenidos por el Ejecutivo socialista respecto a Cuba ponen a su vez de manifiesto el "fracaso" de la política que aplicó el Partido Popular durante su etapa en el poder. Así, tanto Moratinos como Valenciano lamentaron que el PP "no parezca alegrarse" por las liberaciones de los presos.


Confirmación. Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, afirmó ayer que la eventual excarcelación de todos los presos políticos en Cuba sería insuficiente para revocar la posición común de la Unión Europea. Moragas, en declaraciones a Efe, aseguró que su formación política se alegraría si se confirmase la puesta en libertad de todos los disidentes, pero ha expresado sus dudas de que el Gobierno de Raúl Castro cumpla su palabra y permita salir de prisión a quienes rechazan el exilio.

  • 1