sábado, 20 abril 2019
12:08
, última actualización
Deportes

El Barça sufre para imponerse al Cajasol (68-74)

El Regal Barcelona sufrió hasta el último minuto para imponerse en la cancha del colista de la ACB, un Cajasol que sigue estancado con una sola victoria pero que ante uno de los grande del baloncesto nacional dio una buena impresión y que ha mejorado mucho con la llegada al banquillo de Pedro Martínez.

el 15 sep 2009 / 19:29 h.

El Regal Barcelona sufrió hasta el último minuto para imponerse en la cancha del colista de la ACB, un Cajasol que sigue estancado con una sola victoria pero que ante uno de los grande del baloncesto nacional dio una buena impresión y que ha mejorado mucho con la llegada al banquillo de Pedro Martínez.

No salió el equipo azulgrana inspirado a la cancha sevillana, y, entre la fuerte defensa del Cajasol y el desacierto en los tiros, tardó algo mas de tres minutos en anotar sus primeros puntos.

A la formación que entrena Pedro Martínez, en la que debutaron hoy tres jugadores, el canterano Juan Alberto Aguilar y dos nuevos fichajes estadounidenses, Nik Caner-Medley y DeJuan Collins, también le costó mucho anotar, por lo que fue un tirón final de los visitantes en los lanzamientos de tres lo que les dio el primer cuarto (13-15).

El segundo cambió, hubo más alternativas y los dos equipos empezaron a ver con más facilidad las canastas. La salida a la cancha del base DeJuan Collins le dio a los sevillanos más fluidez y un parcial de 11-4 hizo que el marcador se igualara (26-26, m.16).

Pese a ello, el conjunto barcelonés se mantuvo fuerte en los tiros de tres y ello le valió para irse al descanso con una ventaja de tres puntos (32-35).

Tras la reanudación, el equipo que entrena Xavier Pascual, con un Juan Carlos Navarro casi desaparecido, como ejemplo de un conjunto que no funcionaba, se encontró con un rival que se lo creyó y que tuvo en el polaco Michal Ignerski y en Caner-Medley unas bazas fundamentales para tutear al adversario (50-50, m.30).

Los azulgranas salieron al último cuarto como no lo habían hecho anteriormente, con fuerza y concentración, pues se dieron cuenta de que el partido se les podía ir, y así tomaron ventaja de hasta ocho puntos (57-65, m.37), que la supo administrar hasta el final pese a que el Cajasol nunca se rindió.

  • 1