miércoles, 20 febrero 2019
15:11
, última actualización
Local

El alcalde apoya cambiar el PGOU para Isla Mágica

Sánchez Monteseirín reconoce que está dispuesto a hacer modificaciones para favorecer la inversión.

el 07 jul 2010 / 19:03 h.

TAGS:

El Ayuntamiento está en contacto con Isla Mágica y con otros inversores para hacer “ajustes” en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), aprobado en junio de 2006, para “favorecer, en plena crisis, el desarrollo económico de Sevilla”. Así lo admitió ayer el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, quien tras el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo explicó que él mismo se está encargando “personalmente” de las negociaciones con posibles inversores.

“Estamos dispuestos a mirar el PGOU desde la perspectiva de hoy. Se generó en unas circunstancias, en las vacas gordas, y ahora no es lo mismo, ahora estamos en las vacas flacas”, ironizó. Eso sí, remarcó que los cambios en el Plan General serían “puntuales o concretos” y siempre bajo los criterios de un urbanismo sostenible.

Su intención, añadió, es facilitar que los inversores apuesten por Sevilla, de ahí que se barajen recalificaciones de suelo o aumento de edificabilidades para proyectos que generen empleo.

En el caso de Isla Mágica, necesita un cambio en el PGOU que permita abrir una gran superficie comercial y de ocio en una de las parcelas que ahora se usa como aparcamiento, en concreto, en la que está frente al Teatro Central. Se trata de una parcela con 45.000 metros cuadrados en la que se quiere levantar un gran centro comercial y de ocio con cines, restaurantes, oficinas y un gran aparcamiento. Un espacio que ya existe en otros parques, como el Disney Village en París.

Sin embargo, para que los inversores con los que está en contacto Isla Mágica desarrollen este proyecto se necesitará una larga tramitación: la modificación del PGOU y la redacción de un plan especial. Todo ello requerirá, como mínimo, más de un año.Con todo, Sánchez Monteseirín apuntó ayer que las conversaciones con los promotores aún están muy verdes y que puede que, al final, no se llegue a un acuerdo “porque no se les pueda dar todo lo que nos piden”, según  manifestó. De todas formas, la Junta de Andalucía tendría la última palabra.

  • 1