sábado, 20 abril 2019
04:53
, última actualización
Local

El algodón, un cultivo rentable

Clara Aguilera ha informado en el Parlamento sobre las modificaciones y mejoras para la siembra para la campaña 2010-2011.

el 26 feb 2010 / 16:13 h.

TAGS:

La Consejería de Agricultura ha conseguido con el "esfuerzo conjunto" de los sectores y la colaboración del Ministerio garantizar la continuidad del cultivo del algodón en "mejores condiciones de rentabilidad para el agricultor", promoviendo el uso de técnicas sostenibles. Para ello, la futura orden reguladora de la siembra del algodón en Andalucía para la campaña 2010-2011establece normas adicionales a la estatal con el fin de garantizar una producción de calidad, haciendo al sector más competitivo, según ha explicado en el Parlamento la consejera de Agricultura, Clara Aguilera, quien ha comparecido en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca para explicar los cambios introducidos en la nueva normativa.

La titular de Agricultura ha señalado que la ayuda al cultivo del algodón se desarrolla a través de la normativa estatal, que establece los criterios para la superficie de siembra de este cultivo, que se produce casi en su totalidad en la región andaluza. La norma reconoce los derechos de los algodoneros tradicionales que, según ha explicado, han realizado "grandes esfuerzos" por el sector, siendo ésta una de las reclamaciones que ha hecho Andalucía ante el Gobierno.

La orden estatal se complementa con la autonómica, que se publicará en las próximas semanas, y en la que se ha trabajado para asegurar la "rentabilidad y competitividad" del sector de cara al horizonte 2014.

Uno de los aspectos más destacados de la orden es el reajuste de los rendimientos mínimos de cultivo, que se han fijado en 1.000 kilos por hectárea en regadío y en 500 kilos por hectárea en secano. Aguilera ha definido estos umbrales como "valores razonables que pueden obtenerse sin que ello suponga un aumento de los costes de producción". Estos rendimientos han sido consensuados con el sector, las organizaciones agrarias y la federación de cooperativas FAECA, que han colaborado en la elaboración de la orden.

Otro de los requisitos que la Comisión Europea deja a criterio de los Estados Miembros es el de la rotación de cultivos, de la que quedan exentas las explotaciones de menos de 10 hectáreas de superficie, tal y como se ha recogido en la orden a demanda del sector.

Todas las mejoras incluidas en la nueva normativa han sido posibles "gracias al esfuerzo conjunto de los sectores, la Consejería y la colaboración del Ministerio", ha añadido Aguilera, quien ha insistido en la "necesidad de seguir avanzando en el mantenimiento del sector". Del mismo modo ha reiterado su "compromiso permanente con los productores, atendiendo sus demandas y necesidades".

  • 1