lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

El aeropuerto de Sevilla tendrá beneficios en el ejercicio 2010

Cierra 2009 con pérdidas, pero remonta el vuelo gracias a los ingresos.

el 12 ene 2010 / 20:39 h.

TAGS:

David Cantero y María Casado.
El aeropuerto de San Pablo ha cerrado el año 2009 con pérdidas económicas, como otros 37 aeropuertos españoles dependientes de la red AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea). El punto positivo lo ponen las previsiones para 2010, que anuncian que el aeropuerto de Sevilla obtendría 1,42 millones de euros de beneficio pese al el impacto negativo de las amortizaciones de sus inversiones.

La previsión de resultados para el ejercicio fiscal de 2009, que aún no son definitivos -cuando se aprueben las cuentas definitivas, una vez auditadas, se presentarán oficialmente- indican que el aeropuerto de San Pablo tendrá un resultado negativo por operaciones de 2,26 millones, lo que se traduce en unas pérdidas netas de 1,59 millones de euros.

Sin tener deuda acumulada en sus registros contables y al haber sido objeto de fuertes inversiones sufrirá en 2010 un impacto negativo en sus cuentas de resultados cuando se le impute las amortizaciones correspondientes, aunque esta serie de apuntes contables no evitará que en San Pablo el beneficio neto sea de unos 1,42 millones de euros, según la previsión del Ministerio de Fomento, responsable de los aeropuertos españoles.

Según estas mismas previsiones, los ingresos del aeropuerto subirán casi tres millones de euros hasta los 42,65, a pesar de que los datos de viajeros siguen una tendencia descendente.

Aunque las estadísticas de octubre y noviembre daban espacio para la esperanza con una remontada de la cifra que empezó su declive en julio de 2008, el balance del año puede confirmar que el número de pasajeros ha bajado en 2009 por culpa de la crisis que está afectando al resto de aeródromos.

Entre el resto de datos que pueden influir en la remontada, aparecen algunas reducciones en el capítulo de gastos, como los destinados a personal (que bajarían 750.000 euros).

Estos datos dejan al de Sevilla en una situación intermedia entre los aeropuertos con un gran beneficio -como Alicante o Palma- y los que arrastran grandes pérdidas, como Barajas. 

  • 1