martes, 19 febrero 2019
08:10
, última actualización
Local

El abastecimiento de agua en la corona se garantiza con la nueva 'arteria' bajo el río

El efecto del paso del tiempo y el desgaste producido por el río Guadalquivir y los barcos que se acercan a la dársena recomendaban desde hace años sustituir las dos tuberías de chapa asentadas sobre el lecho que abastecen de agua al este de la capital hispalense, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra y parte del Aljarafe a través de la red de Emasesa: unas 380.000 personas.

el 25 jun 2010 / 17:12 h.

TAGS:

Para ello, Construcciones Cavosa inició hace poco más de una semana unas obras que durarán unos 13 meses y que cuentan con un presupuesto de 3,9 millones de euros que financia la Junta de Andalucía con fondos Feder y que gestiona Egmasa.


El delegado provincial de Medio Ambiente, Javier Fernández, visitó ayer los trabajos, bajo el puente del Centenario, junto al presidente del Puerto de Sevilla, Manuel Fernández. El delegado provincial destacó que "con esta obra damos soluciones y seguridad y evitamos los posibles problemas de suministro". Para ello, indicó que "se va a llegar a las margas -la arcilla más profunda- que son más estables para estas conducciones porque la otra parte está sobre el lecho".

Reconoció también que "era un problema para el puerto, y la Delegación Provincial de Medio Ambiente tenía intención de solucionarlo por muchos años". En este punto incidió el presidente del Puerto de Sevilla, quien remarcó que aunque el proyecto "tiene dificultad, los avances de la ingeniería parece que han dado con soluciones muy creativas".

Y es que, gracias a la profundidad de 21 metros, bajo el lecho se logra una solución tanto para garantizar el abastecimiento de agua a la población en pocos meses como para el propio funcionamiento futuro del puerto -si fuera necesario bajarlo para la entrada de buques de mayor calado- para muchos años.

La nueva conducción, realizada en fundición dúctil -lo que garantiza su máxima calidad y durabilidad al ser un material que soporta muy bien la presión que ejercen las distintas corrientes de agua- tendrá 1,4 metros de diámetro y se instalará en el interior de un túnel de hormigón de 180 metros de longitud y dos de diámetro que se colocará mediante una microtuneladora.

Los trabajos, sin embargo, han comenzado por la construcción de las dos arquetas, de atraque y de llegada, que llegarán hasta el lugar donde empezará a funcionar la tuneladora sirviendo de punto de anclaje y para que ésta vaya uniendo bajo el río las distintas partes del túnel. Por el momento los trabajos ya han comenzado en la parte oeste del puerto de la capital hispalense.

  • 1