domingo, 09 diciembre 2018
20:35
, última actualización
Deportes

El Betis paga su racanería en el descuento (1-1)

Un gol de penalti del brasileño, que ya le hizo tres en el Toralín, priva a los verdiblancos de la victoria y el coliderato (CON VIDEO).

el 08 feb 2015 / 23:55 h.

roja-betis Bruno es expulsado por el árbitro tras cometer penalti en el descuento (Foto: Manuel Gómez) Primer revés serio del Betis desde la llegada de Pepe Mel, que dejó ir un partido que encarriló pronto y fue incapaz de rematar por un exceso de racanería y un puñado de erróneas decisiones desde el banquillo, como el propio técnico reconoció a la finalización del choque. Un penalti en el descuento anotado por Yuri privó a los verdiblancos de la victoria que parecían tener en sus manos y les apea del coliderato provisional que ostentaban, hasta el minuto 93, con Las Palmas, Girona y Sporting. Un duro revés para los béticos, que no supieron cerrar un partido encarrilado en la primera parte y jugaron con fuego hasta quemarse. Al Betis solo le valía la victoria y la buscó en un partido gris, velazquiano, que encarriló al filo de la media hora con un gol de Jorge Molina al aprovechar un mal despeje de un defensor berciano tras un buen centro de Piccini, que fue de los mejores del equipo hasta que se rompió, con otra lesión muscular, bien entrada la segunda parte. El italiano ha sido incapaz de jugar tres partidos seguidos desde su llegada y apenas tres de liga completos en los cerca de seis meses que lleva en el equipo. Los verdiblancos no habían arrancado bien el  choque y a los 15? Pepe Mel no lo debía ver claro y mandó a calentar a Kadir y Portillo, lo que reactivó a sus compañeros, que le metieron una velocidad más al juego  y poco a poco, gracias a los centros de Cejudo y las internadas de Piccini, fueron metiendo a la Ponfe atrás, hasta que llegó el gol de Molina, precedido por una buena carrera del italiano por su banda. Con todo, el juego de los verdiblancos carecía de la profundidad de las anteriores comparecencias, ante Tenerife y Sabadell, entre otras cosas porque la Ponfe es mejor equipo que los antes citados. La dupla Lolo Reyes-Dani Ceballos no acababa de acoplarse y, además, el chileno vio pronto una tarjeta amarilla (22’) que a la postre acabó lastrando el desenlace del juego. Mel no movió pieza en el descanso. Lo normal hubiera sido quitar a Lolo y dar entrada en su puesto a N’Diaye para evitar la expulsión del chileno, que suele ir al límite, pero el franco-senegalés acabó entrando en el 59’ en lugar de  Molina, lo que provocó que Rubén Castro se quedara sin socio arriba. La entrada de N’Diaye obligó a Dani Ceballos a adelantar su posición, pero lo curioso es que minutos antes (en el 53’) el utrerano sufrió un fuerte estiramiento al abrirse de piernas y estuvo en un tris de ser sustituido. Mel reconoció luego que jugó más de media hora lesionado, pero cuando tuvo lugar el incidente no había hecho aún ningún cambio. SIN OCASIONES El Betis no gozó ni de una sola ocasión medio clara en este segundo periodo, lo que debe dar idea del pobrísimo juego desplegado, y al mensaje rácano del entrenador y el percance de Ceballos siguió luego la lesión de Piccini, que se echó la mano al biceps femoral tras una entrada en plancha de un rival y pese a que intentó seguir en el campo, tuvo que ser sustituido. Instantes antes había entrado Kadir por Pacheco, así que cuando lo hizo Molinero por el italiano (71’) Mel agotaba los tres cambios sin que el equipo diera señales de mejoría, mas bien al contrario, pues tal y como ocurrió en la anterior comparecencia casera ante el Sabadell el juego iba decreciendo en intensidad conforme fueron  pasando los minutos. Con todo, el 1-0 parecía estar a buen recaudo porque los bercianos apenas  llegaban a las inmediaciones de la meta de Adán, al que prácticamente no inquietaron en todo el segundo periodo, pues en el primero sí debió realizar un par de estiradas para atajar los lanzamientos de  Jonathan y Berrocal o blocar un cabezazo casi a bocajarro de Andy (45’). Pero una ventaja tan corta como el 1-o es lo que tiene, que en cualquier momento se desvanece por una acción puntual. El árbitro decidió descontar cinco minutos por las múltiples interrupciones que hubo y, al cumplirse el tercero, Yuri, que había entrado poco antes, volvió a cruzarse con Bruno, al que en el Toralín trajo por la calle de la amargura. Ayer el brasileño fue de nuevo la pesadilla del tinerfeño, que llegó tarde a un cruce y metió la pierna cuando no debía. Consecuencia: penalti, expulsión, gol de la Ponfe, el coliderato que vuela y primeras críticas, con fundamento, al planteamiento de Pepe Mel. 1 - Real Betis: Adán; Piccini (Molinero, m.71), Bruno, Figueras, Varela; Pacheco (Kadir, m.66), Lolo Reyes, Dani Ceballos, Cejudo; Rubén Castro y Jorge Molina (N'Diaye, m.59). 1 - SD Ponferradina: Kepa; Ramírez, Alan, Lucas (Gaztañaga. m.51), Carpio; Acorán, Adán (Rueda, m.62), Andy, Jonathan; Sobrino y Berrocal (Yuri, m.79). Goles: 1-0, M.33: Jorge Molina. 1-1, M.94: Yuri. Árbitro: Pérez Pallas (Comité Gallego). Expulsó por doble amarilla al bético Bruno (m.69 y m.93). Además, amonestó a los locales Lolo Reyes (m.22) y N'Diaye (m.64) y a los visitantes Lucas (m.29), Gaztañaga (m.60), Carpio (m.69) y Rueda (m.87). Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio Benito Villamarín ante unos treinta mil espectadores.

  • 1