domingo, 18 noviembre 2018
15:14
, última actualización
Deportes

El Betis juega de escándalo y el Madrid gana con escándalo

En el descuento quedó sin sanción un clamoroso doble penalti de Marcelo y Sergio Ramos. Antes hubo otras manos de Xabi Alonso en el área no pitadas con 2-2 en el marcador.

el 10 mar 2012 / 23:05 h.

-->-->-->El Betis jugó de escándalo ante el que dicen es el mejor Madrid que han visto los tiempos, un equipo que está batiendo todos los registros de goles y victorias de la historia del club merengue y que se llevó los tres puntos del Villamarín gracias a la aportación decisiva de su crack, Cristiano Ronaldo, y a las inestimables ayudas arbitrales que, como en Vallecas y últimamente en tantos otros partidos, viene recibiendo la escuadra de Florentino y Mourinho, que ahora no se presenta en la sala de prensa con papelito alguno para criticar los benévolos arbitrajes que está recibiendo su equipo, por decirlo finamente y sin ánimo de ofender.

El Betis hizo sufrir al Madrid lo indecible, lo sometió por momentos y estuvo muy cerca de hacerle hincar la rodilla, en un choque trepidante que al final se decantó del lado de los merengues, ayer de rojo,  gracias a un gol de Higuaín y dos de Cristiano Ronaldo –todos al límite del fuera de juego, aunque válidos por centímetros– y la decisiva colaboración del larguero y el cuarto árbitro, que pasó a ser primero tras el descanso por una lesión de Iturralde y la acabó liando.

Con 2-2, Sagués Orkoz –al que Pepe Mel ya criticara en Segunda pese a golear el Betis 5-0 al Cartagena por no señalar un  penalti sobre Jorge Molina– no pitó nada tras unas claras manos de Xabi Alonso en el área y luego, ya en el descuento, pasó por alto un clamoroso doble penalti de Marcelo y Sergio Ramos, pues ambos desviaron con los brazos dentro del área un potente disparo de Jeff Montero que buscaba el marco de Casillas  en una acción en la que no cabe valorar la intencionalidad porque se deshace una ocasión manifiesta de gol, ya que el balón iba directo hacia la portería y no era un centro lateral (como ocurrió antes con Xabi Alonso) o un control fuera del área, como el que hizo Rubén Castro en la acción previa al 1-0. 

Lo del descuento fue un penalti clamoroso se pongan ahora los colegiados comentaristas como se pongan, defendiendo casi siempre a sus colegas, y el mejor resumen del partido lo dio a la finalización del mismo el propio Mourinho, reconociendo que el Betis no mereció perder como tampoco el Rayo hace un par de semanas, pero es que ya llueve sobre mojado, y si a los grandes, además de los millones televisivos, les ayudan los árbitros en casi todos los partidos, entonces sí que es mejor apagar a irse. 

Cristiano, la diferencia. El Madrid, aparte de ser una máquina engrasada y en caso de duda contar casi siempre con el beneficio arbitral, como le ocurre igualmente al Barça,  tiene además a Cristiano –los otros a Messi– para agrandar aun más las diferencias con los equipos terrenales, que ciertamente sin la presencia de esos dos cracks serían mucho más reducidas.El Betis, que saltó al campo con valentía, le peleó la posesión del balón al Madrid desde el inicio y fue quien llevó el mando en el juego, cobrando ventaja con un excelente gol de Jorge Molina cuando sólo iban nueve minutos de juego. 

Claro que al Madrid no se le puede conceder ni un centímetro, y eso es lo que hicieron Nelson y Paulao, tirando mal el fuera de juego y permitiendo una galopada de Higuaín para hacer el 1-1 a los 24 minutos. Luego llegó un remate al larguero de Salva Sevilla –el 17 del Betis esta temporada y el 150 que recibe Casillas en su carrera– que pudo ser el 2-1 y una intervención crucial de Fabricio, que salvó el 1-2 ante Cristiano tras romper otra vez el fuera de juego.

El Betis iba al límite y aceptó con descaro un intercambio de golpes con el Madrid, que salió ganador gracias a la enorme pegada de Cristiano, que casi de la nada se sacó dos goles de la chistera para voltear el partido. Jeff hizo el 2-2, luego tuvo el 3-3 y tanto Fabricio como Casillas salvaron goles cantados. El partido fue espectacular por los cuatro costados y es una pena que los árbitros se empeñen en seguir ayudando siempre a los mismos.

2 - Real Betis: Fabricio; Nelson, Dorado, Paulao, Nacho; Beñat, Iriney (Cañas, m.77), Salva Sevilla (Santa Cruz, m.73); Jefferson Montero, Jorge Molina (Pozuelo, m.65) y Rubén Castro.

3 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso; Özil (Benzemá, m.88), Kaká (Granero, m.75); Cristiano Ronaldo e Higuaín (Callejón, m.78)

Goles: 1-0, M.10: Jorge Molina. 1-1, M.25: Higuaín. 1-2, M.52: Cristiano Ronaldo. 2-2, M.54: Jefferson Montero. 2-3, M.73: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Eduardo Iturralde González (Comité Vasco). Amonestó a los visitantes Xabi Alonso (m.36), Higuaín (m.37) y Arbeloa (m.92) y al local Iriney (m.35).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Benito Villamarín ante algo más de 50.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del que fuera presidente del Betis Juan Manuel Mauduit. En la segunda parte tuvo que dirigir el partido el cuarto árbitro, Gorka Sagués Orkoz, ya que Iturralde González se quejó de un pinchazo en el muslo izquierdo.

  • 1