sábado, 17 noviembre 2018
05:05
, última actualización
Deportes

El Betis sigue jugando con fuego

Fue incapaz de ganarle al Racing (1-1) pese a adelantarse pronto y gozar de un buen puñado de ocasiones. El infierno sigue a siete puntos.

el 25 mar 2012 / 19:50 h.

-->-->-->El Betis sigue empeñado en jugar con fuego y en apenas cuatro días ha perdido dos excelente oportunidades de dejar sellada virtualmente la permanencia, pues ante Espanyol y Racing se ha dejado levantar cuatro puntos en casa que podrían haberle valido para estar casi celebrando ya el objetivo de la salvación.

No ha sido así y le tocará sufrir de lo lindo en el tramo final, entre otras cosas porque el equipo anda cogido con alfileres y atenazado por los nervios, como bien pudo corroborarse ayer, cuando dejó que un rival mortecino como el Racing se viniera arriba y acabara empatando un partido que tenía perdido y encerrando a los béticos en su parcela entre el asombro de una hinchada que ya empieza a temerse lo peor.

Y es que el Betis sigue viviendo de las rentas de su espectacular arranque liguero, pues después de ese 12 de 12 que firmó al inicio sólo ha sido capaz de sumar 20 puntos en los 25 últimos partidos, la cifra más baja de los veinte equipos que compiten en la Liga BBVA y que ayer superó el mismísimo Zaragoza de Manolo Jiménez, que parecía estar desahuciado y ahora queda a 7 puntos de los verdiblancos y a 6 de dar caza al Villarreal, que junto al Granada marca el límite de la salvación.

Los verdiblancos tenían en septiembre 12 puntos de ventaja sobre el Sporting, 10 sobre el Racing y 8 sobre el Zaragoza, y hoy los tienen a todos a 7 puntos, señal de que lo han hecho peor que ellos en los cinco meses siguientes de competición.

Por desgracia para el Betis, por abajo hay Liga, y mucha culpa de ello la tiene el propio Betis, incapaz ayer de enterrar a un rival directo como el Racing pese a gozar pronto de un gol de ventaja y de un buen puñado de ocasiones para haber sentenciado el partido y casi, casi, la salvación.

Tres cambios. Mel introdujo varios cambios en el equipo después del mal juego exhibido el jueves ante el Espanyol, dando entrada a Cañas, Jonathan Pereira y Santa Cruz en lugar de Iriney –lesionado–, Juanma y Jorge Molina. Y las novedades parecieron surtir efecto, pues Pereira estuvo muy activo por la banda izquierda y por la derecha Montero buscaba las cosquillas a Christian, que cometió un penalti clamoroso a los 6 minutos al desviar con la mano dentro del área un centro lateral del ecuatoriano.

Parece que en Heliópolis las manos dentro del área no son penalti, pues resulta difícil que ayer quedaran sin sanción éstas de Christian, como tampoco se sancionaron las de Sergio Ramos hace un par de semanas, cuando visitó el estadio heliopolitano el Real Madrid.

Tras el 1-0 mostraron los verdiblancos un conformismo inquietante, sin que volvieran a poner en aprietos el portal de Mario Fernández, que antes de encajar el gol de Santa Cruz se había lucido al atajar un obús de Beñat (17’) y una doble ocasión de Jonathan Pereira (10’).En la segunda parte sí salieron algo más intensos los verdiblancios, buscando ese 2-0 que les diera tranquilidad para afrontar los minutos finales con el choque resuelto.

Beñat fue el primero en intentarlo, con otro potente remate lejano que Mario volvió a atajar. Y luego el turno de ocasiones desperdiciadas fue para Rubén (59’), Jeff Montero (62’) y otra vez Rubén (74’) que gozó de una doble que por dos veces atajó el meta Mario, de lejos el mejor de su equipo.

Por entonces, ya habían saltado a la cancha Munitis y Stuani, dos jugadores que dieron al Racing mucho más juego que Salva Sevilla, Alex Martínez o Molina, que fueron los que introdujo Mel para intentar, sin consegurilo, enfriar y controlar el partido. Mas bien al contrario, en el tramo final el choque enloqueció, sin dueño claro, y tras desperdiciar el Betis sus ocasiones para el 2-0, era de esperar que el Racing tuviera alguna para el 1-1. Como así fue, centro de Munitis desde la izquierda y cabezazo de Stuani, ganando en el salto a Dorado y Nacho y el lío que ya lo tiene el Betis servido. Siete puntos de diferencia pueden parecer muchos, pero pueden no ser nada si quien tiene que conservarlos es este Betis desvalido.

- Ficha técnica:

1 - Real Betis: Fabricio; Nelson, Dorado, Paulao, Nacho; Jefferson Montero, Cañas, Beñat (Salva Sevilla, m.63), Jonathan Pereira (Alex Martínez, m.65); Roque Santa Cruz (Jorge Molina, m.77) y Rubén Castro.

1 - Racing Santander: Mario Fernández; Francis (Martínez, m.66), Bernardo, Torrejón, Christian; Marcos Gullón (Munitis, m.56), Diop; Arana, Adrián González (Stuani, m.74), Edu Bedia; y Babacar.

Goles: 1-0, M.18: Santa Cruz. 1-1, M.78: Stuani.

Árbitro: Alfonso Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Amonestó a los locales Dorado (m.27), Nacho (m.88) y Paulao (m.91) y a los visitantes Christian (m.16), Marcos Gullón (m.33) y Edu Bedia (m.55).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Benito Villamarín ante 34.129 espectadores. Bronca final de los seguidores béticos a su equipo.  

 

  • 1