viernes, 07 diciembre 2018
02:18
, última actualización
Deportes

El Betis será bienvenido en El Sadar

Las peñas de Osasuna entregarán una placa al plantel verdiblanco para agradecerle su comportamiento tras la caída de un muro del estadio rojillo la pasada temporada.

el 30 oct 2014 / 09:19 h.

VILLARREAL - OSASUNA La afición de Osasuna, en la grada de El Sadar. Foto: EFE. El Betis regresa el domingo al estadio de El Sadar para enfrentarse con Osasuna. El partido no es de Primera, sino de Segunda, pero no es lo único que cambiará. También lo hará el recibimiento que le dispensará la afición del conjunto pamplonés. La última vez, el 18 de mayo, en la última jornada de la Liga 2013-14, uno de los muros que hay en el Graderío Sur se derrumbó como consecuencia de una avalancha de aficionados rojillos que celebraban el 1-0 a favor de su equipo. El suceso causó 58 heridos... y algunas de las imágenes más edificantes de la temporada pasada en el fútbol español. Varios futbolistas del Betis se metieron en la marabunta y ayudaron a los sanitarios a alejar a algunos heridos de la zona cero: Adán, Jordi, Chica, Salva Sevilla y, en efecto, N’Diaye, que trasladó a Ibai Cadena, de 9 años, a donde estaban los médicos. Esa tarde, pese al descenso de Osasuna a Segunda, su afición coreó el ‘Mucho Betis’. Y_el domingo, salvo sorpresa, el equipo verdiblanco será bienvenido en Pamplona, algo que no pueden decir muchos rivales de los rojillos, si acaso alguno de sus vecinos vascos. De momento, la Federación de Peñas Osasunistas tiene previsto reconocer aquel ejemplo de solidaridad con un pequeño homenaje antes del encuentro. “La verdad es que parece que la cosa ha cambiado. El gesto que tuvieron los jugadores del Betis estuvo muy bien y hoy –por ayer– hemos encargado una placa para dársela a la plantilla del Betis antes del partido en agradecimiento por ayudar a los heridos”, anuncia Txus Marcos, el nuevo presidente de la Federación de Peñas Osasunistas. Tampoco se descarta que haya algún acto relacionado precisamente con el joven Ibai, cuya relevancia fue tal después de los incidentes que el club lo eligió para protagonizar el anuncio de la campaña de abonos. “Después de lo que pasó, creo que algo tiene que cambiar. Luego estarán los cuatro de siempre, que a lo mejor no están de acuerdo, pero no lo sé. Precisamente están en la zona de donde cayeron los aficionados”, añade Marcos, en alusión implícita al sector más radical de la hinchada rojilla, los Indar Gorri, que ocupan ese fondo sur. “No tenemos ningún trato con ellos”, aclara. Si de las peñas depende, Álvaro Cejudo tampoco será mal recibido en su antigua casa, de la que se marchó el pasado verano porque apareció el Betis y porque Osasuna estaba obligado a rebajar el techo salarial de su plantilla para no desaparecer. “No actuó de mala fe. Miró por lo suyo, que es lo normal, y el club no podía pagarle”, admite Marcos. “Es un buen tío. El único con quien tenemos algún resquemor es Timor, que se marchó al Valladolid. Un día dijo una cosa y al día siguiente, otra”, relata. En El Sadar caben casi 20.000 espectadores. De momento, Osasuna marcha muy mal (decimoquinto) y su siempre fiel afición, sin llegar a darle la espalda, no está llenando ni mucho menos el estadio. La asistencia media en cinco partidos ronda las 14.000 personas. Hasta ahora, el grupo de Jan Urban ha ganado en su feudo al Barcelona B (2-0), al Mallorca (6-4) y al Tenerife (3-2), pero también ha perdido ante el Alavés (1-3) y el Racing (0-2). “El entrenador no está dando con la tecla. También hubo un partido en el que sólo teníamos seis o siete profesionales, lesiones... La gestora no estuvo fina en la planificación fichando tantos internacionales. En Primera, la Liga para; en Segunda, no. Y luego tuvimos que vender a Oriol Riera porque si no abaratábamos, el club desaparecía”, explica el dirigente de las peñas, que lamenta la gestión de los últimos presidentes, como Patxi Izco. “No sabemos qué hicieron para dejarnos la deuda que tenemos”, denuncia. ¿Y el Betis? “Es un equipo irregular, ¿no? No ha empezado demasiado bien, aunque sin duda es uno de los principales aspirantes al ascenso”, contesta. “A_Osasuna, en cambio, no lo veo para subir. Me conformo con mantenernos”, reconoce.

  • 1