viernes, 26 abril 2019
09:37
, última actualización
Local

Aussa se hace con la nueva zona azul ampliada por 1,5 millones al año

La sociedad mixta se beneficia de que se eliminara la propuesta de Setex Aparki. Dornier se plantea impugnar el concurso.

el 29 oct 2013 / 18:16 h.

TAGS:

ZONA-AZULLa nueva zona azul ya tiene, de momento, dueño para los próximos 10 años. La sociedad mixta Aussa, que pertenece en un 51% al Consistorio a través de Tussam, se hizo ayer con la concesión de aparcamientos regulados, tras obtener el máximo de puntos posibles en el proyecto técnico y con el compromiso de abonar un canon de 1,5 millones de euros al año. Sin embargo, aún habrá que esperar unos días para confirmar que Aussa será definitivamente la adjudicataria de la gestión de las 7.285 plazas de zona azul –un 77% más que las actuales–, ya que ahora se abre un plazo de reclamaciones. Es más, una de las cinco candidatas, Dornier –que ha quedado segunda a sólo 2,92 puntos sobre 100 de Aussa y con la mejor oferta económica ofreciendo un canon de 2,6 millones– está barajando la impugnación del concurso. No es una opción descartable y para ello juegan varias bazas. Primero, es habitual que ocurra en estos concursos. Segundo, una circunstancia que resquemó a varios de los candidatos. Tres días después de la apertura de sobre con las ofertas económicas –las técnicas ya se habían abierto–, se convocó de urgencia la mesa de contratación para retirar a una de las cinco candidatas, Setex Aparki, al “no ajustarse a las condiciones del pliego administrativo, pues la cantidad fue una media del canon variable y no el canon fijo que es lo que fija el pliego”, según fuentes municipales. En tal reunión, Dornier ya expresó su queja al no ser informado cuando se abrieron los sobres e incluso comunicó que presentaría un escrito para pedir la exclusión de Aussa del concurso. Y es que se da la circunstancia de que, si llega a participar Setex Aparki, Dornier –filial de Empark– se habría hecho con la zona azul, ya que Aussa habría quedado relegada a la cuarta oferta económica –y tendría menos puntos–. La retirada de Setex Aparki se deslizó como una de las consideradas irregularidades que puso de relieve ayer el PSOE. La concejal socialista Susana López señaló que el procedimiento adolece de “muchísimos defectos de forma” e, incluso, de “alguna irregularidad y una falta de transparencia clara a quienes han participado en el proceso”. Tras recordar que el PSOE está en contra de que la gestión de la zona azul sea de forma indirecta, subrayó que se ha perdido “una gran oportunidad” en el desarrollo del servicio, matizando que el canon que se ha llegado a ofrecer –el de Dornier, por ejemplo– es “hasta cinco veces superior al de partida”, que era de 500.000 euros. “Zoido y el gobierno local deben ser cautelosos y observar lo ocurrido en el proceso porque esto puede terminar en una situación complicada derivada de las alteraciones”, alertó, añadiendo que en la mesa de contratación donde se abren las propuestas técnicas existía “alguna que venía abierta”, algo que insistió en que puede apuntar a que “haya una alteración y ventajas competitivas”. Al respecto, López lamentó que no se vigilara la cadena de custodia. A su vez, volvió a arrojar duda sobre cómo afectará la aprobación de la futura reforma de la administración local a la nueva concesionaria Aussa –la ley prohibiría la participación de empresas públicas en otra sociedad, como es el caso–, aunque ese extremo aún está pendiente de desarrollo de la norma. El Gobierno local, por contra, reprochó al PSOE que mencione irregularidades en un proceso “de total transparencia”. El delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno, cuestionó a los socialistas por “sembrar la duda sobre el trabajo riguroso de los técnicos municipales”, algo que calificó de una “falta de respeto”. A su vez, a través de una nota, expuso las valoraciones de las cuatro aspirantes. En el proceso, Aussa recibió la máxima calificación técnica (40 puntos), con una diferencia de más de 17 puntos con respecto a las otras tres aspirantes (Dornier, la UTE Eysa-Acisa y Saba). Una distancia insalvable en la oferta económica, donde todas, salvo Saba, mejoraban a Aussa: Dornier ofrecía 2,6 millones al año y la UTE traía una oferta de 1,8 millones. .

  • 1